) .fn ( font-site: 150% ; color: #ffffff ; )

Translator

Astropsicología Holística

Todas las Entradas del Curso paso a paso...

Júpiter en los Signos

Júpiter representa la sociabilidad y va más allá de lo estrictamente personal. Está relacionado con los viajes, la comprensión holística, la filosofía y las creencias religiosas. Júpiter tarda aproximadamente un año en atravesar cada uno de los Signos del Zodiaco, lo que significa que todas las personas nacidas en ese tiempo tendrán a Júpiter en el mismo Signo. El Signo en el que se encuentra Júpiter en el mapa natal describe la forma en que la persona busca comprender la vida y cómo expresa sus creencias ya sean morales, espirituales o intelectuales. Júpiter es el planeta más grande del sistema solar y tiene su propio cosmos de lunas orbitando a su alrededor. Representa el impulso del conocimiento intelectual, filosófico y religioso. Se dice que trae buena fortuna y su influencia es aumentar el efecto de todo lo que tiene contacto con él. Júpiter está relacionado con la ley, la autoridad moral y nuestra actitud ante estos asuntos. Trae el fuerte deseo de ampliar conocimientos y la tendencia de tener fuertes opiniones y convicciones. Júpiter tarda doce años en recorrer la órbita alrededor del Sol y por eso está un año en cada Signo. En consecuencia, su influencia en el horóscopo es más colectiva que personal. El Signo en que está Júpiter representa las influencias culturales y los impulsos sociales para expandirse y mejorar. La Casa en la que está Júpiter revela dónde habrá buena fortuna y expansión en tu vida personal. La posición en esta Casa indicará el área específica en tu vida en que ampliarás tus puntos de vista y conseguirás más conocimientos. Esta área generalmente te traerá mucha suerte. Los aspectos que forma Júpiter muestran una característica de tu identidad psicológica donde la necesidad de expansión, influencia y conocimiento es primordial. Estos aspectos muestran los impulsos personales específicos donde es más intensa la búsqueda de sabiduría.


Júpiter en Aries: Mucha iniciativa personal y valor. Son personas fuertes que no se rinden fácilmente. Entusiastas, optimistas, confiados y convencidos de sí mismos. Firmes en sus creencias. Da una mente espiritual, enérgica y ambiciosa, siempre sobre aviso y alerta para ver métodos nuevos y progresivos utilizables para el progreso del trabajo del mundo, haciendo a estas personas precursores verdaderos, ni muy conservadores ni muy impulsivos, sino precavidos y de una disposición simpática, sincera, honrada y digna de confianza, inclinada un tanto hacia la vida religiosa. Da también este aspecto alguna capacidad literaria y atracción hacia los juegos del campo con popularidad en los círculos sociales y financieros. Pero si Júpiter está tensionado la mente no es tan conservadora y tan bien equilibrada, teniendo la tendencia a ejecutar actos impulsivos y precipitados, estando indicados la importancia y el mal humor, pero bajo circunstancias adversas con la consecuente pérdida de estimación y popularidad. Esta ubicación indica la capacidad de liderazgo en los asuntos relacionados con el conocimiento superior. Cuando se trata de las inclinaciones naturales de Júpiter como la filosofía, la educación y otros asuntos espirituales, eres un buen estudiante y un profesional innovador. Eres muy creativo en estos asuntos, decidido a hacer cambios y mejoras. Eres energético y emprendedor, que posee mucho amor propio. Eres independiente, y debido a tu deseo de ir por tu cuenta, debe hacer bien en trabajar en tu propio negocio. Tendrás la capacidad de atraer a muchas de las cosas buenas de la vida a una edad temprana. Hay una tendencia, sin embargo, ser demasiado confiado y descuidado con el dinero y los negocios. La naturaleza impulsiva reemplaza el práctico sentido común cuando Júpiter está en el Signo de la acción. Júpiter en Aries atrae la buena fortuna cuando inspira a los demás o tomar una posición de liderazgo. Tienen el talento para atraer a muchas de las cosas buenas de la vida a una edad temprana. Ellos son el modelo de coraje y entusiasmo. Lo hacen bien cuando se pueden hacer nuevas innovaciones. Su lujuria por la vida los lleva a buscar lo que desean. Ellos ven todo como una puerta abierta a la oportunidad. No están en contra de usar un poco de agresividad para conseguir su oportunidad. La tolerancia, la generosidad y el oportunismo son parte de su perfil. Tienen tanta fe en sí mismos que no tienen miedo de ir hacia sus metas que pueden ser más grandes que la vida, y son poco de temerarios. Se identifican tanto con sus propias creencias y percepciones que pueden enfadarse si otros no están de acuerdo con ellos. Júpiter en Aries es bueno para hacer sus propias oportunidades. Hacen todo lo posible la hora de tomar riesgos calculados y pensar en grande. Confiables y honestos, son optimistas y les encanta mejorar sea lo que sea. Cuando trabajan en sí mismos, aumentan su suerte. Esto a su vez conducirá a una vida mejor. Ellos son emprendedores, directos y aprecian la independencia. Júpiter en Aries añade emoción dondequiera que vayan, e inspiran a otros a seguir su ejemplo. Les gusta viajar, y ama los nuevos retos que los demás piensan que son imposibles. Son dinámicas y vigorosas. Son excelentes estudiantes y profesionales de la filosofía, la espiritualidad y la educación. El problema de Júpiter en Aries puede ser un exceso de confianza o descuidado con sus finanzas o negocios. Son impulsivos y esto se puede superar su sentido común. Cuando están fuera de control, pueden  volverse snobs y ávidos de aprovechar las circunstancias. Si aprenden autocontrol, puede aumentar su buena fortuna. La riqueza y el poder vendrá de una manera positiva cuando aprenden a tratarlos con prudencia.

Júpiter retrógrado en Aries: Aquí, el individuo se siente más a gusto en la primera fase del proceso retrógrado (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora), en donde la expansibilidad de Júpiter satisface la necesidad de una esperanza futura. La dificultad reside en que el individuo se enfrenta a cada nueva situación con ideas preconcebidas sobre cómo será. En consecuencia, tiende a intentar controlar las circunstancias de su vida antes que dejarse llevar por cada nueva experiencia. Con esta posición, existe una gran sed de revivir el pasado, mientras el individuo se convence de que está moviéndose hacia el futuro. Con frecuencia existe un fuerte sentido de honradez consigo mismo que impregna la mayoría de su pensamiento, acompañado por un gran espíritu de libertad en el nivel más instintivo. El individuo se esfuerza en respetarse a sí mismo y tiende a juzgar a los demás, a quienes considera de un valor moral inferior al suyo. Puede volverse tremendamente testarudo cuando llega a una identificación religiosa o espiritual y a veces se equivoca al clasificar a los individuos de acuerdo con las filosofías que siguen. Posee una inquietud interior que le empuja a probar todo aquello que aún no ha experimentado. También puede ser ingenuo como un niño, sin ver globalmente la situación o circunstancia en la que se encuentra. Cuando ve el cuadro en su totalidad, a menudo tiene que retroceder. Este tipo de conducta es extremadamente difícil para el matrimonio, ya que brinda poca estabilidad a la pareja. Kármicamente, el individuo está aquí para aprender sus propias verdades en los niveles más básicos. Prosigue con la lección de que ser honesto consigo mismo es la clave de su mayor seguridad.


