) .fn ( font-site: 150% ; color: #ffffff ; )

Translator

Astropsicología Holística

Todas las Entradas del Curso paso a paso...

Los Aspectos Dinámicos entre las Casas astrológicas

Casas Angulares: generan y liberan energía

La Oposición en las Casas 1-7: Para funcionar en una relación (7), es menester sacrificar cierto grado de identidad personal y de libertad (1). Una Oposición entre estas dos Casas da el enfrentamiento clásico entre la voluntad y el amor: hasta qué punto hacemos valer nuestra propia individualidad, y en qué medida nos adaptamos a lo que los otros necesitan o nos exigen. Existe el miedo de que, si nos adaptamos demasiado, podamos perder nuestra identidad; en cambio, si somos demasiado egocéntricos y exigentes, los otros no nos amarán.

La Oposición en las Casas 4-10: Aquí, el conflicto posible se da entre quedarse en casa, participando en la unidad familiar (4), y apartarse de la familia para poder establecerse en una carrera (10). El hombre abrumado por las responsabilidades de su carrera no tiene tiempo para estar con su familia, ni le quedan momentos libres para reflexionar sobre el significado más profundo de la vida. La mujer que tiene Oposiciones entre estas dos Casas puede verse desgarrada entre el deseo de ejercer una profesión y su role de esposa y madre. El niño que hay en nosotros (4) podría entrar en conflicto con el "comportamiento adulto" que se espera de uno en la vida profesional (10). Por ejemplo, un hombre de negocios no puede darse el lujo de "tener una rabieta" ante un cliente, si el trato que estaban por cerrar amenaza con desbaratarse al último momento. Nuestro condicionamiento temprano (4) influye sobre la forma en que más adelante funcionamos en la sociedad ¿Hemos sido de niños tan denigrados que sentimos que no tenemos nada para ofrecer a la sociedad? ¿O el niño que, rechazado, se repite tenazmente "ya verán" y está decidido a dejar su sello en el mundo? ¿Nuestros padres nos han mimado y sobreprotegido hasta tal punto que carecemos de las condiciones o del ímpetu necesario para aventurarnos simplemente fuera del hogar familiar? Estos problemas deben plantearse si hay Oposiciones entre planetas de las Casas 4-10.

La Cuadratura entre las Casas 1-4: Nacemos (1) como individuos únicos y separados, pero cabe preguntarse hasta qué punto la vida hogareña (4) apoya o aplasta a esa individualidad naciente. Quizás nos gustaría ser independientes y libres (1), pero (4) hay urgencias regresivas que nos inhiben, instándonos a permanecer dentro de lo que nos resulta seguro y ya conocido.

La Cuadratura entre las Casas 4-7: Con las Cuadraturas entre estas dos Casas existe la probabilidad de proyectar sobre la pareja los "asuntos inconclusos" relacionados con uno de los padres (comúnmente con el padre). Es frecuente que las pautas y modelos establecidos tempranamente en la vida (4) oscurezcan nuestra capacidad de ver con claridad a otras personas(7). Si hay Cuadraturas entre los planetas en estas dos Casas podría haber problemas para establecer un hogar (4) con el compañero o compañera (7). La capacidad para ser objetivo y justo con terceros resulta interferida por la acción de necesidades y complejos de orden infantil.

La Cuadratura entre las Casas 7-10: Pueden ponerse de manifiesto conflictos entre la carrera (10) y la relación (7). Es probable que la persecución de una carrera nos tenga tan ocupados que nos quede poco tiempo para relaciones intimas. El atractivo que presentemos para una eventual pareja (7) dependerá quizás de nuestra posición mundana (10). O bien es posible que alguien busque un compañero o compañera (7) que realce su propia situación social. Los problemas con la madre pueden interferir en la claridad de visión que tenga uno de su pareja.

