) .fn ( font-site: 150% ; color: #ffffff ; )

Translator

Astropsicología Holística

Todas las Entradas del Curso paso a paso...

Los Doce Ascendentes en los Signos del Zodiaco

El Signo en el Ascendente nos informa sobre las cualidades que debemos esforzarnos por manifestar conscientemente en el proceso de despliegue y descubrimiento de nosotros mismos. Sin embargo, seria un error tener en cuenta solamente este Signo, sin considerar para nada el significado del Signo opuesto, que caerá en el Descendente, o cúspide de la séptima Casa. Mientras que en el Ascendente es el punto de conciencia de si mismo, el Descendente es el punto de conciencia de los otros. Los dos puntos del Ascendente y del Descendente forman una conexión o polaridad cuyos términos están inextricablemente ligados. Ninguno de nosotros existe en el vacío, y nuestro sentimiento del si mismo (Asc.) estará configurado por aquello que encontramos por mediación de los otros (Desc.) La naturaleza del Signo del Descendente intentará modificar y equilibrar las cualidades del Ascendente hasta que se llegue a una posición de empate, a un compromiso o a una síntesis. Por lo tanto, al estudiar la importancia del Signo Ascendente, hemos de incluir alguna aclaración sobre las implicancias del Signo del Descendente. También se puede aplicar este sistema a todos los ejes del Horóscopo, por ejemplo: Aries en la cúspide de la 2 y Libra en la cúspide de la 8, porque cada cúspide es considerada como un Ascendente. El término “Ascendente” no sólo es bastante conocido en la jerga astrológica sino un factor clave al momento de levantar una carta astral. ¿Pero qué significa este factor para el común de las personas y cómo influye en sus vidas? Para aclarar esto es necesaria una breve explicación antes de pasar a detallar cada caso. El Ascendente se obtiene de la hora del nacimiento, es decir, considera el minuto exacto en que el alma asume su cuerpo físico e inicia su vida terrenal. Por este simple hecho, el ascendente se relaciona no sólo con nuestro personal estilo para empezar cualquier cosa, que puede ir desde despertar cada día hasta la manera en que iniciamos nuestros procesos de crecimiento personales más profundos. Pero por derivación, el Ascendente también tiene una correlación con el concepto psicológico de “la máscara” que utilizamos para interactuar en el diario vivir y en nuestras relaciones más triviales, porque en tales momentos no necesitamos mostrarnos como realmente somos sino como la sociedad nos ha educado que es aceptable proceder. El punto aquí es que la energía de cada Signo vibra en una determinada frecuencia y no sólo genera sino que también atrae hacia sí esa misma frecuencia de onda a través de las circunstancias y personas que van determinando nuestra vida, por lo que termina siendo el factor que define el tipo de experiencias personales que debemos enfrentar simplemente porque nos reflejan, aunque no siempre seamos capaces de reconocer este hecho. Por lo tanto, cada Signo Ascendente emite una determinada frecuencia de onda y atrae hacia nosotros esa misma vibración, por lo que se convierte en parte de nuestro aprendizaje o lección de vida, ya que es esa energía la que debemos interiorizar, familiarizarnos con ella y elaborar en profundidad antes de pasar a la siguiente etapa de evolución. Mientras no lo logremos, quedamos en un continuo desequilibrio interior porque estamos negando parte de nuestra propia naturaleza ya sea por ignorancia o por prejuicios. Aquí el único punto de conflicto potencial o necesidad de mayor trabajo personal se da cuando la vibración del Signo Ascendente no está en armonía con la del Signo solar, porque la esencia del individuo (Sol) no vibra en la misma sintonía que la energía externa (Ascendente) que las circunstancias y los personajes habituales de su vida le van reflejando. Para aprender un poco más sobre nosotros mismos y del potencial que hay en nuestro interior, además de descubrir algunas posibles lecciones o misiones con las que debemos trabajar en esta vida, se presenta un breve resumen para cada Signo con lo más relevante en este sentido. Pero así como cada Ascendente y su misión requiere de una determinada manera de ser porque expresa esa particular energía, también necesita un tipo de cuerpo o contextura física específica a través de la cual exteriorizarse y realizar la tarea encomendada, por lo que también se mencionan brevemente algunas de las características físicas de casa signo cuando queda ubicado en el Ascendente, no obstante, se debe recordar que tales descripciones también son válidas para los casos en que el planeta regente de dicho Signo se ubica en la casa uno. El problema para definir con total certeza las características físicas o contextura de un Signo Ascendente se da cuando varios planetas se ubican en la Casa Uno, porque distorsionan los rasgos distintivos aquí descritos, sin embargo, estas delineaciones siguen siendo una útil herramienta orientadora.

Aries en el Ascendente y Libra en el Descendente

Cuando asciende Aries, Signo de Fuego, la persona debe enfrentarse con la vida de manera energética y directa, "aquí estoy, miradme; y ahora, a empezar las cosas". Hay una necesidad de ser decisivo, de emprender la acción y de "reconocer que se posee" el poder de crear y de dirigir la vida. La característica nuclear de Aries en ascenso es que encuentra esta potencia creativa en su interior, sin quedarse esperando a que las cosas sucedan. Si en el mapa hay otros emplazamientos que indican una naturaleza mansa o retraída, mayor será la lucha por desarrollar las cualidades de Aries. Si se niega expresión al Ascendente Aries, la frustración interior que se acumule podrá hacer explosión periódicamente en enfermedades, estallidos dramáticos o exagerados, ataques de cólera incontrolable u otras formas de comportamiento autodestructivo. Si en el resto del mapa hay ya suficiente Fuego, el Ascendente Aries permite que la autoafirmación fluye libremente, pero se corre el peligro de ser demasiado dominante o manifiestamente egocéntrico, expresiones ambas que en última instancia pueden ser contraproducentes. Si Aries asciende, el Descendente corresponderá a Libra, el Signo opuesto, que indica a la persona la conveniencia de equilibrar una autonomía incontrolable con cierto grado de consideración por otras personas. Sin embargo, si quienes tienen este Ascendente han de escoger entre un extremo o el otro, probablemente sea más prudente que yerren en favor de la autoafirmación y de la osadía, antes que refrenarse demasiado en aras de la paz, y de la necesidad de adaptarse a las exigencias de otros. Después de haber encontrado su propio deber, y de haber liberado el coraje necesario para ser ellos mismos, ya podrán aprender a regular, adaptar y atemperar su naturaleza según sea necesario. En última instancia, necesitarán incluir las cualidades librianas de gracia, previsión y consideración por las razones y el punto de vista de otras personas. Aries es el que “inicia” todo, y por ser el primero de los doce Signos, le corresponde activar, echar a andar y emprender lo que sea. Para cumplir esta misión, está dotado con los rasgos de personalidad que dicha tarea requiere, vale decir, fuerza y energía, mucha confianza y entusiasmo por lograr los objetivos propuestos. Pero para que se familiarice bien con esta vibración, las circunstancias y personajes que acompañan su vida de uno u otro modo expresarán violencia, confrontación, lucha, accidentes o serán personas agresivas, decididas, muy independientes, deportistas o pioneras en algún sentido, quedando a la vez fascinado y aterrorizado por la fuerza de esta energía que refleja su propia esencia, por eso su vida es permanentemente agitada, activa y la persona con este Ascendente siente que debe actuar rápido y tomar decisiones bajo presión. Si su Signo solar es afín a esta dinámica, no verá mayor problema en proceder así, pero si su signo solar es de una vibración más tranquila o sensible, puede sentir mucha más incomodidad para vivir este tipo de misión tan inquieta y veloz.

CONTEXTURA FÍSICA: Cuando este signo se ubica en el Ascendente, presenta un buen desarrollo muscular, agilidad y resistencia a los esfuerzos físicos. Hay soltura de movimientos y contextura atlética, estatura superior al promedio y caminar de porte altivo. Su rostro suele ser casi cuadrangular, anguloso o huesudo con cabellos con reflejos cobrizos. La frente es alta, el arco superciliar pronunciado, la nariz importante en el conjunto del rostro, la boca reducida y los labios poco carnosos.