Júpiter en Tauro: Enfocan la vida de una manera práctica, aplicando sus creencias a lo cotidiano. Su crecimiento personal está relacionado con los bienes materiales y van en busca de la estabilidad y la seguridad que éstos les aportan. Los placeres de la vida son para ellos algo fundamental y necesario para el ser humano en general. Cuando está bien aspectado, da una naturaleza eminentemente extravagante, sino más bien conservador e inclinado a estudiar los méritos de cualquier proposición que se le haga antes de abrir su mano para favorecerla. Por otra parte es absolutamente hacia aquellos que están cerca del nativo y le son queridos. En su hogar y familia son todos uno. Cuando Júpiter está afligido en Tauro inclina hacia gastos extravagantes exhibitorios, en ostentación y para la satisfacción de la naturaleza inferior. Tales personas son grandes gastrónomos, aficionados a los alimentos ricos y sabrosos que satisfacen el paladar. Otros experimentan a menudo dificultades financieras con los acreedores, así como también aquellas enfermedades que son resultado lógico de un exceso de indulgencia con sus apetitos. Esta colocación de Júpiter indica un estable y beneficioso uso del dinero y los recursos.  Sientes que la acumulación de riqueza es importante para proporcionar el alto nivel de vida si así lo desea. Dado que normalmente puede atraer a  todo lo que necesita, tiendes a vivir bastante bien. En los negocios, eres constante y paciente porque puedes ver las cosas de manera práctica y llevar los negocios a buen término, pero no te gusta ser empujado o dirigido. Eres muy conservador y ortodoxo en la mayoría de tus puntos de vista. Júpiter en Tauro atrae la buena suerte cuando siguen su naturaleza de ser generoso y paciente. Son prácticos, tienen suficiente discriminación para hacer bien las cosas. No les gusta el riesgo, pero aprecian los esfuerzos del duro trabajo en la dirección y objetivos que quiere alcanzar. Los resultados son lo que les importa. Júpiter en Tauro disfruta de estar en la naturaleza. Les renueva. Ellos son buenos con los niños y los animales y tienen talento artístico para crear belleza a su alrededor. Les encanta un entorno de lujo, y quieren la comodidad de la abundancia y la seguridad. Utilizan todos sus sentidos para disfrutar de la vida. Tienen un gran sentido del humor, y es estable, y normalmente utiliza su dinero y los recursos para beneficiar a otros o sí mismos. Pueden ser un poco terco, pero tienen la capacidad de ver el panorama general, así como de construir el imperio se imaginan. No les gusta ser empujado. Júpiter en Tauro sabe cómo cultivar la seguridad financiera. Son buenos en los negocios y saben cuándo empujar su suerte lo suficiente para ganar más. Cuanto más seguros se sienten, más afortunados que son. Deben aprender a no excederse si así lo desean. De hecho, cuando Júpiter en Tauro atrae la riqueza y el éxito, tienen que utilizarlo con sabiduría y generosidad para que siga atrayendo más. Incluso si nunca han vivido en el país, hay algo pastoral sobre ellos. Su sentido práctico y terrenal sólo los hace parecer muy rurales. Son hogareños que aprecian la colocación de sus raíces en su sitio, especialmente si consideran que el suelo es suficientemente rico como para apoyarlos en su seguridad.

Júpiter  retrógrado en Tauro: El individuo se encuentra más cómodo en la tercera fase del proceso retrógrado (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), donde puede reflejar todo lo que ha acumulado a lo largo de su vida. Concentra mucha energía en demostrar que siempre tiene razón. Eso hace que le resulta difícil adaptarse a la forma de pensar de otras personas. Justifica continuamente su conducta y tiende a mantenerse fijo en sus filosofías, así como a agarrarse firmemente a sus antiguos conceptos. A menudo se gana la vida mediante oficios que hoy se consideran artes casi olvidados, tales como los de calderero, linotipista, calafateador o encuadernador. Otros le ven como alguien que tiene un problema de ego relacionado con sus expectativas irreales de la vida. Es importante para él sentirse dominante y se engaña a sí mismo de muchas maneras mientras sigue pensando que tiene el control de las circunstancias de su entorno. Así, vive en un mundo que ha interiorizado y, en consecuencia, cae en la ilusión de pensar que todo control sobre sí mismo es, de hecho, el que ejerce sobre los demás. Cuando cree estar juzgándoles en realidad se está juzgando a sí mismo. Existe mucho descontento centrado alrededor del mundo material, puesto que el individuo sigue pensando que debería hacer más de lo que verdaderamente está haciendo. De este modo, existe una tendencia a ponderar sus logros en relación a los de la gente que le rodea, y eso sólo hace más difícil que pueda encontrase a sí mismo. Ilumina su karma cuando comprende que las mayores verdades vienen a él de la forma más espontánea y sólo en los momentos en que no trata de impresionar a los demás o que se esfuerza demasiado.


Júpiter en Géminis: Son personas con poder de persuasión. Necesitan adquirir información y conocimientos y comunicar lo que aprenden. La comunicación es imprescindible para ellos, es su forma de estar en conexión con la humanidad. Mucha curiosidad intelectual. Cuando está bien aspectado, da capacidad literaria de clase elevada, y si esta inclinación está favorecida por la necesaria educación, el éxito en esta línea de esfuerzo llega seguro. Excelentes relaciones públicas, también pueden ser buenos periodistas, locutores, etc. Esta posición también proporciona cierta capacidad para inventar, gusto por las matemáticas y una atracción hacia el ocultismo. Júpiter en Géminis, indica que el viajar proporcionará tanto placer como provecho y da una disposición honrosa, cortés y amistosa. Pero si Júpiter está tensionado, la persona se ve expuesta a dificultades durante sus viajes a los cuales escapará milagrosamente; también tendrá inconvenientes legales y religiosos, así como dificultades con los hermanos y con parientes cercanos.  Tu mente es muy abierta a nuevas ideas y te beneficias considerablemente de tu capacidad para comunicarte abiertamente de tu experiencia adquirida en los viajes. Intelectualmente, tiendes a probar una amplia gama de temas con curiosidad insaciable, centrándote con cierto esfuerzo de forma importante en cualquier área, y si haces el esfuerzo puede que tu conocimiento sea a veces un poco superficial. Sin embargo, eres una persona interesante para tener cerca. Tu espíritu inquieto puede hacer difícil que te concentras en la acumulación de riqueza. Gran parte de tus esfuerzos están más orientados hacia la acumulación de estatus intelectual. Júpiter en Géminis encuentra su suerte cuando utilizan su ingenio natural y su curiosidad innata. Son mariposas sociales, y esto les puede beneficiar en gran medida con nuevos contactos y conocidos beneficiosos. Son versátiles, y pueden poner su mano en cualquier cosa al instante y a gusto. Júpiter en Géminis es un aventurero intelectual aventurero. A ellos les encanta aprender, y generalmente son de mente inteligente. Tienen la habilidad de ver todas las partes de una discusión, y esto puede ser una suerte para ellos porque pueden permanecer neutrales. Se mueven con un ritmo rápido en los ambientes de constante cambio. Su capacidad para absorber tanta información les ayuda a formar su propia buena fortuna, ya que la información podría ser útil en cualquier momento. Ellos quieren difundir sus ideas al mundo, por lo que son perfectos para las carreras en la escritura, la música, del espectáculo, la enseñanza o el cuidado de los niños. Las ideas son sus acciones en el comercio. Su capacidad para comunicarse abre nuevas oportunidades que podrían ser más difícil para otras personas sin este don de la palabra. Son inquietos, y es difícil que puedan concentrarse en cualquier tarea por mucho tiempo, aunque la acumulación material es menos importante para él que su condición intelectual. Júpiter en Géminis está dotado para la multitarea y también son buenos con los idiomas. Su inteligencia es difícil de pasar por alto. Pueden encontrar la buena fortuna a través de enseñar a otros, la presentación de ideas a través de conferencias o escribir, y aprender todo lo posible. Pueden estar implicados en la publicación, radiodifusión, las telecomunicaciones o en los viajes cortos de negocio. Realmente les gusta viajar y aprender cosas nuevas. Para llegar a ser incluso más afortunado, deben aprender a valorar las necesidades físicas y emocionales de sí mismos y de quienes les rodean. El problema más grande de Júpiter en Géminis es que pueden hacer juegos malabares con todas las oportunidades que tienen ... ¡y no quieren perder ninguna!