La Cuadratura entre las Casas 1-10: Para realizar una carrera (10) es menester imponer una disciplina, cosa que invariablemente limita nuestra libertad personal y nuestra espontaneidad (1). Aquello que la sociedad aprueba y valida (10) puede imponer restricciones a lo que naturalmente nos inclina a hacer (1). Puede suceder que algo que la madre representa (10) inhiba la expresión del planeta emplazado en la 1. Es frecuente que nos etiqueten exclusivamente por lo que hacemos en el mundo (10), y no por otras cualidades que quizá tengamos (1).

Casas Sucedentes: estabilizan y concretan la energía

La Oposición en las Casas 2-8: Los conflictos se plantean entre lo que la persona posee y valora y lo que le es caro a otra persona. La 2 preserva y mantiene las formas, en tanto que la 8 demuele cosas para dejar lugar a algo nuevo. Renunciamos a nuestras fronteras (2) para fusionarnos plenamente con otro (8). La 2 ve el valor manifiesto de algo, mientras que la 8 mira por debajo de la superficie para detectar la significación oculta. La 2 tiende a deleitarse en los apetitos y necesidades corporales, en tanto que la 8 procura alcanzar el dominio de los procesos intuitivos.

La Oposición en las Casas 5-11: En la 5 creamos para nuestra propia satisfacción personal, como cuando diseñamos nuestro propio papel de cartas; en la 11 dedicamos nuestra energía a algo mayor que nosotros mismos, como seria diseñar un cartel anunciando una conferencia en nombre de un grupo del cual formamos parte. Otro problema podría ser si estamos dispuestos a dar a nuestros hijos o a nuestras obras de arte (5) la libertad de salir al mundo (11). Puede plantearse un dilema entre "lo que yo quiero hacer", y el consenso del grupo al cual pertenezco. ¿Le exijo que sean ellos quienes se adapten a mi (5) o acepto la opinión del grupo (11)?

La Cuadratura entre las Casas 2-5: Si hay Cuadraturas entre los planetas emplazados en la 2-5 pueden plantearse varios conflictos. La necesidad de seguridad y de contar con un ingreso regular (2) podrían interferir con el tiempo dedicado a actividades creativas y recreativas (5). A la inversa, es frecuente que el artista que se inicia o el actor sin trabajo (5) padezcan a causa de la falta de ingresos estables (2). Algunas personas que tienen Cuadraturas entre estas dos Casas derivan su sentimiento de poder, dignidad e importancia (5) exclusivamente de lo que tienen y poseen (2). A los hijos (5) se los puede tratar como si fueran posesiones (2) o vivirlos como un desagüe por donde se van nuestros recursos.

La Cuadratura entre las Casas 5-8: En la 5 nos gusta que nos vean como inteligentes, positivos, creativos y especiales. En esta Casa se asigna valor a las cosas que destacan el gozo y la dignidad de la vida. La 8 presenta los elementos más oscuros, intensos y destructivos que acechan en la personalidad. Si tenemos acentuadas estas dos Casas, es probable que nos encontremos trabados en fiera batalla entre las fuerzas oscuras y las luminosas de la psique. El tipo de crisis que se asocia con la 8 puede desorganizar temporariamente la espontaneidad y el entusiasmo por la vida, característico de la 5. Es probable que, en vez de sentirnos dueños de nuestra propia vida (5), nos veamos arrastrados por complejos inconscientes (8) a actuar de manera sobre las cuáles tenemos escaso control. La conquista sexual podría ser utilizada como medio de autoafirmación. En ocasiones, las Cuadraturas entre las Casas 5-8 pueden manifestarse como intensos conflictos con los hijos. La creatividad personal (5) se asocia con tensión emocional y frustración (8). Del lado positivo, hay periodos de renovación y depuración psicológica (8) que liberan la fuerza vital y le permiten expresarse con mayor pureza (5). También es dable adornar con una aureola de encanto (5) los excesos destructivos (8) tal como le sucedió con Rimbaud, el torturado poeta francés que tenia a Saturno en la 8 en Cuadratura con Neptuno en la 5.