Tauro en el Ascendente y Escorpio en el Descendente

Si Tauro, Signo Fijo y de Tierra, está en el Ascendente, se da la necesidad de enfrentar la vida con más lentitud y constancia. En vez de precipitarse en las cosas, el Tauro que asciende debe planificar, estructurar y trabajar sistemáticamente en pos de sus objetivos. La fijeza de este Signo en el Ascendente hace pensar que quizá la persona necesite aferrarse a una fase de experiencia, o permanecer en ella, durante mucho más tiempo que los nativos con Aries en ascenso. El peligro reside en volverse demasiado ocioso o indolente y quedarse con algo por puro hábito, apego y sensación de seguridad, cuando ya eso ha dejado realmente atrás su propósito o su utilidad. Será necesario que quienes tienen como Ascendente a Tauro aprendan cuándo tienen que aferrarse, y cuándo han de soltarse. Estos nativos tienen la necesidad de sentirse cómodos con la esfera terrena y material de la vida, y de ver los resultados concretos y tangibles de sus esfuerzos. Es menester que cultiven una sensata consideración hacia el cuerpo y sus exigencias. Dejarse llevar o regir en exceso por los instintos no es el ideal, pero tampoco es una situación sana separarse radicalmente de la naturaleza instintiva básica. Cuando Tauro asciende, el Signo que se encuentra en el Descendente es Escorpio. Esto significa que en la esfera de las relaciones se suscitarán emociones fuertes e intensas (Escorpio). Los celos y la posesividad pueden estar en la base de muchos problemas interpersonales, y quienes tienen Ascendente Tauro tendrán que enfrentarse con el lado destructivo de su propia naturaleza emocional, examinarlo y dominarlo. En otras palabras, Escorpio en la cúspide de la Casa 7 obliga a estos nativos a mirar hacia adentro, a indagar en las motivaciones ocultas y en las causas subyacentes con el fin de transformar su propia manera de usar su poder. El Descendente Escorpio no les permite tomarse la vida al pie de la letra. Los problemas de relación los arrancan de su letargo y les exigen operaciones periódicas de limpieza y eliminación de lo que han almacenado dentro de si, para poder transformar modelos habituales ya viejos y que se han vuelto inservibles. La energía vibratoria de Tauro lleva a este Ascendente a aprender que la vida responde a procesos profundos, naturales y vitales con sus propios ritmos e impulsos creativos y que hay cosas que sólo surgen de la necesidad y no de la voluntad o las ideas, por lo que todo a su alrededor avanza con lentitud y presenta una constante demora que dilata la llegada de aquello que desea lograr. En el fondo el mensaje para Tauro es: conseguir lo que se quiere, sólo si eso responde a una necesidad, aprendiendo en el proceso a desestimar toda acción que no sea imprescindible para mantener la potencia de su fuerza creadora. Parte de su experiencia vital involucra contextos o gente que goza produciendo y acumulando, propietarios de tierras y grandes productores, la vida del campo y el disfrute del crecimiento progresivo y personas que poseen dinero, que son posesivas en lo material o lo emocional, para que aprecie la fuerza del apego con toda su intensidad y consecuencias. Sin embargo, Tauro posee la paciencia, perseverancia, resistencia y los sentidos desarrollados que dichas lecciones requieren, por lo tanto, si el Signo solar es afín a esta energía, la persona no verá mayor inconveniente en que esto sea así, sin embargo, con un Sol ubicado en un Signo más activo o inquieto, la persona con este Ascendente puede llegar a sentir mucha frustración hasta que aprenda a vivir su vida de acuerdo a la tranquila vibración de Tauro, porque es parte de las lecciones de su vida.

CONTEXTURA FÍSICA: Tauro confiere una altura media, contextura más bien robusta o fornida, su cuello es corto y grueso, los hombros anchos y las manos fuertes. Su esqueleto es sólido y la musculatura desarrollada, la piel dura, gruesa y resistente. Tiene un caminar firme y el conjunto corporal es armónico y estéticamente agradable. La boca y los labios son grandes y carnosos, la mandíbula pesada o de forma cuadrangular.


Géminis en el Ascendente y Sagitario en el Descendente

Si el Signo que asciende es Géminis, el nativo enfrentará la vida con curiosidad, espíritu inquisitivo y deseo de entender cómo funcionan las personas y las cosas. La versatilidad y la adaptabilidad son dos de los dones de Géminis, pero pueden dar origen a demasiados intereses diversos, y al síndrome de "intentarlo todo sin llegar a dominar nada". A quien tenga este Ascendente le enferma perder alternativas, y comprometerse con una sola opción significa excluir muchísimas otras. El cultivo de la capacidad de comunicación, ya sea escribiendo, hablando o mediante cualquier otra forma del intercambio de ideas, contribuye al sentimiento de identidad de estos nativos, e incrementa además la influencia que ejercen sobre el medio. En cierto sentido, están hechos para distribuir información; recogen ciertas ideas o actitudes en alguna parte, y después las depositan y aplican en otros lugares. Si el resto del mapa es, por naturaleza, de Tierra o de Agua, la capacidad de ser analítico, desapegado y objetivo tiende a convertirse en una necesidad imperiosa. Sin embargo, si el resto del mapa es de Aire o de Fuego, este Signo como Ascendente se suma a la inquietud de su naturaleza y aumenta la dificultad para permanecer en un mismo lugar durante el tiempo suficiente para profundizar el entendimiento de esa esfera o para convertirse en una auténtica autoridad en ese campo. Existe el peligro de que el nativo sea demasiado rápido para "irse a la cabeza" y de que pierda el contacto con el cuerpo y los sentimientos. Si Géminis es el Signo que asciende, el que se encuentra en la cúspide de la 7 es Sagitario. Mediante una relación, se les ofrece a estos nativos el marco de referencia ideológico de otra persona como medio para entender, explorar e interpretar la vida. La mejor pareja es alguien que pueda contrarrestar la tendencia geminiana a perderse en un laberinto de ideas o en una red de cosas sin ninguna trascendencia. La visión más amplia de Sagitario, y sus aspiraciones, ayudan al Ascendente Géminis a mantener el sentido de la orientación y el objetivo, en vez de verse continuamente desviado de la ruta. En pocas palabras, con frecuencia otras personas proporcionan a la de Ascendente Géminis el sentimiento global de un propósito que ella no es capaz de encontrar por si sola. La energía vibratoria de Géminis en el Ascendente trae como misión aprender a través de un igual pero diferente a sí mismo, por lo que su mayor desafío se presenta a través de la relación con hermanos o compañeros. Las circunstancias y personajes que le reflejan su propia energía son los que tienen relación con grandes conocimientos, el mundo intelectual y la habilidad para usar la comunicación oral o escrita, gente racional o analítica, de disposiciones rápidas o movedizas con tendencias juveniles. Pero todas sus experiencias se presentarán como situaciones incompletas que deberá mejorar a través de la creación de vínculos o la interacción y comunicación con otros. Debido a esta misión, Géminis expresa movilidad, ingenio, habilidad para la comunicación y la expresión en todas sus formas, y una desarrollada capacidad mental para racionalizar y aplicar la lógica en cada situación, expresa curiosidad y un genuino interés por aprender y conocer más sobre cada cosa o persona nueva que conoce. Su energía es intermediaria entre dos cosas o seres que no tienen relación entre sí y las conecta para que se produzca la interacción y el movimiento. Para aquellos cuyo Signo solar sea más del tipo emocional o estable esta misión de vida podría exigirle bastante esfuerzo, no así para los Signos solares cuya vibración es más inquieta y dinámica como la de Géminis.

CONTEXTURA FÍSICA: Otorga una contextura delgada, longuilínea, ágil y de aspecto juvenil incluso en la madurez. La cabeza es de dimensiones pequeñas, la piel delgada, la frente convexa, las cejas finas y alargadas. La nariz es de dimensiones reducidas también delgada y en punta, la boca angosta, grande pero de labios finos. La estatura nunca es elevada, de movimientos ágiles y rapidez de reflejos. Su dicción es clara y veloz.