Júpiter retrógrado en Géminis: Ésta es una de las posiciones más difíciles para Júpiter retrógrado, puesto que en ella se enseña al individuo a unificar sus mentes superior e inferior tras mucho tiempo de conflicto entre ambas. Está acostumbrado a basar sus filosofías de la vida en ideas de otras personas. Así, ha aprendido a separarse conscientemente de su propia verdad, mientras que sus valores filosóficos y sus ideas se ven fuertemente influenciadas por cuantos le rodean. Absorbe las ideas de unos y otros sin llegar a comprender cuál es la válida para él. Cuando se siente inquieto durante la tercera fase del proceso retrógrado (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), en la que acepta las verdades de otras personas, se impacienta para redistribuir cada fragmento de información que ha aprendido entre aquellos que está a punto de conocer. Durante la primera fase (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora), proporciona tanta información como desinformación, porque no se toma el tiempo necesario para seleccionarlo por sí mismo. En esta vida, debe aprender a orientar sus ideas y preferencias y ver cómo las usan los demás. A menudo es un observador de las vidas de los demás que discurren a través de él. Eso le frustrará hasta que aprenda a adquirir una perspectiva práctica de la vida, distinguiendo cuáles no debe hacer caso por no ser aplicables. La mayoría de ellos tienen que procurar no forzar a los demás a pensar como él, ya que su mayor problema es la tendencia a creer que sus actitudes son las más adecuadas para aquellos a quienes cree que debe enseñar.


Júpiter en Cáncer: Personas sensibles, cariñosas, protectoras y compasivas con los demás. Muy ligados a la familia y a sus tradiciones, necesitan un ambiente familiar sereno donde reine la armonía. El crecimiento personal está ligado con los valores y creencias tradicionales y el cuidado de las personas que ama. El efecto total de Júpiter tanto para el bien como para el mal nunca se manifiesta en la mitad de la vida y este es especialmente el caso cuando está colocado en Cáncer. Cuando está bien colocado da una disposición excesivamente bondadosa y cortés que hace que estas personas estén en paz con todo el mundo, estando además dotadas de una imaginación viva y fructífera, un soñador de sueños utópicos y amante del ocultismo y del misticismo. Hay también, no obstante esto, un lado práctico en la naturaleza de estas personas que las hace ambiciosas para alcanzar éxitos mundanos y afortunadas en sus inversiones en casas, tierras o minas, de modo que acumularán riquezas y estarán bien acomodadas, especialmente después de pasar la mitad de la vida. Estos aspectos indican también que la persona puede recibir mucha ayuda de sus padres durante su vida y una herencia después de su muerte. Júpiter en Cáncer hace a la persona muy aficionada a los placeres de la mesa, pero si está bien aspectado el nativo se mantendrá dentro de los límites y la salud no sufrirá. Si, no obstante, Júpiter está tensionado, inclina a una glotonería desordenada que generalmente corrompe la sangre y causa las enfermedades, trata de evitar el apego a algunos alimentos. Esta colocación de Júpiter sugiere que tienes una comprensión profunda de los principios morales más importantes de la vida. Este entendimiento fue inculcado a una temprana edad por tus padres. A medida que maduras, estos rasgos de generosidad y bondad se convertirán en una parte de tu expresión básica. Hay un aspecto infantil asociado con esta posición. La seguridad es primordial para ti y los tuyos. Es probable que acumules riqueza, porque eres muy cuidadoso acerca de cómo gastas tu dinero. Júpiter en Cáncer atrae la buena suerte cuando sea de carácter benéfico, simpático y reconfortante. Cuando ellos usan su energía para ahorrar y acumular, más viene a ellos. Son intuitivos, y si dejan que estos sentimientos les guía atraerá a mucha buena suerte, y siempre que use su imaginación, les ayudarán a triunfar. Júpiter en Cáncer tiene el don de hacer que la gente se sienta cuidada. Pueden crear un ambiente familiar en cualquier lugar. Ellos realmente saben cómo aprovechar al máximo lo que tienen. Tienen un talento para la detección de las corrientes emocionales alrededor de ellos y sentir cuando los demás se sienten vulnerables. Son ambiciosos, y son guiados por su intuición y por sus emociones. Son excelentes curanderos. Pueden ser artísticas, ya sea con las artes tradicionales o con alimentos o de negocios. Tienen una excelente memoria, sobre todo para la familia y la historia. La seguridad es muy importante para ellos. Es probable que construyan un nido confortable, siendo cuidadoso con sus gastos. Júpiter en Cáncer puede tener buena suerte si se ocupa de la casa o de la alimentación, así como la restauración u otras áreas relacionadas con el hogar. Sobresalen en cualquier cosa donde nutren a los demás de alguna manera. Es posible que necesiten algo de ayuda para superar sus cambios de humor o aferrarse demasiado a los antiguos valores que ya no sirven. Júpiter en Cáncer es generalmente sociable y amistoso. Por lo general no tienen problemas para alcanzar el éxito material. Al compartir sus ideas, por lo general mezclan sus filosofías con sus propias experiencias personal. El problema de Júpiter en Cáncer puede ser que tiene miedo de cualquier cosa que no es familiar. Tienen que superar esto y llegar a los que les rodean, que lo sean o no.

Júpiter retrógrado en Cáncer: Aquí, el individuo se encuentra más cómodo en la tercera fase del proceso retrógrado (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), donde sigue tratando de volver a desarrollar los rasgos infantiles de su pasado. Vive la vida con un tipo de inocencia que le hace creer que no es sofisticado. Así, tiene grandes dificultades durante la vida adulta porque vivir el presente tiende a arrancarlo de un período de tiempo que pudo haber representado una mayor libertad en su realidad cotidiana. Su concepto de la verdad siempre ha sido más emocional que mental, y por consiguiente no responde bien a razones, sino que en su lugar trata de desarrollar todos sus conocimientos a partir de sus emociones. Esto enfatiza sus características infantiles. Durante la etapa adulta, existe una tendencia a limitar las cualidades expansivas de Júpiter dentro de los confines de anteriores experiencias. Cuando las energías del planeta intenta expandirse, el individuo siente la necesidad canceriana de encerrarse. Mientras tanto, el movimiento retrógrado de Júpiter empuja todo este conflicto no sólo hacia adentro sino también hacia atrás, hacia el pasado. Así, la persona atraviesa un conflicto emocional y mental al mismo tiempo. Sus recuerdos son a menudo exagerados, ya que intenta corregir todas las situaciones anteriores en que no se expresó completamente. Y tiende a repetir sus experiencias como si por la sola repetición se sintiese más seguro de la corrección de su conducta del pasado. Todos los conocimientos de la mente superior de su vida anterior se ponen a prueba, puesto que se lo pide que lo viva a nivel emocional. Por eso debe aprender a creer firmemente y a actuar según sus propias verdades.