La Cuadratura entre las Casas 8-11: La 11 puede tener la visión de una sociedad mejor, pero falta preguntarse si ha tenido debidamente en cuenta los complejos profundamente arraigados (8) que pueden obstaculizar la capacidad de las personas para relacionarse de maneras justas y objetivas (11). El niño rabioso y voraz que llevamos dentro (8) puede desbaratar nuestras relaciones con amigos o con grupos (11). El reformador social con Cuadraturas entre estas dos Casas puede estar animado por una convicción tal que cualquier medio justifique el logro de sus fines. En una amistad (11) pueden infiltrarse calladamente elementos sexuales (8). En pocas palabras, emociones altamente cargadas pueden impedir que nos relacionemos fácilmente con la unidad mayor que es la sociedad. Podrían plantearse conflictos entre nuestros ideales humanitarios, político y sociales (11) y los de nuestra pareja (8).

La Cuadratura entre las Casas 2-11: La 11 puede proponer objetivos tan liberales como la igual distribución de la riqueza, pero es probable que la 2, con su deseo de poseer personalmente las cosas, la contradiga. La necesidad de la 2 de establecer fronteras individuales, entra en conflicto con la urgencia de la 11 por lograr una pertenencia grupal más amplia. El idealismo de la 11 puede estar "fuera de contacto" con el carácter terrenal de la 2. De ello pueden seguirse problemas de tratos financieros (2) con los amigos (11). Seria posible que nos apegáramos hasta tal punto (2) al logro de ciertos fines y objetivos (11) que pusiéramos un exceso de fuerza en el intento de obtenerlos. También podemos aferrarnos con excesiva tenacidad (2) a determinadas ideas (11). En una dimensión más positiva, la 2 puede dar capacidad y el sentido práctico necesario para la realización de las esperanzas y los deseos de la 11.

Las Casas Cadentes: distribuyen, reajustan y reorientan la energía

La Oposición en las Casas 3-9:
En la 3 se nos describe la naturaleza de la mente analítica y concreta, en tanto que la 9 denota procesos de pensamiento más abstractos e intuitivos. La 3 ve las partes; la 9 mira primero al todo. Cuando se encuentran planetas en Oposición entre estas dos Casas, eso podría significar un buen equilibrio e integración entre ambos hemisferios del cerebro. Sin embargo, en ciertos casos, la Oposición podría denotar una persona que recopila hechos (3) y que después saca de ellos conclusiones erróneas (9). Las montañas están hechas de toperas o, a la inversa, una persona puede adherirse a cierta creencia o verdad (9) y a partir de ello interpretarlo todo (3) exclusivamente a la luz de estos principios. Dicho de otra manera, que se distorsionan los hechos para demostrar algo. La 3 puede esforzarse durante muchas semanas en preparar una conferencia, asegurándose de que cada palabra expresa el significado exacto que se propone darle. El o la conferenciante de la 9 preferirá, en cambio, esperar a ver qué tal es el público, en la confianza de que, intuitivamente, ya sabrá qué decir cuando llegue el momento. En ocasiones, con la Oposición 3-9 se da la sensación persistente de que es más verde la hierba que crece del otro lado de la valla.

La Oposición en las Casas 6-12: La 6 examina las mil y una formas de la existencia relativa, escudriñando en detalle la manera en que una cosa difiere de otra. La 12, sin embargo, abarca la esencia de una cosa, es decir, no cuánto pesa o mide, sino cómo "se la siente". La 6 es selectiva y discriminatoria, y define cuidadosamente los limites; la 12, caracterizada por su empatía y su carácter omnímodo, es una demoledora de fronteras. La 6 es pragmática y lógica, y le preocupan las realidades cotidianas de la vida; la 12 aspira a trascender todo lo que es mundano, y tiene conciencia de los matices incognoscibles, fugitivos y misteriosos de la existencia. La 6 planifica la vida, la 12 fluye con ella. Las Oposiciones entre estas dos Casas destacan estos enfoques contrastantes de la vida, pero proporcionan una mayor oportunidad de lograr una síntesis de los diversos modos de ser. También se manifiestan a veces en dolencias físicas que son de origen psicológico. Los reencarnacionistas creen que ciertos problemas de salud (6) pueden ser consecuencias del comportamiento en vidas anteriores (12). Por ejemplo, si un hombre ha comido y bebido en exceso en una vida previa, es probable que en éste nazca con alergias a ciertas comidas, que le obliguen a prestar más atención a lo que ingiere. O una persona que en una vida pasada haya mirado a sus prójimos con desdén puede encontrarse con que en ésta es excepcionalmente alta. O también puede ser extraordinariamente baja, para que llegue a saber cómo se siente alguien a quien miran con altanería. En todo caso, con las Oposiciones entre la 6-12 puede ser difícil diagnosticar los origen de la mala salud, al derivarse ésta de una fuente cuya localización no es demasiado clara.