Cáncer en el Ascendente y Capricornio en el Descendente

Con Cáncer en el Ascendente, se logra una mayor realización personal mediante una complejísima armonización con la naturaleza sensitiva. Algunas personas con Ascendente Cáncer (especialmente si en el resto del mapa hay predominio de Agua, o si Neptuno está fuertemente destacado) son emocionalmente tan vulnerables y están tan desvalidas que aprenden a protegerse cultivando un caparazón exterior duro y resistente. Su tarea consiste en encontrar maneras de usar su sensibilidad, en vez de sentirse abrumado por ella. En cuanto a otros con el mismo Ascendente (si el resto del mapa hay mucho Aire o mucha Tierra), es probable que no lleguen a percibir con exactitud lo mucho que bulle por debajo de una superficie calma y contenida. Este tipo de nativos atraen hacia si experiencias que subrayan la necesidad de reconocer, respetar y liberar los sentimientos. La naturaleza del cangrejo puede ser una adecuada descripción del Ascendente Cáncer. Ademas de estar listo en un fracción de segundo para refugiarse dentro de su caparazón, el cangrejo tiene una manera de aproximarse oblicuamente a las situaciones, que refleja la naturaleza, tendente a evitar los enfrentamientos, de este Signo Ascendente. Como el cangrejo no se siente cómodo estando todo el tiempo en el agua, se aventura a salir a tierra, pero luego vuelve a refugiarse en el agua. El Ascendente Cáncer también se mueve con el ritmo de avance y retroceso, como el de una danza en la que dos pasos hacia adelante se alternaran con un paso hacia atrás. Cáncer en la 1 debe aprender a respetar y "ajustarse a" un sentido interno y orgánico de su propio ritmo y ordenamiento temporal. En este aspecto, son nativos capaces de "sintonizar" con la naturaleza cíclica de la vida. Y sin embargo, también hay tenacidad en el cangrejo; una vez que coge algo con sus pinzas, no le suelta fácilmente. Quienes tienen a Cáncer en ascenso se adhieren a sus sentimientos -sean éstos de dolor o de gozo- y no renuncian fácilmente a ellos mientras no sean superados por otro sentimiento más intenso. Explicaciones, razones y racionalizaciones pueden ser perfectamente convincentes para un Signo Ascendente de Aire, pero no nos llevarán muy lejos con el cangrejo, e incluso es posible que el nativo las vuelva en contra de quien las esgrime. El Signo de Cáncer está asociado con el útero y los pechos. Los pechos proporcionan la nutrición necesaria para la nueva vida, y el útero es el ambiente perfecto para que algo pueda crecer. Si Cáncer está en el Ascendente, la persona aumenta su conciencia de si misma al cultivar las cualidades relacionadas con la preocupación de nutrir, en sentido real y en sentido metafórico, y atender a otros. Ya sea formando una familia, llevando adelante una empresa comercial o luchando por una causa, el nativo que tiene Cáncer en ascenso florece y "se realiza". No obstante, los que rehuyen cualquier versión activa del papel materno tienen su propia manera de pasarse al otro lado: es decir, procuran que sean los otros quienes desempeñen con ellos este papel. Una persistente sobreidentificación con la madre, una tendencia a demorarse demasiado en el útero simbólico que es la familia de origen o una búsqueda obstinada de la Madre Ideal que perdieron o que jamás tuvieron son algunas de las tendencias que pueden manifestarse con este Signo en el Ascendente. El Signo opuesto, Capricornio, se encontrará en la cúspide de la Casa 7, y evoca aquellas cualidades que compensan los extremos de Cáncer, estos nativos pueden verse inundados y arrastrados por oleadas de emoción y sentimientos, pero el mantenimiento de una relación exige que sepan discriminar entre las emociones que son adecuadas y útiles, y aquellas en que es menester tamizar o mantener bajo control. Mediante la asociación se erige una estructura (Capricornio), dentro de cuyo marco pueden fluir los sentimientos, de otra manera caóticos y aleatorios, del nativo con Ascendente Cáncer. Son personas que pueden concretar su propia necesidad de logro en el mundo ayudando a otros a triunfar y establecerse (Capricornio en la 7). Con este emplazamiento, tienden a buscar una pareja que les ofrezca seguridad, fuerza y estabilidad. De todas maneras, en algún momento el Ascendente Cáncer necesitará encontrar dichas cualidades dentro de si, en vez de seguir "importándolas" desde afuera. La misión de este Ascendente es llegar a interiorizar la energía emocional a través del sentido de pertenencia, la afectividad intensa hacia el pasado, la calidez, el afecto y todo lo que es muy personal. Los nacidos con este Ascendente siempre estarán rodeados de personas o circunstancias que expresan esta energía, el arquetipo de “la gran madre” y la abuela materna que reflejarán las emociones de Cáncer de manera externa hasta que las interioricen en su propio esquema personal, lo que idealmente sucede cuando ellos mismos se transforman en madres o padres y deben empezar a responder emocionalmente con sus propios hijos. Por todo esto, el Ascendente Cáncer está capacitado para responder emocionalmente, valorar el sentido de la familia, la necesidad de pertenecer a algún lugar o grupo, brindar o desear recibir apoyo, protección y nutrición tanto física como emocional. Cuando el Signo solar es afín a estas energías, la persona no siente grandes dificultades para interiorizarla, pero especialmente cuando el Signo solar es de Signos de Aire, entrar en contacto con su parte sensible y expresar sus emociones puede llevarle mucho más tiempo y hacerlo sentir más presionado por las circunstancias o personas que lo rodean.

CONTEXTURA FÍSICA: Esta energía redondea las formas del cuerpo, reduce la presencia de musculatura y confiere tejidos blandos. Aporta desarrollo abdominal, poca resistencia a los esfuerzos físicos, un caminar con indecisión y hábitos sedentarios. Su lento metabolismo y habitual gula lo vuelve propenso a la obesidad y a la formación de depósitos adiposos. El rostro muestra una ligera expresión infantil y una actitud como absorta en sus pensamientos, la cabeza es redonda, los cabellos delicados y finos.

Leo en el Ascendente y Acuario en el Descendente

Al estar en ascenso, Leo crea un mundo en el cual la necesidad de alcanzar poder, autoridad y expresión creativa es el requisito para la afirmación y el logro del sentimiento de individualidad. La Casa donde se encuentra el Sol designará el dominio especifico de la vida mediante el cual este Ascendente puede, en la forma más natural, descubrir su propia y peculiar identidad. Será en esa esfera donde la persona busca el amor, la admiración, el aplauso y la eficacia. Sin embargo, para algunas personas con este Ascendente, ser efectivo se confunde con ser afectivo. El exhibicionismo y los gestos extravagantes están, en el caso de Leo, alimentados y respaldados por la necesidad imperiosa de ser alguien y de sentirse importante. Cualquier cosa es mejor que ser, simplemente, un hombre ordinario. Las personas con Ascendente Leo están preocupadas por algo que a todos, en un momento u otro, nos concierne: emerger como individuos por derecho propio. Existe el peligro de que puedan enfrentarse al mundo con demasiado orgullo. Algunos nacen esperando que se los trate como a reyes, pero deben estar preparados para hacer el esfuerzo de ganarse el respeto y el Status deseados, en vez de dar prisa en alejarse con colérico orgullo si la gloria no les es concedida sin cuestionamiento alguno. En ocasiones, estos nativos vacilan, o no se atreven a ponerse a prueba, por temor de fracasar. Los que consiguen encontrar una canalización saludable para su poder personal o su creatividad pueden ocasionalmente adoptar una actitud de amargura y de cinismo hacia el mundo que no reconoce su genio. Leo se asocia, en el cuerpo, con el centro del corazón, y el Signo dispone de un caudal enorme de amor para dar. Gestos magníficos aparte, Leo en ascenso puede, lo mismo que el Sol, prodigar una calidez generosa y una energía vivificante y curativa a quienes estén allí para recibirlas. Sin embargo, por lo común los de este Ascendente esperarán algo a cambio, alguna especie de reconocimiento agradecido por todo lo que han hecho. Estos nativos alcanzan un punto decisivo en su vida cuando son capaces de dar sin pedir nada a cambio. En tanto que para quienes tienen a Leo en el Ascendente es decisivo que cultiven un sano sentido de su propio poder, autoridad y valor, Acuario en el Descendente significa que se verán confrontados con personas o situaciones que los urgen a considerar las exigencias del sistema más vasto del cual forma parte. Acuario en la 7 hace pensar que las relaciones de persona a persona son un campo de entrenamiento para aprender a compartir y promover objetivos comunes, con lo que se neutraliza la tendencia, posiblemente demasiado egotista y centrada en si misma, de Leo en la 1. Con el fin de mantener una relación duradera, en la cual no sufra la personalidad de ninguna de las partes, es necesario que el Fuego y la pasión de Leo en el ascenso sean aliviados y contenidos (pero no extinguidos) por las áreas de objetividad y justicia de Acuario. La misión del Ascendente Leo es familiarizarse con la energía propia de un líder o dirigente, por lo que desde un principio deberán lidiar con figuras de autoridad fuertes, reconocidas, con prestigio social o dominantes, que de algún modo atraen hacia sí toda la atención del medio dejando al individuo ensombrecido y con la sensación de “no existo”. Pero como parte de su trabajo es desarrollar su propia individualidad y espacio personal, tarde o temprano, los que tienen este ascendente se ven en la necesidad de alejarse y salir de esa sombra para buscar su propio espacio y camino, y descubrirse a sí mismos en el proceso, debido a un vago sentimiento de vacío afectivo y falta de reconocimiento que lo obliga a salir al mundo a buscarlo. Sin embargo, este proceso no es tan simple como decidirse a iniciar dicha búsqueda, porque hasta que no logre desarrollar su verdadera identidad estará permanentemente dividido entre ser diferente y llamar la atención o ser aceptado y pertenecer al grupo comportándome como uno más del grupo. Tal como con los otros Ascendentes, si el Signo solar es afín a la energía de Leo, la persona sentirá menos conflictos durante este proceso, pero se complicará mucho si su esencia solar es más tímida o retraída para lo que esta misión le pide que aprenda a expresar.

CONTEXTURA FÍSICA: Este Ascendente presenta una contextura de formas alargadas, musculatura delgada y carencia de zonas adiposas, con proporciones elegantes y armoniosas. Confiere agilidad y rapidez de movimientos, un caminar con pasos amplios y regulares y su voz vibrante, fuerte y cálida. Su rostro posee una expresión altiva, noble y desapegada con formas estéticas y regulares. Una frente alta y amplia, la nariz es de proporciones agradables, mirada luminosa e intensa que otorga fuerza y seguridad al rostro.