Júpiter en Leo: Personas orgullosas y seguras de sí mismas. De creencias muy profundas, pueden llegar a expresarlas de una forma algo dramática o teatral. Su crecimiento personal depende de la admiración y el reconocimiento por parte de los demás, que les aporta confianza en sí mismos. Da una naturaleza ciertamente noble, combinada con bondad y coraje, confianza propia y lealtad; compasiva, misericordiosa y justiciera. Indica, en resumen, un modelo de virtudes que no halla quien lo supere. Da una abundancia de vitalidad y una constitución fuerte de modo que el nativo es un caudillo tanto física y moral como espiritualmente, sin que en ningún momento estas personas estén contentas en seguir el dictado de nadie. Estas personas anhelan empleos de confianza y responsabilidad, cuanto más elevados mejor. Siempre son ecuánimes en todas las ocasiones y nunca abusan de la confianza que se ha puesto en ellas. Tales personas tienen una cultura y refinamiento innato, son aficionados a todas las cosas que tienden a la elevación de la humanidad. Son religiosos y sinceros; seguros de vencer y de ganar el reconocimiento, así como de tener éxito por medio de sus inversiones especulativas. Cuando Júpiter está tensionado en Leo la persona se vuelve muy sensual con una afición anormal hacia los placeres y sujeta a pérdidas por inversiones especulativas y juegos. Esta colocación de Júpiter sugiere optimismo, confianza en uno mismo, creatividad abundante y  generosidad. Tu actitud inspira confianza y dignidad y proporciona excelentes cualidades de liderazgo. Esperas que te aprecien y te admiren por tu benevolencia, y  puedes parecer un poco ofendido cuando nadie te entiende. Júpiter en Leo atrae la suerte cuando son generosos e inspiran a los demás a su alrededor. Tienen que presentarse con dignidad y sinceridad, y es un esfuerzo muy grande dejar su ego por el camino. Prosperan cuando pueden ser creativos, como en el campo del entretenimiento, o que trabajan en el recreo con niños. Júpiter en Leo tiene fuertes opiniones y creencias. Pueden tomarlo como algo personal cuando otros no están de acuerdo con ellos. Son buenos para hacer sus propias oportunidades y lo que mejor saben hacer es tomar riesgos calculados con confianza. Se sienten atraídos por personas interesantes. Las vacaciones, el romance y las celebraciones renuevan su espíritu. Ellos pueden tener talentos en las artes, el teatro, la enseñanza o como un líder de la comunidad. Ellos brillan cuando son el centro de atención, y los encontramos tan confiados en sus virtudes cultivadas. Son optimistas y disfrutan de una constitución sana. La gente confía en ellos. Júpiter en Leo podría apostar demasiado alto, y puede que se ofende automáticamente cuando el respeto y la admiración que sienten que merecen les es negada. Pueden ser un poco melodramáticos y jugar a la audiencia un poco más, pero es por esto que la gente los ama. Su carisma les trae buena fortuna. El entusiasmo que muestran atrae el éxito y la atención donde quiera que vayan. Es posible que tienden a exagerar. Digno y honrado, Júpiter en Leo necesita algo de honor y estatus social para sentir autoestima. Ellos tienen un buen sentido del humor y siempre están abiertos a explorar cosas nuevas.  Son autosuficientes, valientes y llenos de vitalidad.  Por otra parte, pueden llegar a ser extravagantes y egocéntricos.

Júpiter retrógrado en Leo: Aquí, la primera fase (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora) representa la experiencia más cómoda, ya que el individuo puede comunicar a los demás sus ilusiones por la vida. Al mismo tiempo, existe la tendencia a residir en su propio orgullo de tratar de vivir una vida moral. Puede ser brusco con los demás, interrumpiendo a menudo sus procesos de pensamiento cuando desea que le escuchen. Ésta es la clase de individuo que piensa que puede enseñar a todo el mundo cómo vivir. Le gusta creerse noble y, en realidad, puede que haya vivido una vida anterior en la que haya desarrollado esta característica, apoyándose en una poderosa idea o principio. Le gusta sentir que todo lo que hace en la vida simboliza progreso. Por ello sigue adoptando una postura cómoda para incrementar la cantidad de todo lo que cree que merece la pena. Le atraen todos los aspectos de la vida que tienen la apariencia de una recompensa. Dado que es tremendamente independiente, no acepta consejos de los demás, pero los escucha, y en algún momento del futuro se dará cuenta de las verdades que le han dicho. Uno de sus puntos débiles es su prisa por llegar a conclusiones durante la primera fase, mientras que sólo tiene que reevaluar sus juicios más tarde. Esto sucede porque la naturaleza personal de Leo bloquea a menudo la consciencia impersonal de la mente superior de Júpiter. Esta persona puede estar más desconectada de su verdadera naturaleza de lo que piensa. Su filosofía y su visión de la vida tiende a ser diferentes de las de quienes le rodean, y es importante para él aprender que las cosas pueden ser distintas sin que se las califique de buenas o malas. Cuando el exagerado ego que tan a menudo acompaña esta posición empieza a disminuir, el individuo será capaz de experimentar una de las más bellas visiones cósmicas del universo. 


Júpiter en Virgo: Para estas personas el sentido de la vida radica en ser útiles a los demás. Son serviciales, entregados, y su crecimiento personal va más allá de las propias necesidades. Tienen un amplio y desarrollado sentido de la ética. Perfeccionistas, analíticos y extremadamente detallistas. Da una naturaleza precavida, analítica y práctica, con una facultad certera para distinguir entre lo aparente y lo real, para separar la verdad del error y para llegar a los hechos. Estas personas nunca sorprenderán ningún secreto por medios indignos como Saturno en Capricornio, pues forman un detective ideal, pero si hay un juez con Júpiter en Virgo no hay nadie que sea capaz de poder ocultarle secreto alguno. Un Júpiter bien aspectado en Virgo indica relaciones buenas con los sirvientes, que serán fieles y leales dispuestos a hacer la voluntad de sus jefes. Indica también prosperidad por medio de negocios o de vocaciones profesionales, pero si Júpiter está tensionado en Virgo da una disposición cínica, criticona y dada a la censura. Tales personas tienen dificultades para tener éxito en sus negocios y encontrarán también extraordinariamente difícil el obtener o conservar sus posiciones sociales. De cualquier modo se verán obligados a servir en una categoría muy inferior a sus capacidades. Esta es una ubicación difícil de Júpiter, porque el gran enfoque que tiene Júpiter del cuadro en general es restringido por la limitada visión de Virgo (quizá por un exceso de atención por los detalles). Cuando te lanzas en grandes proyectos, es probable que te sientes estancado debido a tu insistencia en la exactitud de cada detalle y tu perfeccionismo. Tienes un sentido práctico, científico, y eres prudente en todo lo que haces, a no ser que esté muy tensionado, si es este el caso, trata de no hacer una montaña de un grano de arena. Júpiter en Virgo es más afortunado cuando es honesto, útil, práctico, ordenado. Virgo Júpiter es un realista. Tienen que visualizar los resultados para que se sienten motivados a ir tras ellos. No es fácil estafarlo. No les gusta tomar riesgos. Mientras que necesitan de una dirección o algún objetivo importante para que aprecien los resultados. Júpiter en Virgo le gusta una rutina sólida, porque les ayuda a sentirse productivos y en armonía. Tienen normas firmes establecidas por ellos mismos. Disciplinado y exigente, Júpiter en Virgo puede ayudar a los demás a perfeccionar sus vidas y vivir mejor. Tienen un sentido de la gracia. Son conocidos por echar una mano cuando se necesita. Son buenos para analizar los problemas que son un rompecabezas para la mayoría. Son cautos, prácticos y científicos. Definitivamente, es la persona que quien puedes contar en caso de emergencia. Júpiter en Virgo prefiere la vida sencilla. Sus valores promueven los conceptos básicos de la vida, como la honestidad y el trabajo duro. La forma más rápida de perder su buena fortuna es asumir más de lo que pueden manejar. Sus maneras perfeccionistas pueden obstaculizar tanto como ayudarlos. Pueden llegar a sentirse abrumado si no son cuidadosos. Pero debe evitar ser mezquino, demasiado crítico e irritable. Son talentosos con la literatura, la ciencia y los conocimientos técnicos. Estas habilidades ayudan a expandir Júpiter en Virgo en el mundo dándole muchas oportunidades. Les encanta la investigación y hacer los bibliotecarios. Ellos aprecian la educación y quiere que todos la puedan conseguir. 

Júpiter retrógrado en Virgo: Con esta posición, uno de los problemas más difíciles que tiene que afrontar el individuo es su falta de perspectiva. Muchos hipocondríacos tiene a Júpiter retrógrado en Virgo. Existe un conflicto entre la consciencia interior de la mente superior, obtenida en vidas anteriores, y las experiencias de la realidad mundana de la vida actual. Tiende a encerrarse a sí mismo cuando ve el cuadro en su totalidad. Así, ve partes de la totalidad y les llama “todo”. En sus relaciones con los demás es más un fugitivo de la intimidad que un buscador del calor jupiteriano. Su idealismo es tan alto que resulta imposible que la gente responda a lo que se espera de ella. Va por la vida con muchos ideales concretos que conforman la cristalización abstracta de lo que está buscando. En consecuencia, tiende a ser estricto consigo mismo como con los demás. Considerándose a menudo por encima de los aspectos más básicos de la vida, puede que desarrolle un ego espiritual exagerado. A través de la pureza de sus ideales, en el fondo llega a creer que puede ser superior a los demás. Por eso se autobloquea, luchando contra sus necesidades y aislándose de las realidades de su existencia. En encarnaciones anteriores se utilizó a sí mismo para la construcción de un sistema de creencias ilusorio que ahora trata de justificar. Conseguirá la satisfacción cuando deje de intentar ser un símbolo para todo lo que cree que la humanidad espera de él. 