La Cuadratura entre las Casas 3-6: Aquí tenemos ligados las dos caras que en forma más directa se relacionan con los procesos del cerebro izquierdo, racional y lógico. Hay tendencia a un excesivo trabajo mental. A la 3 le gusta saber un poco de todo, en tanto que la 6 quiere saber tanto como sea posible sobre una pocas cosas. Sumando ambas, tendremos a alguien que quiere saber todo lo posible sobre todo. Quien tenga planetas en la 3 y en la 6 puede llegar a analizar algo hasta el punto de hacerlo desaparecer. Llevado a un extremo, este nativo podría ser una persona capaz de insistir en que la única diferencia real entre Otelo y Hamlet es que en cada tragedia las letras del alfabeto están dispuestas en un orden diferente. Como característica más positiva se da generalmente la búsqueda de información (3) con el fin de usarla en forma práctica (6). Puede haber múltiples desacuerdos de detalles y grandes discusiones sobre la forma precisa y adecuada en que se debe hacer algo. Por ende, es común que quienes tienen la combinación 3-6 no permitan que nadie se salga con la suya mostrándose demasiado abstracto, vago o caprichoso. Cuando hay Cuadraturas entre estas Casas, es posible que los problemas de salud (6) afecten tanto la movilidad física como al claro funcionamiento de la mente (3). En ocasiones, los conflictos que han quedado sin resolver con los hermanos (3) vuelven a aflorar en forma de problemas con los colaboradores (6).

La Cuadratura entre las Casas 6-9: La combinación de la naturaleza expansiva de la 9, siempre en busca de la verdad, con la mentalidad mundana y práctica de la 6 puede producir un alma inquieta que va de una preocupación a otra en búsqueda constante de algo que la satisfaga totalmente.  El problema es que por lo común se encuentran con que, sin saber cómo, aquello sobre lo cual han puesto todas las esperanzas los defrauda. Cuando eso ocurre, empiezan a perseguir fervorosamente otra cosa, con la misma convicción perdurable de que, de eso que buscan, lo obtendrán "todo". En vez de procurar que una sola cosa represente toda la verdad, se le tendrían que aproximar pensando que en ella podrán encontrar alguna versión o ángulo de la verdad. Dicho en otras palabras, se trata de no seguir presionando a una cosa para que sea todas las cosas. De este modo, estos nativos podrán encontrar algo más que les ofrezca un nuevo fragmento de la verdad, y otras formas de realización. Y así no estarán exponiéndose a una total desilusión si uno de los focos de su atención no les proporciona toda la nutrición que esperaban. Históricamente, se puede ver la Cuadratura entre la 6-9 en el conflicto entre los modos inductivos de la investigación científica (6) y el tipo de conocimiento que se genera en las creencias y la fe religiosa (9). La tensión 6-9 se manifiesta también en aquellas formas de la discusión teológica que se centran en saber exactamente cuántos ángeles pueden bailar sobre la cabeza de un alfiler. Las escrituras (9) pueden ser interpretadas en un estilo fundamentalista: hay que ajustarse exactamente a las leyes y rituales para asegurarse de que hasta el más humilde de los aspectos de la existencia (6) participa de la sagrado o se cumple de acuerdo con la ley superior (9). Está también la capacidad de percibir la significación cósmica (9) hasta en los detalles mínimos de la vida (6) con ocasión de viajes (9), o pueden multiplicarse las diferentes opiniones con parientes políticos (9) sobre el manejo de los asuntos de la vida cotidiana (6).