Virgo en el Ascendente y Piscis en el Descendente

Con Virgo en ascenso, el nacimiento a la identidad individual se realiza mediante el análisis mental, la discriminación, la autocrítica y el proceso de autodefinirse en forma cada más especifica. Es frecuente que todo ello conlleve el cultivo de una mayor habilidad y eficiencia en el campo laboral o en el dominio de la expresión creativa que haya elegido el nativo. Como Signo de Tierra, este Ascendente siente la necesidad de un empleo determinado del conocimiento, en forma útil, servicial y productiva. Virgo en el Ascendente orienta la atención hacia el cuerpo físico y su adecuado funcionamiento. Para este Signo constituye también un problema el manejo práctico de las necesidades mundanas en la vida cotidiana. Virgo en esta posición puede ir asociado con lo que podríamos llamar "la asimilación adecuada de la experiencia". Como los alimentos, es menester que la experiencia sea bien masticada y digerida. En el cuerpo, los procesos catabólicos separan lo que es valioso y merece ser integrado de lo que es tóxico y malsano. El Ascendente Virgo debe aplicar este proceso a la digestión de la experiencia vital. Mediante el análisis del si mismo y de la vida en general, estos nativos pueden extraer de la experiencia aquello que sea más conducente a su bienestar. Lo que no es constructivo debe ser reconocido como tal y, en última instancia, depurado y eliminado. Aferrarse durante demasiado tiempo a cosas tales como la negatividad y el resentimiento significa que la psique, y tarde o temprano el cuerpo, se ensucia, se debilita y se envenena. Con Virgo en ascenso, existe el riesgo de que la persona se vuelva tan obsesiva con el orden, la corrección y la exactitud que pierda el contacto con la espontaneidad y la fluidez. Cuando Virgo se autolimita y se vuelve manifiestamente tenso y rígido, Piscis aparece de una manera o de otra para decir "relájate, déjate ir, aflora el control y date algún gusto de cuando en cuando". Piscis en el Descendente anima al Ascendente Virgo a relacionarse con otros en forma más compasiva y con un grado de sacrificio y de aceptación mayor del que suelen permitirse estos nativos, de espíritu inclinado a juzgar y criticar. Por mediación del Descendente Piscis, el Ascendente Virgo alcanza la comprensión que se manifiesta cuando el corazón está abierto y receptivo. En la vida no existe solamente aquello que es posible medir, poner a prueba y cuadricular. La predisposición natural de Virgo a centrarse en lo pequeño y en el detalle, encuentra su máxima expresión en el aprendizaje de este Ascendente cuya misión es aceptar y reconocer el valor de las restricciones y las demoras de la vida aprendiendo a potenciar y extraer el máximo posible de lo mínimo. Para esto, Virgo tiende a experimentar situaciones que los hacen sentir limitados o disminuidos con respecto a los demás (como enfermedades, situación económica, etc.), y le plantea escenarios de grandes potencialidades pero dentro de un contexto de pocas posibilidades o recursos hasta que entiendan que las cosas más grandes e importantes en la vida siempre partieron siendo algo pequeño o débil. Su estilo tranquilo, modesto y observador, además de su capacidad analítica y comprensión natural de un orden establecido mayor, junto con su natural atención a los detalles y a todo lo que es considerado pequeño o un simple pormenor, le otorga las herramientas precisas para realizar su misión correctamente, siendo más cómodo para aquellos cuyo Signo solar es afín a esta vibración sencilla y meticulosa, y exigiéndoles mucho más esfuerzo a aquellos cuyo Signo es más impaciente o exuberante.

CONTEXTURA FÍSICA: Este Ascendente presenta una contextura menuda y estatura más baja al promedio. Los rasgos del rostro son delicados y agradables, la nariz es de fosas nasales pequeñas y los labios delgados. Los ojos tienen una mirada penetrante y sus movimientos son controlados, agiles y su andar es rápido. Lo rodea una energía moderada que muchas veces lo hace pasar inadvertido entre las demás personas.

Libra en el Ascendente y Aries en el Descendente

En tanto que Aries, cuando asciende, llama a formas de acción premeditadas, terminantes y autoafirmativas, el Ascendente Libra exige una acción deliberada y cuidadosamente escogida, basada en la evaluación objetiva y justa de la situación que sea. Dicho de otra manera, habrá que tener en consideración lo que los otros necesitan o quieren. El juicio reflexivo es la nota clave de este Ascendente: una vez sopesadas en la balanza las diversas alternativas, se escogerá la manera de ser o de actuar más adecuada. Sin embargo, tanto la capacidad de ver el punto de vista de la otra persona como la tendencia a considerar cualquier situación desde todos los ángulos posibles puede paralizar la acción. De aquí la vacilación, el carácter indeciso y la reputación de no decidirse a tomar partido que caracterizan a este Ascendente. Es más fácil tomar decisiones si contamos con un sistema de valores sobre el cual basarlas. La responsabilidad de establecer una tabla de valores, normas e ideales que permitan evaluar la acción es una pesada carga para los nativos con este Ascendente. Es fácil que dejen simplemente que otra persona decida por ellos. E incluso si el Ascendente Libra basa sus acciones en lo que cree verdadero y justo, ¿hay alguna garantía de que todo terminará por funcionar bien? Libra en ascenso puede significar también el logro de un equilibrio entre los lados "masculino" y "femenino" de la vida, entre las urgencias místicas y las nociones prácticas, entre el "corazón" y la "cabeza", la intuición y la lógica y, sobre todo, entre lo que queremos y necesitamos y lo que otros necesitan y quieren. Libra en el Ascendente va en búsqueda de la relación perfecta, de la filosofía ideal y de lo que es armonioso y placentero. Se da a menudo un interés por las artes y una atracción hacia sistemas abstractos, como la política o las matemáticas, que ofrecen simetría y rotundidad de concepto. Es posible que muchas de las creencias y de los ideales de este Signo Ascendente sean demasiado elevados en relación con las ásperas realidades de la vida. Al mismo tiempo, estos nativos pueden ser críticos cuando algo no está a la altura de lo que deseaban o esperaban. Y quienes tienen este emplazamiento pueden ser muy tercos: "En nombre de la armonía, será mejor que veas las cosas como yo las veo". (¿Aunque tal vez esto sea infiltración de Aries?). Las relaciones son importantes para quien tiene este Ascendente, y necesarias para su evolución y crecimiento personal. Si Libra está en el Ascendente, en el Descendente está Aries, y en cierto sentido, encontrarse con Aries en la esfera de la vida asociada con las relaciones saca a la luz las cualidades librianas. Si el socio o la pareja es fuertemente afirmativo y centrado en si mismo (un tipo ariano), entonces el Ascendente Libra tendrá que aprender a adaptarse y a hacer concesiones. Sin embargo, si la otra persona se vuelve demasiado injusta, dominante y exigente, el Ascendente Libra aprende a defenderse y a exigir los rasgos librianos de igualdad y equilibrio. Los opuestos se caracterizan por transformarse el uno en el otro. Si a un nativo con Ascendente Libra no le gusta la manera en que tú llevas las cosas, pronto te lo hará saber. Como la energía de Libra está estrechamente relacionada con la belleza, la elegancia, el refinamiento y el cuidado de las formas sociales, a las personas con este ascendente la vida les brinda experiencias que involucran todos estos ambientes, aunque no siempre desde su nacimiento, para darles la oportunidad de expresar sus propias capacidades para apreciar la belleza y desarrollar su potencial artístico en algún grado. Sus cualidades naturales para armonizar, ser amables y cooperar con otras personas los ayuda en su misión que se centra en tres conceptos básicos pero muy profundos: unir, complementar y participar. El área idónea donde aplica esto son sus relaciones personales y su mundo social, a través de los cuales debe aprender, después de algunos sinsabores, que en el mundo de las relaciones el querer compartir, colaborar y realizar algo en unión con otro no implica volverse dependiente del otro, es decir, que no debe confundir su necesidad de otras personas para compartir y realizar cosas en común con dependencia. Nuevamente, si su Signo solar es más independiente o liberal, le costará más asumir su lección de vida que si su Signo es afín a este tipo de vibración.

CONTEXTURA FÍSICA: Libra confiere formas armónicas al cuerpo, piel delicada y una estatura media. El cuerpo acumula adiposidades en las caderas, el rostro es ovalado, la frente no muy alta, las pestañas largas tornan dulce la mirada, con ojos grandes y expresivos. La nariz es clásica en sus formas, la boca tiene una linda forma casi esbozando una sonrisa. El mentón es redondeado en la extremidad y camina con gracia, la voz es agradable, melodiosa y sensual.