Júpiter en Libra: Su sentido de la justicia está muy desarrollado. Es importante para ellos que en sus relaciones reine la armonía y pueden llegar a descuidar sus propios intereses a favor de los de los demás. Cuando está bien aspectado, da una disposición bondadosa, simpática y amable; una naturaleza deseada, sociable y benévola con un gran interés en todo lo que se relaciona con la elevación de la humanidad, como la música, el arte, la literatura, las relaciones sociales, etc. Por esta razón la persona es muy popular, especialmente con el sexo opuesto, por medio del cual puede esperarse ganancias y beneficios. Pero si Júpiter está tensionado en Libra, una indulgencia excesiva de la naturaleza inferior le acarreará dificultades y escándalos públicos con la pérdida consiguiente de popularidad y prestigio. Esta ubicación denota un fuerte sentido de la justicia y en especial los principios morales. Se siente atraído por personas que comparten sus puntos de vista idealista. Estas personas mejoraran sus oportunidades en la vida. Eres muy considerado con los demás y entiendes la importancia del principio de cooperación para resolver los problemas y realizar progresos juntos. Esta posición de Júpiter favorece al diplomático eficaz, un juez de paz, o en cualquier tarea que se ocupan de las relaciones públicas. Eres capaz de influir en la opinión pública, y lo otros se beneficiarán mucho con tu forma expansiva de pensar y comprender el equilibrio en las relaciones. Harás justicia con tu poder de persuasión. A Júpiter en Libra, resulta tener más suerte cuando son justos y tratan a los demás por igual. Su gracia natural y su talento para la promoción y mediación a menudo pueden traer muchas oportunidades. Son intelectualmente aventureros y deseosos de aprender. Son de mente abierta e imparcial. Debido a esto, muchas veces son inducidos a cambiar de opinión a través de los argumentos que recibe de los demás. También puede ver todas las partes a un problema. Júpiter en Libra se siente mejor en un equipo de dos. Ellos tienen un verdadero encanto para trabajar de uno-a-uno. Les gustan las cosas alrededor de ellos y todo lo que es estéticamente agradable, son buenos en una carrera como el diseño de interiores, la moda y otras vías artísticas. También son buenos para entretener a los demás, a través de la escritura y relaciones públicas. Júpiter en Libra es idealista, y se sienten atraídos por aquellos que comparten sus puntos de vista. Vincularse con la gente de mentalidad afín  puede mejorar sus oportunidades y la buena fortuna. Son muy considerados con los demás y entienden el valor del compromiso. Pueden ser muy persuasivos y tienen un fuerte sentido de justicia. Júpiter en Libra ama a la gente, y esto les traerá mucha suerte. Su diplomacia los lleva a interactuar con otros y resolver sus problemas. Si pueden desarrollar un fuerte sentido de sí mismo, su suerte se hace más fuerte aún, y esto les permite dar menos importancia a lo que los otros piensan de ellos. Son humanitarios, y llevan una vida digna. Si pueden ser creativos y a la vez lograr un cambio social beneficioso, mucho mejor para Júpiter en  Libra. A continuación, puede hacer que todo sea armonioso. El problema de Júpiter en Libra es que permite que su ego sea demasiado grande, pueden ser demasiado optimistas, codiciosos y demasiado condescendiente con quienes les rodean. Si pueden mantenerse esto bajo control, son humorísticos, cordiales y muy joviales. Les gusta explorar nuevos terrenos y oportunidades para compartir.

Júpiter retrógrado en Libra: Aquí el individuo se mueve en las tres fases retrógradas (1ª saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora, 2ª en el proceso de vivir el futuro, teniendo la sensación de ya haber estado allí anteriormente, 3ª repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), de acuerdo con la gente con la que se encuentra y las ideas a las que se enfrenta. Los conceptos de justicia e imparcialidad fueron establecidos de forma tan innata en antiguas encarnaciones que no siempre expresa lo que siente, si cree que eso pude herir a otra persona. Si se usa negativamente, esta posición puede aportar hostilidad de una vida anterior. En muchos casos, la identidad de la mente superior no pertenece verdaderamente al individuo. Más bien es una colección de ideas de alguien a quien conoció en su pasado. Cuando se vuelve realmente consciente, comprobará que está interpretando los problemas de los demás, haciendo un gran esfuerzo por buscar comprensiones que le ayuden a resolver un laberinto de conflictos que, para empezar, nunca fueron suyos. Cuando se de cuenta de ello, será capaz de separarse de todo aquello que le ha incomodado. Entonces empezará a entender que gran parte de la inquietud que ha experimentado no era suya, sino más bien los deseos de los demás de que solucionara sus problemas. Cuando se enfrente a su propio ego, comprenderá por qué no sólo acepta esos deseos, sino que de hecho los busca. Por otra parte, le gusta ponerse en el lugar de otra persona para desarrollar una visión más equilibrada de las cosas desde esa ventajosa posición. Pero cuanto más lo hace, menos sabes en qué se apoya verdaderamente. Continúa con el karma de aprender a estabilizar su mente superior en lugar de vacilar entre diferentes puntos de vista. Logrará su mayor alegría cuando sea capaz de centrar su perspectiva de la vida.


Júpiter en Escorpio: Hay una expansión de la transformación y de la energía vital. Son personas creativas, determinadas y pasionales que buscan la relación entre sus creencias y la realidad. Da sentimientos profundos y mente penetrante, les atrae lo misterioso y lo oculto. Las experiencias intensas dan sentido a su vida. Da una naturaleza ardiente, agresiva y con confianza en si mismo; una mente entusiasta, constructiva y con muchos recursos, con la habilidad de hacer frente a todas las exigencias de la vida de la manera más eficaz y este aspecto asegura el éxito en las ocupaciones prácticas de cada día, dando una familia numerosa y abundancia de medios para soportar los gastos. Ésta posición indica también una hay una tendencia hacia las investigaciones ocultas. Pero si Júpiter está tensionado en Escorpio ocurren pérdidas y dificultades como consecuencia de las satisfacciones de su naturaleza inferior de forma desordenada, haciendo además al nativo amigo de los alimentos ricos y costosos, siguiéndose enfermedades por esta razón. Esta ubicación sugiere una profunda visión frente a los problemas importantes de la vida. Llevas a cabo tus asuntos de una manera seria y reservada,  tu juicio es crítico y sagaz. Tienes un instinto para las finanzas, y puedes sobresalir en los negocios debido a tu voluntad de concentrarte para llegar a lo esencial de cada proyecto. Tensionado: excesiva moralidad. Tienes una gran fe en ti mismo y al igual que confías en el ejercicio del poder de la voluntad que tienes sobre los demás, así como una gran capacidad de regenerarlos de forma filosófica. Júpiter en Escorpio atrae la buena suerte cuando se dedican a un proyecto. Tienen que recurrir a su fuerza interior y al uso de los poderes magnéticos de los suyos para poder sanar. Mediante el uso de su intuición innata, la imaginación y la compasión, son capaces de atraer la buena fortuna en muchos sentidos para enriquecerse a través de las experiencias de vida. Júpiter en Escorpio puede ver lo que está oculto. Ellos tienen la extraña habilidad de leer entre líneas y comprender la realidad de una situación. Esto se puede activar para su propio beneficio y ayudarles a tener éxito. Este talento, así como también su magnetismo natural se pueden utilizar.  Pueden manejar intensa energía y convertirla en una curación más que una fuerza destructiva. Son excelentes en regenerar a los demás cuando ellos así lo deciden. Júpiter en Escorpio tiene un instinto para los misterios, las cosas sagradas, la metafísica, el chamanismo y la sexualidad, y todo puede convertirse en una forma de curación. Ellos entienden lo que es ir a través de una muerte espiritual y emerger de nuevo. Son especialmente dotados para ayudar a los demás a través de sus fuertes transiciones. Júpiter en Escorpio pueden ser muy reservado y serio. Tienen un juicio crítico y un sentido inteligente para los negocios. Están dispuestos a cavar hondo para llegar al corazón de un proyecto, y esto les ayuda a tener éxito. Son inflexibles en sus creencias y opiniones. Tienen un tremendo sentido de fe en sí mismos y si no se controlan, pueden ejercer su voluntad sobre los demás. Están decididas a triunfar y son intensamente apasionados. Entienden que los grandes proyectos son los mismos que los pequeños, solo que se utiliza más números.  Son todo menos superficiales. Atraen la buena fortuna a través de su intensidad de emoción, a pesar de que tendrá aún más suerte si aprenden a aceptar las críticas y ser un poco más abierto de mente y no tan escéptico. Júpiter en Escorpio tiene un cierto grado de poder social. Ellos a menudo atraen a las oportunidades para aprender nuevas habilidades para los negocios. Deben aprender la verdad sobre cualquier cosa que se interese. Pueden llegar a ser filosóficos pero sin interés en lo oculto. Pueden ser inteligentes, astutos. Es posible que quieran controlar a los demás o acumular cierto poder sobre ellos.