La Cuadratura entre las Casas 9-12: En este caso tenemos dos Casas de naturaleza expansiva en relación recíproca. A ninguna de las dos esferas le gustan las fronteras ni las limitaciones, y es probable que quienes tengan planetas en estas dos Casas no se sienten muy cómodos dentro de los limites de una existencia terrena. Generalmente, predomina el interés en cuestiones filosóficas o religiosas: en los casos extremos, son individuos que viven en un mundo de símbolos, sueños e imágenes, sobreviviendo entre una y otra experiencia cumbre y, con frecuencia, olvidándose por completo de que tienen que ir al dentista. Es probable que tengan una fuente interminable de inspiración transpersonal, pero que carezcan de medios para expresar o relacionar su visión con la vida cotidiana. Su poca inclinación al pensamiento analítico los lleva a tragarse entera su creencia, que entonces viven fervorosamente hasta que vuelven a esculpirla y van en busca de algo nuevo para repetir el proceso. Entre ellos hay quienes se desorientan en exceso y caen en delirios de ser otro Napoleón o un nuevo Cristo, hasta tal punto de terminar en instituciones de salud mental (12). En una orientación más positiva, quienes tienen muy acentuadas esta Cuadratura sirven para abrir los ojos de otras personas a realidades que trascienden los limites del conocimiento del pensador típico de las Casas 3-6. Hay diferencias en cómo enfocan las 9-12 lo referente al "entendimiento superior". La 9 cree que es posible conocer y comprender las pautas y principios básicos que rigen la vida. La 12 percibe algo que, con frecuencia, siente como insondable y más allá de todo conocimiento. La 9 se interesa principalmente por escalar nuevas cumbres; la 12 encuentra inspiración no sólo en las alturas, sino también en las profundidades; el éxtasis y el dolor, la bienaventuranza y el sufrimiento, se hallan íntimamente conectados. En un nivel más terrenal, puede haber una avidez extraña e inexplicable de viajar a diferentes países, y un peligro de prisión (12) acecha en tierra extranjera (9).

La Cuadratura entre las Casas 3-12: En términos generales, la 12 es la mente inconsciente y la 3 la consciente. La 12 es el dominio de lo que está oculto y es invisible, en tanto que la 3 percibe lo que es inmediato y accesible en el medio. Una acción o un anunciado pueden ser evaluados al pie de la letra (3), o bien se puede sentir que están haciendo de cobertura para sentimientos o motivaciones no tan evidentes (12). Es lo que, en psicología, se conoce como "metasignificado". La 3 observa las acciones y encuentra el sentido de las palabras, pero la 12 "sintoniza" con otros niveles de lo que se está diciendo o haciendo, y es sensible a ellos. La combinación 3-12 percibe al mismo tiempo muchos niveles de la realidad. Esto confiere al individuo ya sea una intuición impresionante de personas o situaciones, o una gran confusión mental. ¿Debe creer lo que oye y ve, o lo que siente y percibe? Este tipo de mensajes mixtos no es excepcionales entre hermanos (3). En general los mayores sienten ambivalencia hacia el más pequeño: saben que se espera de ellos amor hacia el bebé, pero dentro de si encuentran también celos y sentimientos destructivos. El hermanito percibe que el niño mayor lo trata con bondad, y sin embargo siente que entre ellos circula algo menos placentero. Cuando hay Cuadraturas entre estas dos Casas la capacidad de tomar decisiones o para percibir con claridad la vida puede quedar alterada por complejos profundamente arraigados en el inconsciente. Es necesario examinarlos y hacer una depuración de ellos mediante un análisis consciente (3) de las imágenes y fantasías que acechan por debajo del nivel superficial de la psique (12).


            
               
                     Om Tat Sat