Escorpio en el Ascendente y Tauro en el Descendente

La historia en el octavo de los trabajos de Hércules se relaciona estrechamente con la dinámica de Escorpio en el Ascendente. En una forma o en otra, quienes tienen a Escorpio en ascenso deben enfrentarse y trabarse en la lucha con lo que es oscuro, tabú, oculto o destructivo. Algunos verán a la bestia externamente y lucharán con lo que hay de oscuro y perverso "afuera". Hércules consiguió matar a la Hidra sacándola del pantano y elevándola en el aire. De la misma manera, Escorpio en ascenso debe llevar a la luz de la conciencia aquello que es oscuro y está oculto en el interior. Reprimida, la energía de Escorpio bulle en forma subterránea, envenenando la psique y generando un hedor que contamina la atmósfera entre las personas. Sin embargo, si la fuerza plena de tales emociones se libera sin que haya habido un trabajo previo de regeneración, es probable que su poder destructivo sea demasiado para soportarlo. Existe un tercera alternativa. En vez de reprimir los aspectos de Escorpio que se hallan en su naturaleza, o de actuarlos sin restricción alguna, es posible reconocer los sentimientos que están en juego para después transformarlos o volver a canalizarlos en forma más constructiva. Como la joya que aparece al dar muerte a la Hidra, los complejos negativos pueden ser transformados en algo precioso. Muchos artistas han producido sus mejores obras al reencauzar la pasión, la cólera o la envidia por canales creativos, Goethe, el gran escritor alemán que tentó a Fausto con el demonio, tenia Ascendente Escorpio. La serpiente se deshace de su piel cuando el crecimiento y la presión interior que éste lleve consigo hacen que le quede demasiado estrecha. La naturaleza volcánica de Escorpio acumula presión interiormente hasta que se produce una explosión, liberación y renovación. Por opción o por coerción, este Signo en el Ascendente borra y hace desaparecer viejas formas y estructuras para que sea posible construir nuevas formas. Gandhi, Lenin, Mussolini, Stalin y Freud, todos, con este Ascendente. Escorpio en ascenso connota una profundidad que obliga a quienes tienen este emplazamiento en su mapa a abrirse camino excavando hasta las raíces del problema, en busca de los significados y las motivaciones subyacentes. Nada se toma al pie de la letra. Como la mujer de Barba Azul, estos nativos son capaces de abrir puertas que es mejor dejar cerradas. Escorpio en ascenso atrae hacia si a Tauro en el Descendente. Allí donde Escorpio se ve forzado a desafiar, atacar, destruir y cambiar, Tauro es paciente, estable, realista y conservador. Tauro reúne las condiciones para soportar una cada vez más furiosa arremetida de Escorpio y después advertirle con calma: "No te olvides, cariño, de que cenamos a las ocho". Quienes tienen Ascendente Escorpio necesitan cultivar esas cualidades taurinas en la relación, con el fin de contrapesar los turbulentos excesos y extremos de las intensas pasiones que los agitan. Escorpión no podía tener una misión cómoda, debido a su magnetismo sexual, intensa vitalidad corporal y relación con los procesos de muerte y renacimiento, los que irónicamente está llamado a descubrir dentro de sí quien posee este Ascendente, ya que parte de su misión es familiarizarse con su inagotable reserva de energía a través de personas o situaciones que exteriorizan su alta y conflictiva intensidad emocional y despiertan su desconocida potencia sexual y capacidad de renovación interior visible en cualquiera de sus formas. Debido a que debe asumir tan desafiante misión, Escorpión expresa una personalidad profunda, misteriosa, reservada y penetrante con una desarrollada capacidad para llegar al fondo de cada situación o descubrir las motivaciones reales de los demás, habilidad que no siempre le acomoda, ya que está obligado a ver, antes que otros, el lado más oscuro de la naturaleza humana, motivo por el cual siempre se verá enfrentado a personajes magnéticos, poderosos, controladores y llenos de energía vital, psíquica o material hasta que reconozca en sí esas vibraciones. La ventaja de reconocerlas como propias es que, en ese caso, se pueden aprender a controlar y manejar en beneficio propio y de los demás y no sólo sufrir sus consecuencias. Si el Signo solar es más sensible o idealista, puede costar más que acepte y elabore esta tarea, pero los Signos más pragmáticos o perseverantes no verán tanto problema en esto.

CONTEXTURA FÍSICA: Este Signo otorga una altura medio-alta y un desarrollo normal de la musculatura. La cabeza tiene forma ligeramente cuadrangular y las extremidades inferiores son más cortas en proporción al tronco, las cejas son marcadas y tupidas, levemente prominentes y la boca es más bien ancha y el maxilar cuadrado. Tiene una mirada profunda y penetrante, tez ligeramente morena y un andar sinuoso o silencioso, la voz es fuerte, sensual y agradable.

Sagitario en el Ascendente y Géminis en el Descendente

El símbolo de Sagitario es el arquero o centauro, representando generalmente como una criatura mitad hombre, mitad caballo. La parte superior muestra el torso humano apuntando con una flecha hacia los cielos, en tanto que la mitad inferior, el caballo, tiene los cascos firmemente plantados en el suelo (o anda haciendo cabriolas sobre él). En precario equilibrio entre las bestias y los dioses, Sagitario en ascenso evidencia este dilema fundamental en su manera de encarar la vida. Una parte de su naturaleza aspira a grandes alturas, nobles ideales y logros inspirados, en tanto que otra parte se ve arrastrada por urgencias animales más básicas y más instintivas. Cabe preguntarse si el lado animal es capaz de emular la visión superior. La brecha entre lo que es y lo que podría ser suele ser difícil de soportar para quienes tienen este Ascendente: son nativos que necesitan hallar maneras creativas de resolver tal escisión. Otra imagen que se asocia con Sagitario es la del Buscador, la del que siempre tiene que ir más lejos, siempre va en pos y persecución de algo más. Con este Ascendente, lo mejor es considerar la vida como un viaje o una peregrinación. En ocasiones, el viaje como tal es más agradable que la llegada: un viejo lema de este Signo es "veo la meta y, cuando la alcanzo, veo otra". Como Signo de Fuego situado en una Casa Angular, Sagitario en ascenso genera calor y necesita una canalización o una meta para expresar su energía y su entusiasmo. Siempre que no descorazonen a la gente haciendo demasiada exhibición de si mismos, los nativos con este Ascendente tienen el don de inspirar a las personas. Cuentan, además, con la capacidad de imbuir de significación e importancia simbólica los acontecimientos de la vida. De ahí que no vean las cosas existentes en forma aislada, sino que las aprecien en relación con una verdad o un principio más amplio. Los peligros a que está sujeto este Ascendente son los del autoengrandecimiento, la exageración y la extravagancia. Son nativos que, como Ícaro, son capaces de volar demasiado alto para terminar luego estrellándose contra la tierra. Algunos de ellos viven habitualmente por encima de lo que les permiten sus medios. Otros viven demasiado en el ámbito de las posibilidades, sin conseguir jamás cimentar su visión en términos concretos. Hasta qué punto esto sea un problema dependerá de la fuerza del elemento Tierra o del principio que representa Saturno en el resto del mapa. Géminis en el Descendente es el contrapunto necesario de Sagitario en el Ascendente. En el contexto de una asociación, los que tienen este Ascendente pueden observar muy de cerca las leyes y pautas básicas de la existencia que han intuido. Una pareja de tipo geminiano es ideal para ellos. La mentalidad geminiana puede encontrar las palabras exactas para dar expresión a los conceptos y sentimientos, más amplios, de Sagitario. Géminis es capaz de analizar y cuestionar las conclusiones de Sagitario y, por ende, de obligar a este último a que elabore las cosas de forma más completa. Géminis presenta a Sagitario los pasos prácticos inmediatos que pueden dar para la concreción de objetivos y aspiraciones. Aunque Sagitario decida que debe salir de vacaciones, la que coge la guía telefónica para buscar el número de la agencia de viajes es la parte geminiana del si mismo. Lo mismo que sucede con las otras combinaciones Ascendente-Descendente, también aquí las cualidades del Descendente pueden ser "importadas" por mediación de otra persona, o pueden ser cultivadas dentro del si mismo como parte de la búsqueda de integridad. La vibración y misión del Ascendente Sagitario apunta a vivir experiencias que lo contacten con viajes o el extranjero, con filosofías y religiones, con la enseñanza y sobre todo con el maestro que imparte ideas profundas y anima a otros a ir y ver más allá, y será a través de este tipo de personajes y experiencias que deberá hacer contacto con su tarea que se resume en experimentar todo el potencial que ofrece la expansión de la mente y el desarrollo de la fe, incrementar su confianza en la vida y, sobre todo, aumentar la capacidad de unir lo lejano con lo familiar, adquiriendo y transmitiéndole a otros conocimientos y visiones trascendentes necesarias para darle sentido a sus vidas. Para esto, Sagitario cuenta con una personalidad entusiasta, confiada, expansiva y siempre deseosa de vivir nuevas aventuras, creyendo y confiando que más allá siempre habrá algo interesante que ver, aprender o experimentar. Por supuesto que aquellos Signos solares cuyas vibraciones son más sosegadas o dependientes podrían resistirse a aceptar este tipo de energías en sus vidas demorando bastante el interiorizarlas en sus esquemas personales, no así los Signos más dinámicos o aventureros por naturaleza.

CONTEXTURA FÍSICA: Sagitario otorga una estatura medio-alta, una contextura bien formada y cuerpo atlético, los hombros son amplios y la espalda es grande y desarrollada. Las manos son siempre grandes, su caminar es de grandes pasos manteniendo la cabeza hacia delante. La frente es espaciosa y redonda, y el mentón ligeramente alargado. Los ojos grandes y las cejas bien delineadas. El cuerpo se presenta grande o voluminoso especialmente en el tórax.