Júpiter retrógrado en Escorpio: Aquí, gran parte del tiempo se gasta en la primera fase del proceso retrógrado (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora), ya que el individuo intenta proyectar en los demás aquello que cree que es verdad. No obstante, éste es el único Signo en el cual la persona también es consciente de que aquello de lo que está convencido que es la verdad no es en absoluto toda su verdad. Así puede proyectar lo que cree de modo superficial que es adecuadamente incompleto, mientras, aun sabiéndolo, experimenta al mismo tiempo una compresión más profunda a otro nivel. Aporta a su vida el recuerdo de luchas por el honor, y cuando experimenta su karma, se convierte en una prueba en este terreno para otras personas. Puede sacar a relucir lo mejor y lo peor de sí mismo y del resto de la gente al mismo tiempo. Esto provoca en él una peculiar paradoja ya que, alternativamente, es comprendido e incomprendido, respetado y degradado, amado y despreciado por todo lo que representa para los demás. Su vida es una constante transformación, puesto que cada día simboliza nuevas oportunidades para luchar que le ayudarán a surgir del sí mismo inferior que ahora ve, pero que todavía le ata a la vida cotidiana. Muy extremista, aspira al cielo y al infierno a mismo tiempo. Sus ideales suelen ser muy elevados, pero durante la primera mitad de su vida tiene dificultades para separar su mente superior de los fuertes impulsos sexuales que trae consigo a esta vida. No le gusta que le confinen en ningún terreno, ya que, generalmente, llega solo a las profundidades a las que se dirige y, a menudo, completamente incomprendido por los demás. Debe disponer de esta libertad para explorar los rincones desconocidos del universo que están llamándole.


Júpiter en Sagitario: El crecimiento personal y el enfoque de la vida están relacionados con la comprensión de los temas espirituales, las cuestiones existenciales y la filosofía. Júpiter en Sagitario expande la sabiduría. La persona es optimista, confiada, independiente y entusiasta y siente la necesidad de viajar para ampliar sus horizontes. Cuando está bien aspectado, da buena fortuna y un éxito general en la vida; una mente humana, amplia y filosófica y una disposición reverente y religiosa. De aquí que las personas con esta posición se eleven hasta la cúspide de la escala social, encontrando empleos de preeminencia en la vida eclesiástica o del Estado, o en instituciones o empresas científicas y filosóficas. Si Júpiter está gravemente tensionado en Sagitario hace de la persona amante de la exhibición, de objetos de bisutería y de pobre calidad, ostentosa, extravagante y dispuesta a aprovecharse de cualquier coyuntura que se presente en el juego, acarreándose la pérdida de la estima social se ha nacido en un ambiente bueno; dificultades financieras y por último un fanático y sectario de mente estrecha si se inclina a la vida religiosa. Este es el Signo natural de Júpiter y por lo general crea un despreocupado, un extrovertido, un optimista individualista, aunque también le gusta hacer la vida mejor a los demás. Tus fuertes convicciones dirigen tu enfoque de la vida y de cómo realizar tus asuntos. Puedes llegar a ser muy dogmático en tus puntos de vista y muy bueno en convencer a los demás de tus opiniones. Prosperas en la vida, pero gastas libremente según tu antojo. Júpiter en Sagitario atrae la buena suerte, siempre y cuando son generosos, tolerantes y practican lo que predican. Pueden ser muy inspiradores. Para ello, sólo hay que creer en ellos mismos y en sus objetivos. Su entusiasmo debe venir a través de cuando enseñan o aprenden cosas nuevas, y deben ser capaces de ver el panorama completo. Por lo general se interesan por la enseñanza, deportes, editorial, educación, viajes y culturas extranjeras. Sus propias opiniones y percepciones son importantes para ellos y pueden tomarlo como una ofensa personal si otros no están de acuerdo. Son buenos para hacer sus propias oportunidades. Cuando melodía fluye en sí mismos, pueden intuir cuál es el próximo paso que debe hacer. Deben ser desafiados para crecer intelectualmente y les encanta competir. Los deportes son una buena salida. Júpiter en Sagitario considera que los viajes no sólo amplían la mente, sino que abren las puertas a los conocimientos. Realmente nacieron con buena estrella, ya que este es Signo de Júpiter. Parece que no pueden hacerle daño pues siempre sales de los problemas oliendo a rosas. Despreocupado y valiente, Júpiter en Sagitario le gusta hacer la vida mejor para los demás. Ellos aprecian la filosofía, la religión y las cuestiones sociales. Tienen fuertes convicciones. Les encanta convertir a los demás a sus creencias. Son de trato afable y bondadoso. El éxito les encuentra dondequiera que estén. No les gustan las rutinas. Júpiter en Sagitario puede aceptar diferentes puntos de vista. La suerte le seguirá a donde quiera para mantener a sus necesidades personales para el crecimiento y para que asume riesgos. Los viajes y la educación también le abre un mundo de oportunidades. Para mejor suerte, ellos necesitan  aprender a permanecer abiertos a los demás; tanto a nivel personal como con sus creencias. Tienen el potencial para desarrollar una gran sabiduría.

Júpiter retrógrado en Sagitario: Aquí, el individuo disfruta de la primera fase del proceso retrógrado (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora). Está ansioso por experimentar todo lo que el mundo le ofrece y le resulta difícil serenarse. Miles de cosas diferentes a la vez atraen su mente superior, y simultáneamente trata de entender cada una de ellas de modo que no le aparten de todas las demás. Aunque puede parecer ligero y superficial, puede ser profundamente profético, capaz de conocer la esencia de algo sin tener que pasar mucho tiempo hablando sobre ello. Cuando esta posición se utiliza en su mejor potencial, el individuo lleva consigo muchos conocimientos universales adquiridos en un previa encarnación. Generalmente, tiene un alto nivel de energía y su inquietud mental hace que quiera ampliar su conocimiento dondequiera que vaya. Al mismo tiempo, tiene la costumbre de justificar sus propias virtudes, y le resulta difícil aceptar los consejos de los demás. No absorbe ideas sino que aprende gracias a la experiencia. Esta posición de Júpiter disminuye el impulso sexual y también tiende a llevar las relaciones a un plano más superficial. De todos modos, éste es el individuo a que le gusta pensar por sí mismo y, especialmente durante la segunda mitad de la vida, no le gusta que el pensamiento convencional le limite. Sus ideas referentes a la religión pueden ser infinitamente profundas, pero raramente se ajustan a las convenciones y las prácticas de cualquier grupo, secta o iglesia. Su karma en esta vida es vivir según su propio conocimiento. Debe aprender a valorar lo que comprende de sí mismo, podrá ser verdaderamente un gran maestro de todos aquellos que buscan sinceramente la verdad.