Capricornio en el Ascendente y Cáncer en el Descendente

Saturno, regente de Capricornio, tiene en la mitología una personalidad escondida. Por otra parte, se nos cuenta que castró a su padre y se comió a sus hijos. En este sentido, representa un principio represivo, critico, frío y áspero. Por otra parte, sin embargo, en la mitología romana Saturno regia la Edad de Oro. Los saturnales eran un festival de licencia, sensualidad, abundancia y complacencia: la época de la cornucopia. Las cualidades de Capricornio en el Ascendente reflejan la naturaleza dual de Saturno. Si recordamos el principio general de que nos encontramos a nosotros mismos al cultivar las cualidades del Ascendente, Capricornio en este emplazamiento hace pensar que se necesita un apreciación de estos dos lados de la vida. El primer lado de Capricornio está bien documentado. Con este Signo en ascenso, los nativos suelen tener la sensación de que los vigila un padre severo, que espera de sus hijos obediencia, y ciertos logros. La energía y el entusiasmo del Signo anterior, Sagitario, deben ser usados de manera práctica y productiva, y dentro de limites definidos. No se puede dejar que fluyan o floten con cualquier cosa que suceda, ni los nativos pueden dejarse arrebatar por cualquier capricho o pasión. Para satisfacer las exigencias del padre-en-uno-mismo, el Ascendente Capricornio tiene que planear y estructurar cautelosamente la vida, construyendo lógicamente y con lentitud, con miras al logro de sus objetivos y ambiciones. La energía debe ser cuidadosamente medida, y ello requiere disciplina y control. Capricornio rige las rodillas, y tarde o temprano, quienes tienen este Ascendente deberán inclinarse, sumisos, ante una autoridad superior -interna o externa- que espera algo de ellos. Como Job, es frecuente que el Capricornio en ascenso se vea humillado por penurias y frustraciones, y que asi aprenda a aceptar ciertas leyes, limites y estructuras. Y, como Cristo, es probable que el último minuto se pregunte si, en definitiva, si los sacrificios valieron la pena. En pocas palabras, Capricornio en ascenso necesita "hacer algo de si mismo" y alcanzar cierto grado de validación colectiva y de respeto. Son nativos que pueden rebelarse y tratar de eludir las lecciones y las responsabilidades, pero que terminan por caer en la cuenta de que, simplemente, se sienten mejor si enfrentan las obligaciones que tienen, ya sea consigo mismos o con los demás. ¿Qué hay del otro lado de Saturno, la deidad que regia la Edad de Oro? En cuanto Signo Cardinal de Tierra, Capricornio tiene la capacidad de operar con suma eficiencia en el mundo material. Mediante el cultivo de su potencial destreza para el manejo y la organización de asuntos prácticos, el nativo experimenta una sensación de satisfacción y realización. Después de Virgo, ningún otro Signo Ascendente es más capaz que Capricornio de crear orden a partir del caos, o de tener una visión de las posibilidades y de concretarla. Y no debemos olvidar que el terrenal Capricornio tiene también su lado de sátiro o de Pan; la capacidad de disfrutar de los sentidos físicos y del mundo natural. Quizá sea porque Capricornio como Ascendente está tan consciente de las más ásperas realidades de la vida que estos nativos pueden, por contraste, saborear aquello que es sensual y hermoso. Capricornio en ascenso tiene el el Descendente al sensible y acuoso Signo de Cáncer, la imagen blanda, carnosa y redondeada de Cáncer se opone a la rigidez y la inflexibilidad de Capricornio, y con toda naturalidad las modera. El Ascendente Capricornio puede dar al mundo una impresión de reciedumbre, pero es frecuente que al refugiarse en casa se haga mimar y tratar como un niño por su pareja. Pesa a su dureza externa, o de su timidez, quienes tienen este Ascendente son excepcionalmente sensibles a los sentimientos de quienes están próximo, y es frecuente que se adapten para satisfacer las necesidades de su pareja. El padre severo y tajante encuentra la mediación de la Madre Protectora, que todo lo acepta. Si en esta esfera de la vida nos alejamos mucho en una dirección, la vida lo compensa en otros campos. La vibración de Capricornio es lenta, concentrada y rigurosa y su misión lleva al individuo a vivir experiencias severas que, de una u otra forma, debe revolver por sí mismo mientras asume enormes responsabilidades sin la posibilidad de apoyarse en otros. La energía de Capricornio en el Ascendente transmite la sensación de que cada vez que inicia algo, las exigencias se vuelven grandes, lentas y parecen complicarse o hacerse más difícil, debiendo aprender a postergar sus intereses inmediatos ante responsabilidades que se ve obligado a contraer, perseverando en rumbos que inicialmente no ofrecen recompensas sino hasta lograr los resultados deseados. Aunque la persona debe desarrollar una disposición autosuficiente basada en su fortaleza interior y sustentar a otros, se sentirá más débil y necesitada de lo que realmente es y muchas veces buscará inconscientemente apoyarse en otros. Por lo exigente de su misión, la naturaleza lo provee de una personalidad sólida, capaz de grandes esfuerzos, responsable, poseedor de una gran sabiduría y un desarrollado sentido de las leyes naturales y lo esencial en la vida. Para los Signos más idealistas o impulsivos, las lecciones propias de este ascendente le parecerán bastante más severas que para quienes poseen Signos afines a esta vibración energética.

CONTEXTURA FÍSICA: Confiere estatura superior al promedio y un cuerpo esbelto en sus formas, sin depósitos adiposos. Ambas extremidades son alargadas con respecto al tronco, la contextura es rectangular-alargada. La frente amplia, poco cabello y prematuramente canoso, las cejas confieren un aire pensativo al rostro. La nariz es larga y delgada, y la boca pequeña y mantenida fuertemente cerrada. Mentón huesudo, algo afilado y levemente cuadrangular, el cuello es largo y delgado. Sus movimientos y caminar es discreto, habla lento y en voz baja.

Acuario en el Ascendente y Leo en el Descendente

Irónicamente, quienes tienen a Acuario en el Ascendente (el punto de conciencia de si) obtienen un sentido más claro de su propio identidad, peculiar y única, al retroceder un paso para tener una visión objetiva e impersonal de la vida. Contemplar los acontecimientos, las personas, las circunstancias -e incluso contemplarse- desde de la perspectiva del desapego les permite tener la imagen más global o completa del plan de las cosas. Una mejor percepción "del grupo", sumada a un elevado sentido del contexto social dentro del cual funcionan, sustituye el marco de referencia puramente personal o subjetivo. Acuario está regido conjuntamente por Saturno y por Urano. El lado saturnino de Acuario Ascendente puede orientarse hacia un grupo que destaque su propio sentimiento de identidad o de importancia. Simultáneamente se dan las preocupaciones referentes a si pertenecerá al grupo "adecuado", si estará haciendo "lo que corresponde", ect. El lado más uraniano del Ascendente Acuario, sin embargo, puede sentir que es inapropiado regir la vida solamente por el aumento o el reforzamiento del poder o de la seguridad personal. Es necesario tener en cuenta algo más amplio que el yo individual. Sobre esta base, y más que ningún otro Signo Ascendente, Acuario puede actuar de acuerdo con lo que el nativo o nativa siente que representará un apoyo o una mejora para el funcionamiento del todo. El Signo de Acuario ha sido asociado con el mito de Prometeo que estaba convencido de que la humanidad podía mejorar su condición. Prometeo robó el fuego de los dioses para dárselo al hombre. De modo similar, la mejor manera en que Acuario en ascenso puede enfrentar la vida es con un sentimiento de esperanza y con la visión de un futuro nuevo: una creencia en que las circunstancias se podrían mejorar con la aplicación de las teorías o los conceptos adecuados. Pero, así como la actitud desafiante de Prometeo fue castigada por los poderes establecidos, también algunos modernos Prometeos pueden ser condenados, maltratados e incluso enviados a prisión por teorías o acciones que transgreden o ponen en peligro la autoridad existente. Y sin embargo, es parte de la naturaleza de la vida el que las viejas estructuras y los antiguos paradigmas, cuando han sobrevivido a la utilidad que tenían, cedan el paso a ideas y modelos nuevos. Con frecuencia, el Ascendente Acuario sintoniza con las últimas tendencias y con las ideas más nuevas que hay en el aire. Por lo común, los ideales asociados con este Signo son igualitarios: fraternidad, hermandad, solidaridad, justicia, igualdad e imparcialidad para todos. Para entender estos fines, el Ascendente Acuario puede asumir la causa de aquellos sectores de la sociedad que el sistema vigente oprime o condena. En ocasiones, la visión de estos nativos es demasiada idealista, y subestima la fuerza de las gentes de naturaleza más voraz, realista y ambiciosa. De modo similar, quienes tienen este Ascendente suelen sentirse incómodos con las emociones irracionales y egocéntricas que encuentran en si mismos o en los otros, y que entran en conflicto con sus teorías nobles y utópicas. Leo en el Descendente es la sombra de Acuario en el Ascendente. Es posible que por debajo de la fría objetividad y de los ideales igualitarios estén al acecho las urgencias de reconocimiento y de poder personal de Leo, con todo su amor a la igualdad y a la libertad, se sienten con frecuencia atraídos por las personas prestigiosas e influyentes. Puede haber, incluso, una tendencia a valerse de los otros como medios para ganar fuerza, poder e importancia (Leo en la 7). Aun con toda su falta de egocentrismo, pueden pasarse horas amargados si alguien los hace quedar como tontos en un fiesta. Los sentimientos de Leo son apasionados e intensos, y su prestigio como marco principal de referencia. Para evitar posibles contra-ataques de Leo, ya sea adentro o desde afuera, la persona con Ascendente Acuario hará bien en no denigrar abiertamente la forma que tiene Leo de encarar la vida. Con Acuario existe el peligro de que las necesidades de funcionamiento eficaz del sistema cobren precedencia sobre la peculiaridad, la condición humana y la individualidad creativa de aquellos que deben encajar en él. Llevado a un extremo, el sueño de Acuario podría, demasiado fácilmente, convertirse en una pesadilla. La misión de Acuario y sus procesos de aprendizaje incluyen muchos imprevistos o interrupciones inesperadas que, inicialmente al menos, se vivirán como adversidades, crisis inexplicables o simple mala suerte, sin embargo, sólo cuando el tiempo otorgue la perspectiva necesaria, se reconocerán como las oportunidades creativas y liberadoras que fueron. Otra forma en que la energía de Acuario se hace presente para este Ascendente, es a través de personas o situaciones que rompen las reglas, transgreden lo establecido y expresan maneras originales de ser y hacer las cosas hasta que la persona reconozca su propia capacidad para actuar de acuerdo a esta vibración energética y aprenda a ser independiente, espontánea y original atreviéndose a abrir caminos y marcar diferencias que sólo serán valoradas por los demás mucho tiempo después de que este Ascendente haya visto lo que se debía hacer. Para responder a semejante tarea, Acuario cuenta con una increíble capacidad para adelantarse al presente y captar intuitivamente lo futuro, además de una personalidad liberal y un desarrollado sentido social e interés por el bienestar de las personas, facilidad para hacer amigos, notables habilidades científicas o tecnológicas y una personalidad original e independiente. Aquellos con un Signo solar estructurado o inflexible podrían tener más problemas para asumir su misión personal que los Signos solares más liberales o aventureros.