Júpiter en Capricornio: Son personas perseverantes y trabajadoras que dedican gran cantidad de energía a perseguir sus objetivos. Valoran mucho el dinero y todo lo material, con un sentido muy desarrollado de lo práctico y poco influenciables por los sentimientos. Les gusta la autoridad y aspiran a puestos en los que poder ejercerla. Da una naturaleza ambiciosa creyente en sí y bien controlada con el deseo de elevarse a los cargos de notoriedad en sus profesiones, así como con la capacidad de mandar bien y prudentemente. Da una disposición bondadosa, cuidadosa y económica con la aversión hacia el despilfarro; también proporciona ingeniosidad, recursos para las dificultades de la vida y alguna capacidad mecánica. Estas personas son dignas de crédito hasta cierto grado, son sinceras y honestas en todas sus empresas y sostienen inviolablemente cualquier promesa que han hecho; por lo tanto, se elevan generalmente hacia la popularidad, la estima general y a posiciones honoríficas. Como hemos dicho ya su anhelo es alcanzar la independencia en la dirección de algún negocio, pero si no tienen éxito en él y tienen que trabajar para los otros estarán mejor dispuestos y adaptados para las oficinas del Gobierno, tanto municipales como nacionales. Debido a la confianza generada por sus características rectilíneas de honradez, sinceridad y fidelidad, estas personas son a menudo elegidas por sus amigos para depositar en ellas su confianza cuando sienten la necesidad de compartir sus tribulaciones con alguno que pueda comprenderlas, bien para recibir al mismo tiempo un consejo honrado y desinteresado, o bien para conservar sus secretos de forma inviolable. Si Júpiter está tensionado en Capricornio hará de la persona un miserable que atesora todo lo que pueda arrebañar y se negará a sí mismo hasta las más simples necesidades. Esta posición reduce la naturaleza expansiva de Júpiter y le hace un guardián de la ley. Su conducta moral es irreprochable. En los negocios o cualquier otro cargo público, muestra la más alta ética. Sostiene sus puntos de vista conservadores y tradicionales respecto a la mayoría de los principales problemas de la vida. Tiene pocas dificultades para prosperar debido a su actitud conservadora. Júpiter en Capricornio tiene un gran optimismo cuando miran su vida. Pueden ser optimistas porque entienden lo que funciona y lo que no. Pueden crear impresiones duraderas con los principios que han resistido a la prueba del tiempo. Tienen un montón de resistencia. Júpiter en Capricornio es bueno en la arquitectura, la planificación, la política, las finanzas, la medicina y el medio ambiente. A ellos les gusta beneficiar a la sociedad a través de sus acciones. Están por encima de cualquier reproche, debido a su fuerte ética. Su actitud conservadora le ayuda en muchos casos en el camino para su éxito. Para alcanzar la fortuna, necesitan lograr el equilibrio. Al permitir que se involucren demasiado con el aumento de los asuntos materiales y el miedo al fracaso, la buena fortuna no puede funcionarle bien. Júpiter en Capricornio tiene un fuerte impulso por el poder, estatus, dignidad e importancia.  Al trabajar duro y mediante su determinación, a menudo se encuentran en el pináculo del éxito industrial, comercial o político. A menudo ganan en riqueza como un efecto secundario, aunque pueden encontrarse con algo trágico en ser rico. Ellos creen en la recompensa por su arduo trabajo, pero la riqueza puede corromper la ética. Si bien parecen más bien serios, pueden tener un oscuro sentido del humor. Tienen el talento para hacer lo mejor en una situación difícil. Prudente y ambicioso, Júpiter en Capricornio pueden hacer que su filosofía personal esté al altura de sus ambiciones. Es posible que tienden a ser avaros, así que deben aprender a ser más generosos para ayudarles a crecer.

Júpiter retrógrado en Capricornio: El individuo experimenta aquí un conflicto constante entre la necesidad de expansión, entusiasmo y optimismo de Júpiter, y la tendencia de Capricornio hacia las limitaciones, la sobriedad y la reserva. Por eso debe conseguir un equilibrio entre esos dos extremos antes de alcanzar una sabiduría más amplia de la que esta posición es capaz. Es mucho más feliz al final de su vida, cuando sabe orientar su mente superior hacia los valores que son importantes. Durante su juventud, suele intentar comportarse como si fuera mayor de lo que es. Aunque puede ser muy prudente, no le presta atención hasta al final de su vida. En tipos negativos, esta posición puede ser sumamente materialista, especialmente cuando otros indicadores del mapa astral señalan muchas inseguridades personales; pero cuando se usa a un nivel más alto, puede ser muy espiritual. El individuo puede tener una fuerte intuición religiosa que desarrolló en antiguas encarnaciones. Además tiene la capacidad de ponderar cosas de modo que finalmente quedan equilibradas desde una perspectiva centrada. En su vida de acción, sin embargo, experimenta una vibración alternada que no siempre le permite hacer todo aquello que quisiera. A menudo se paraliza al considerar cosas hasta el punto que utiliza más campo de acción del que necesita en realidad. En este sentido, puede exagerar la importancia de las cosas al ver gran parte de la vida tanto a favor como en contra de los principios en los que cree que se apoya. La tercera fase del proceso (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), se pone en relieve aquí ya que el individuo vive un karma de maduración de su comprensión de sí mismo y del mundo que le rodea.


Júpiter en Acuario: Personas muy idealistas, humanistas, progresistas y abiertas a todo tipo de puntos de vista. Tolerantes con todas las religiones, razas, culturas y clases sociales. Les gusta investigar todo tipo de creencias espirituales hasta formar su propia idea de quiénes son y del sentido de la vida en general. Tienen una conciencia de grupo muy desarrollada, sintiéndose parte de un todo. Cuando está bien aspectado, da una mente humana, optimista, original y filosófica, aficionada a los amigos y a la sociedad de los demás, particularmente con aquellos que están interesados en ciencias de misticismo, en literatura y música; por consecuencia, estas personas atraen en la gente de esta naturaleza por las cuales se beneficiará el nativo, pues le ayudarán a conseguir sus deseos, esperanzas y ambiciones. Probablemente pueden alcanzar empleos de importancia en corporaciones oficiales o bien en sociedades secretas u ocultas. Esta es una buena indicación para tener un éxito general en la vida, pero si Júpiter está tensionado hace a la persona de naturaleza inquieta, nerviosa, con ideas revolucionarias o anarquistas, con aversión a los trabajos serios y tales personas son despreciadas generalmente y no se tiene confianza en ellas. Eres imparcial y democrática en todos los aspectos. Tu gran tolerancia y comprensión te ayuda a tener éxito en muchos de tus esfuerzos en grupo. En el manejo de personal, te sientes obligado a tener éxito porque tienes una gran necesidad de ayudar a otros. Puedes acercarte a los grandes proyectos y los problemas con ideas frescas y originales. Estos rasgos no obstante, no tienden a buscar la responsabilidad con mucha frecuencia, incluso puedes ser algo carente de disciplina. Sientes desinterés por los límites materiales de la prosperidad. A veces puedes ser revolucionario y en estos casos es posible que la falta tolerancia. Júpiter en Acuario atrae la buena suerte cuando son cooperativos, imparciales e inventivos. Trabajan en su mejor cuando tienen la libertad de elegir qué hacer y cómo hacerlo. Júpiter en Acuario puede abrir nuevos caminos en cualquier empresa, ya que están dispuestos a probar cosas nuevas. No tienen miedo de alejarse de la tradición de hacer nuevos descubrimientos. Algunos pueden llamarle genio, otros excéntricos. Júpiter en Acuario no tiene miedo de ser diferente. Son muy espirituales y artísticas. Son sociables y les encanta compartir las ideas. Júpiter en Acuario acepta los que le rodean por su valor nominal. Son tolerantes y comprensivos, lo que les permite trabajar igual de bien con muchas personas diferentes. Son frescos y originales, a pesar de que con frecuencia no buscan la responsabilidad. Júpiter en Acuario quiere hacer un mundo mejor para todos. Ellos pueden encontrarse sumamente bien como dirigentes sindicales, delegados del personal o voluntarios. Son excelentes en redes de contacto e inspirar a los demás a cosas más grandes y mejores. No tienen problemas para conseguir seguidores o ser popular. Júpiter en Acuario encuentra su suerte a través del uso de los ideales visionarios e sus ideas innovadoras.  Para reunir aún más buena fortuna, Júpiter en Acuario tiene que aprender a hacer concesiones. Son humanitarios independientes que quieren aprender sobre los temas para ayudar a la humanidad. Pueden tener éxito en la tecnología, la filosofía, las ciencias sociales, la religión o el ocultismo. Tienen un espíritu pionero que muchos tradicionalistas no quieren fomentar. Resumiendo, la reforma social es importante para ellos para ayudar a los oprimidos y los menos afortunados.

Júpiter retrógrado en Acuario: Aquí, el individuo se encuentra más cómodo en la primera fase del proceso retrógrado (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora), dónde está impaciente por vivir el futuro. Quiere conocer todo aquello que la sociedad tradicional aún no ha explorado. Es una posición muy inquieta para Júpiter retrógrado puesto que el individuo se siente atraído por todos los caminos que se extienden ante él al mismo tiempo. Es un idealista y un explorador. Aunque a veces sea demasiado entusiasta, puede contribuir enormemente a la evolución de la humanidad. Ésta es una posición muy difícil para el matrimonio, puesto que la persona considera que necesita su libertad para que su mente superior funcione a pleno rendimiento. Lo que realmente le hace falta es más una libertad mental que física. Y, el impulso hacia esa libertad no procede de las situaciones de la vida cotidiana, sino más bien del instinto de su vida anterior, que trasciende los límites mentales y espirituales. Quiere vivir una vida de entusiasmo, y mientras desee ayudar a todo el mundo apartará a cualquiera que desaliente su espíritu. Para esta persona es duro orientar su vida en una sola dirección. Se siente más cómodo corriendo de aquí para allá con intenciones cambiantes. Su karma consiste en  aplicar su sabiduría anterior a la experiencia futura. Para ello, viajará mucho y conocerá a gente de toda condición a través de la cual pueda compartir y comunicar su conocimiento. La naturaleza retrógrada del planeta hace de esto más un proceso dador que un proceso receptor, puesto que se otorga a sí mismo menos de lo que quiere impartir a los demás. Algunos con esta posición sienten claustrofobia, ya que intentan a toda costa liberar su vida de todo lo que simbolice una atadura. Por el lado positivo, ésta es una de las mejores posiciones para buscar un conocimiento superior.


Júpiter en Piscis: Júpiter en Piscis expande la sensibilidad de la persona, la compasión y la empatía emocional, haciendo de ella un ser encantador, con facilidad para sintonizar con los demás, lo cual está muy relacionado con su crecimiento personal. Son humanitarios y se entregan a causas sociales. Hay una fuerte conciencia de la conexión entre todas las personas y seres en general. Da una naturaleza caritativa, simpática y hospitalaria, que anhela el consolar a los rechazados por la sociedad. Estas personas son unos verdaderos ángeles de misericordia para todos aquellos que sufren del cuerpo, del alma o del espíritu. Estas personas son bien conocidas de todos aquellos que están enfermos o en prisión. Como que son de una naturaleza sensitiva y sujetas a las influencias del mundo invisible tienen frecuentemente experiencias psíquicas y se hacen estudiantes del ocultismo. Aman la música, el arte y la literatura y si está bien aspectado por Venus, Júpiter en Piscis, da una habilidad considerable como actor; pero si Júpiter está tensionado en Piscis proporciona una mente vacilante, inquieta, de naturaleza insegura, a la que satisfacen todos los vicios del calendario, haciéndose generalmente un melancólico. Prefieres ser un alguien detrás de la escena, y no quieres ser el centro de atención. Eres relajado, pero al mismo tiempo sensible. No posees mucha ambición por la vida mundana, eres el tipo de persona que no siempre parece necesitar mucho para estar contento. Tus tendencias místicas y convicciones religiosas tienen más importancia para ti, y tienes una necesidad periódica de aislamiento para investigar todo lo que sucede en tu interior. Júpiter en Piscis atrae la buena suerte cuando son tiernos, dedicados y compasivos. Les encanta cuidar a los menos afortunados que ellos. Ayudar a los demás llena una necesidad profunda que tienen dentro de ellos. Júpiter en Piscis es empático, ya que pueden sentir el dolor del mundo. Son imaginativos y creativos, que podrán expresarse mediante las artes, y se sienten atraídos por la fantasía y el ocultismo. Júpiter en Piscis se contenta con permanecer en segundo plano para ayudar. No buscan ser el punto de mira. No pueden ser muy ambiciosos porque no necesitan un montón de cosas materiales que conformarse en la vida. Ellos prefieren los valores de la religión o las prácticas místicas, pero pueden ser propensos a que otros se aprovechen debido a su naturaleza compasiva. Les gusta estar retirados del mundanal y son muy amables, cuidadosos e idealistas. Se hacen buenos oyentes y tienen un especial talento para conectar con los demás por sus capacidades psíquicas. Júpiter en Piscis es bueno en el trabajo social, consejería y el trabajo del ministerio. Pueden ofrecerse como voluntarios para las organizaciones que ayudan a las personas sin hogar. En el lado problemático de Júpiter en Piscis es que pueden exagerar sus fantasías y deben evitar su tendencia a las drogas u otros métodos para llevarlos lejos de la realidad. No puede ser capaz de discriminar bien entre lo que es bueno o malo para ellos.Tienen problemas con la coherencia. La meditación puede ayudarles mucho con los problemas de estrés. A fin de atraer la fortuna, Júpiter en Piscis necesita centrarse su sensibilidad en direcciones saludables. Tienen que dejar de escuchar la voz interior que les dice que necesitan escapar del mundo real.

Júpiter retrógrado en Piscis: Aquí, el individuo pasa la mayor parte del tiempo en la tercera fase (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), tratando de absorber su verdad a partir del mundo que le rodea. Puede ser profundamente espiritual y místico pero no siempre dice lo que sabe. Se inclina a pasar mucho tiempo clasificando el misterio de la vida que experimenta. Le resulta difícil comprender a la gente. En una antigua encarnación puede haber pasado algún tiempo estudiando una religión o una filosofía, pues aunque no puede explicar cómo sabe todo lo que sabe, posee un profundo instinto de la verdadera importancia de la vida. Sin embargo, con todo lo que siente, todavía está en conflicto entre su armonización cósmica y su capacidad de integración con el resto de la sociedad. Puede ser sumamente creativo si se le deja hacer las cosas a su manera. Uno de sus mayores problemas es aprender a dejar de dudar de sí mismo. El estudio del misticismo oriental, que justifica el sentido de no compromiso que siente, puede ayudarle a confiar más en sí mismo. Vive a través de un karma continuado de aprender a dejar de dudar de sí mismo. Mediante el uso de su mente superior evitaría todos los posibles detalles complicados que pueden apartarlo de la esencia de su verdad. No le gusta juzgar ni las situaciones ni a la gente porque sabe que nada de lo que piensa es una conclusión sino un simple camino hacia otra idea. La dificultad estriba aquí en que suele carecer de criterio y le resulta difícil mantener su vida y la gente que forma parte de ella ordenados en su mente. Al ser su propósito más universal que personal, en su vida necesita a gente con los pies en el suelo como anclas estabilizadoras.

                    Om Tat Sat