CONTEXTURA FÍSICA: Acuario ubicado aquí otorga estatura media, cuerpo ágil con porte elegante, las extremidades inferiores son largas y delgadas. La frente es amplia y espaciosa, y la cabellera lacia y tupida, los ojos son muy grandes, expresivos y, a veces, con una mirada magnética y encantadora. El rostro muestra una combinación de rasgos poco comunes o diferentes a lo normal, es alargado, ovalado, carnoso y posee una piel delicada y cutis claro.

Piscis en el Ascendente y Virgo en el Descendente

Piscis en ascenso puede encarnar cualquiera de las diversas manifestaciones asociadas con este Signo, tan complejo como esquivo. Lo mismo que los dos peces que nadan en direcciones opuestas en el símbolo, la urgencia por consolidar un sentimiento concreto de identidad yoíca entra en conflicto con aquellas fuerzas que estimulan la disolución y la trascendencia de los limites del yo. La resolución de este dilema exige que la persona con Ascendente Piscis cultive una identidad que no excluya el darse cuenta de que es parte de algo más grande que su propio yo. Una personalidad demasiada rígida lo imposibilitaría, y en cambio, una identidad demasiado difusa crearía dificultades en el trato efectivo con la vida. En la primera de estas situaciones, nada que trascienda las fronteras del ego podría infiltrarse en la conciencia, en tanto que en el  segundo caso la persona se ve abrumada por su sensibilidad y su actitud de apertura. Los peligros son, por otra parte, la inflexibilidad, y por la otra, la desintegración y el caos. Piscis en el Ascendente puede manifestarse en cualquiera de los tres niveles asociados tradicionalmente con este Signo: la víctima, el artista o el curador/salvador. La víctima no se enfrenta bien con las realidades más difíciles del mundo, y busca una escapatoria o un apoyo, volviéndose quizá, para encontrarlas, hacia las drogas y el alcohol. En su vaguedad y confusión, estos nativos con este Ascendente pueden dejarse llevar por cualquier cosa que suceda y permitir que sean otros los que decidan por ellos. Algunos quizá procuran escapar de la red de la rutina y el tedio cotidianos dentro del marco social tradicional, orientándose hacia el delito, las actividades clandestinas y otras conductas deshonestas. Sin embargo, otra expresión posible con este Signo en el Ascendente es la artística. Inspirados por ámbitos imaginativos de la psique, el artista, hombre o mujer, canaliza sus percepciones por la vía de uno u otro medio expresivo. El tercer nivel, el del curador/sanador (reflejo de Quirón que rige su Signo opuesto, Virgo), consagra su vida al servicio del prójimo, intentando concretar una visión de la vida de la cual tuvo atisbos en un estado de mayor expansión de la conciencia. El dolor de "afuera", del mundo, lo siente como su propio dolor. En los tres niveles, y en grados diversos, este Ascendente resulta controlado y dominado por algo que borra o sustituye una existencia más mundana o una visión limitada de la vida. La tónica del Ascendente Piscis es el sacrificio de la voluntad personal. Sin embargo, si lo llevan al extremo, los que tienen este Ascendente pueden terminar creando, repetidas veces, situaciones en las cuales otros se aprovechan de ellos. Además de dejarse pisotear como el proverbial felpudo, la carencia de prohibiciones y de limites claros significa, con frecuencia, el abandono de si mismo a emociones y apetitos que, a la larga son excesivos y autodestructivos. Virgo en el Descendente ofrece, a manera de principios equilibrantes, discriminación, sentido común y un sano respeto de la cautela y de los limites. Se trata de cualidades que pueden encontrar en otros, pero en última instancia, les irá mucho mejor si pueden hallar estos rasgos dentro de si mismas. Algunos nativos que tienen esta configuración se verán hasta tal punto absorbidos por éxtasis espirituales o por misiones elevadas que necesitarán de un compañero o compañera que se encargue de las necesidades más triviales y mundanas de la vida diaria (Virgo en la 7). En ocasiones, el nativo con este Ascendente será tan idealista  y romántico que inconscientemente tenderá a criticar y condenar (Descendente Virgo) a quienes no están a la altura de sus expectativas. También los hay que derivan su sentimiento de identidad exclusivamente de estar al servicio del prójimo. La energía vibrante de este Ascendente generalmente presenta situaciones en las que es difícil percibir los límites ni establecer normas, frustrando cualquier intento por expresar juicios definidos, establecer distinciones claras o dar respuestas concretas. Los ambientes están cargados de corrientes emocionales profundas, perturbadoras y confusas que son abiertamente negadas y en los cuales los roles o responsabilidades son confusas, creando contextos ilusorios o fingidos que nadie se atreve a cuestionar. Debido a la dificultad para expresar en palabras lo que perciben a su alrededor o por temor a ser malentendidos, algunos empiezan a desconfiar de sus propias percepciones y se exigen un nivel de claridad y racionalidad con un marcado pensamiento crítico y gran escepticismo que anula su potencial y los deja atrapados en un mundo que obstaculiza su misión. Piscis posee un extraordinario grado de sensibilidad con el que puede captar cosas que el normal de las personas no alcanza a ver, como las sutilezas dentro de una habitación, los efectos mágicos de la música, el fascinante mundo de la imaginación al escuchar o leer historias, la creatividad artística, etc. Para los Signos solares más bien prácticos o racionales este aprendizaje puede ser muy complejo y exigente, sin embargo, para aquellos con Signo solar más sensible e imaginativo como Piscis todo le parecerá fluido y natural dentro de sus vidas.

CONTEXTURA FÍSICA: Con Piscis en el Ascendente, la contextura corporal es predominantemente de formas redondeadas y tejidos blandos, la cabellera abundante, una mirada ausente y soñadora, la piel es clara y muy pálida. La actitud general es distraída con un andar incierto. Las piernas son cortas y los hombros anchos, las manos pequeñas y regordetas. De rostro carnoso y redondo, la frente espaciosa pero baja, labios carnosos y sensuales con una nariz corta y de forma redondeada.


Los Signos en el Medio Cielo

En astronomía podemos definir el Medio Cielo como el círculo de longitud que pasa por el punto Sur del horizonte a través del Zenit hacia el punto Norte del horizonte, el Medio Cielo no debe ser confundido con el Zenit, ya que se trata de dos conceptos diferentes. El Zenit es el punto mas cercano al meridiano desde donde se encuentra la persona. Para localizar que estrella estaba mas cerca al Zenit en la carta, se puede echar una mirada a un mapa de estrellas, usando el tiempo sideral del nacimiento. El Medio Cielo, sin embargo, es el punto donde el meridiano intersecta a la ecléctica  En general, la relación o diferencia entre el Ascendente y el Medio Cielo es de 90 grados, pero en algunos casos esto no es exacto. Estos segmentos pueden diferir ligeramente. Lo que podemos decir es que la relación entre el Medio Cielo y el Ascendente no es ni constante ni simple. La mayoría de los astrólogos lo define como el punto que simboliza nuestra identidad social o imagen pública. A diferencia del Ascendente, el Medio Cielo se refiere a una identidad mas impersonal, que no ha sido elegida por la persona, sino que se ha ido formando por exigencias de la sociedad en la que vive. Para bien o para mal, esta identidad pública se transformará en parte de su ser. No podemos considerar al Medio Cielo como un punto único y separado de la carta natal, siempre debemos relacionarlo totalmente con las energías planetarias por ella expresadas. El Medio Cielo representa básicamente la conciencia del ego, lo que conocemos y queremos expresar profundamente acerca de nosotros mismos. Y aquí, deberíamos hacer una salvedad acerca de los símbolos primarios usados en astrología: cada uno de ellos es peculiar y distinto, cada uno de ellos sirve a un propósito diferente. Los doce Signos representan doce tipos de procesos psicológicos, cada uno con una clara evolución, determinados recursos y resultados hacia determinados logros. Los planetas representan como un refinado mapa de nuestra psiquis. Cada uno de nosotros piensa de determinada manera. Cada uno de nosotros ama y siente de determinada manera. Hay un planeta para la acción (Marte) otro para el pensamiento (Mercurio) y otro para el sentimiento (Luna). Las Casas representan los escenarios en los cuales nos moveremos, significan un territorio que aprenderemos a conocer y a conquistar. La cúspide de la Casa 10 o Medio Cielo es un punto clave de la carta natal porque es la representación de la conciencia del Ego. Es un punto de expansión, de brillo, de asertividad que jamás puede ser subestimado. El proceso de individuación implica un delicado equilibrio entre el mundo consciente y lo inconsciente. A medida que crezcamos espiritualmente, y nos adentremos en el autoconocimiento, y funcionaremos con menor egoísmo y una mayor conexión con el universo. Carl Jung señaló que sólo mediante una fluida conversación entre lo consciente y lo inconsciente podríamos clarificar nuestra compleja relación con lo universal. El "ego" puede ser definido en términos psicológicos como el sector de nuestra psiquis que nos permite crear un límite entre nuestra vida psíquica interna y la conciencia de "lo externo". A medida de que la conciencia de nuestro propio ego se desarrolle, completaremos dos funciones muy importantes: la primera será que enfrentaremos los desafíos de la vida externa ya no como externos y ajenos a nosotros sino como parte de un todo mas integrado, y la segunda es que a medida en que estemos en mayor contacto con nuestra propia esfera interna ganaremos en creatividad, serenidad y comprensión hacia los demás.

La falta de conciencia con lo infinito nos hace sentir falibles, frágiles y limitados. La infinita cantidad de posibilidades que podemos experimentar en la vida humana se nos escapa y se nos desvanece. El tomar conciencia de lo que nos pasa nos permite crear una gran posibilidad de elección. El Medio Cielo es un punto crítico al señalarnos que tipo de evolución debe realizar el ego para desarrollarse, y asimismo hacia donde se verán encaminadas nuestras búsquedas más profundas. El concepto de "autorealización", creado y desarrollado por Abraham Maslow se aplicaría perfectamente al concepto de la búsqueda que nos impone la cúspide del Medio Cielo. El Signo en el que el Medio Cielo se encuentra, los planetas que lo aspectan, en que Signo se halla progresando nos puede demostrar una importante clave de hacia donde se encuentran orientadas nuestras búsquedas más profundas y que grado de conciencia hemos alcanzado. Significativamente, también en el Medio Cielo se verán reflejados nuestros más grandes temores, el espacio vacío que va desde lo que hemos creado hacia lo que todavía no hemos visto nacer. La resistencia, la inmovilidad, la parálisis nacen en el ser humano con la idea de que "no existe nada nuevo para nosotros". El entendimiento profundo nos llevará a reducir la resistencia y los temores, pero no nos olvidemos que habrá siempre un estilo de obstáculo que el Medio Cielo nos tenderá a presentar. Los pensamientos negativos, las creencias, las limitaciones se verán reflejadas en este punto tan fundamental. Asimismo, la relación entre la Casa 9 de la carta natal y el MC es fundamental. Se trata de un preludio para la Casa 10. El zodiaco funciona con un orden y consecuencia lógico. La Casa 9 que incluye nuestras creencias y convicciones. Si usamos el sistema de "Casas derivadas" se convierte en la Casa 12 de la Casa 10, por eso es como el "motor" que nos impulsa a actuar. También expresa nuestra visión de futuro que expresaremos necesariamente más tarde en el MC. Usualmente no sabemos que, ni como, pero la intuición de la Casa 9 nos impulsa a proyectarnos de una cierta manera hacia la 10. Muchos astrólogos (entre ellos Michel Gauquelin) realizaron importantes descubrimientos encontrando que a veces, el planeta motor o "rector" de la vocación se encontraba cerca o conjunto a MC pero del lado de la Casa 9. A mi entender es por los motivos que señalé anteriormente. A continuación describiremos someramente los distintos Medio Cielos y sus características fundamentales.

ARIES
La presencia de planetas en el hemisferio oriental hacen a la persona más centrada en sí misma, más autodirigida y más autosuficiente. Por el contrario, si la mayoría de los planetas se hallan emplazados en el hemisferio occidental, la persona tendrá una gran dependencia y sus respuestas girarán en relación a su entorno. El Medio Cielo en Aries es un claro ejemplo de la búsqueda de la autoafirmación, la ambición, el orgullo, la creencia en si y sus propios valores. Aries es un Signo Cardinal y de Fuego. Indica, en el Medio Cielo a una persona que quiere demostrar el "Yo soy" en todas las áreas de la vida. El espíritu de líder, de pionero, de emprendedor es clásico de este emplazamiento del Medio Cielo. Sus dificultades pueden ser un excesivo centrarse en el ego, una minimización de los peligros y un exceso de impulsividad. La persona es extremadamente clara en observar sus objetivos y en perseguirlos. Posee notorio entusiasmo y puede cambiar de dirección rápidamente en circunstancias adversas. Las palabras claves en este emplazamiento son: liderazgo, fuerza, espíritu pionero, impulsividad, rapidez de respuesta. A nivel profesional, las carreras que más le convienen son las que implican claridad, rapidez, movimiento. El gran peligro de este Medio Cielo reside en su capacidad de lastimar en su impulsividad, de ser brutal y de no discriminar. Lo que la persona con este Medio Cielo debe aprender es a liderar sin imponer, a orientar con sus claros propósitos sin caer en actitudes dictatoriales. El IC en Libra indica que nunca debe olvidar el equilibrio y la integración profunda del otro en todas sus acciones, por individualistas que sean. Con respecto a la vocación ésta requerirá una carrera que sea altamente personal e individualista. En ella deberá poder demostrar su independencia y su autonomía. Todas las profesiones relacionadas con lo deportivo, la ingeniería, la mecánica. los instrumentos, las profesiones ligadas a las fuerzas armadas, la fabricación de armas y municiones, todo lo relacionado con el fuego, las profesiones que implican el uso del cuerpo (danza, gimnasia).


TAURO
Tauro es un Signo Fijo, de elemento Tierra. La persona con este Medio Cielo se planteará de alguna manera "Sé que poseo esto". Estará muy alerta acerca de sus dones y de sus posibilidades. Puede indicar lo que el individuo sabe profundamente acerca de sus posesiones (físicas o intelectuales) que le permitirán desarrollarse en la vida. He visto varios casos de este MC en vidas donde hubo una profunda transmutación de la energía (personas con discapacidad que lograron grandes metas a través de su gran fuerza espiritual). O por el contrario, vidas donde hubo un gran espíritu de supervivencia y tenacidad que permitió el triunfo. El grado más evolucionado del MC en Tauro puede ser persistir en un pensamiento evolutivo creador y elevado, sin dejarse vencer ni influir por el entorno. La preservación de pensamientos, sentimientos, vínculos y objetos también parece ser notoria en este emplazamiento del MC. Las cualidades podrían ser la tenacidad, la persistencia, la resistencia a la adversidad, la búsqueda de la seguridad, la protección hacia los demás. El MC en Tauro puede resistir circunstancias que podrían vencer a personas con otro emplazamiento en este ángulo de la carta. Los defectos con este MC podrían ser la estrechez de criterio, la gula, un excesivo apego a lo material. La presencia de Escorpio en el IC indica la necesidad, en algún momento de la vida, de soltar, de conocer el vacío, de enfrentarse a una profunda transformación que no nos evitará el poder volver a construir. A nivel profesional, el MC en Tauro puede indicar profesiones ligadas a la voz (cantante lírico, fonoaudiólogo), dentistas, profesiones ligadas a lo estético, y también todo lo relacionado con el campo y la agricultura. También las profesiones ligadas a la inmobiliaria, los bancos, y las actividades financieras son clásicas en este MC.


GEMINIS
La gran flexibilidad es una característica que uno asocia inmediatamente con este MC. Tienen un alto grado de receptividad al medio, una gran rapidez de respuesta y menor tendencia a acumular sentimientos de culpa. La agilidad, la versatilidad y la adaptabilidad son sus principales cualidades. Poseen una gran capacidad de observar o poder detectar posibilidades, aunque existe la tendencia a poder perder profundidad y estabilidad. La dualidad de caminos en el orden vital o laboral es muy común en este MC. Pueden llegar a manejarse exitosamente, o los dos caminos pueden perder concentración y energía. La capacidad de entusiasmarse, de comprometerse en varias actividades al mismo tiempo es también significativa. En general se manejan de forma muy mercurial y analítica para resolver las cuestiones laborales. La capacidad de mediar y de negociar es otra intensa característica de las personas con este emplazamiento. Resumiendo, sus palabras claves son: la destreza, la diversidad, la habilidad y la adaptabilidad. El IC en Sagitario impone al nativo el no perder nunca la búsqueda de si, a pesar de atravesar todas las variantes del cambio. La incapacidad para comprometerse por largo tiempo y construir estructuras laborales permanentes parecen ser los grandes desafíos de este MC. Poseen siempre la sensación de ser protagonistas de un proceso permanente, no son ni sus iniciadores ni sus finalizadores. La sensación de encierro y de falta de profundidad sobreviene cuando sienten que se pueden sentir "atrapados" en una sola elección. Como Signo Mutable, Géminis requiere gran cantidad de "espacio" (físico y mental) para poder moverse y trabajar con destreza. A nivel profesional, todo lo relacionado a la comunicación, las ventas, los trabajos relacionados con las manos, el comercio, los viajes, la escritura, la enseñanza, la oratoria, son profesiones comunes que se observan en estos emplazamientos.


CANCER
La capacidad para planificar, típica de todo Signo Cardinal, pero al mismo tiempo tener en cuenta a los demás son típicas de este MC. Lograr un exacto equilibrio entre la propia dirección y la responsabilidad al entorno es el mayor desafío en este caso. La gran autopercepción va acompañada por la necesidad de cuidar y responder por los demás. Son conscientes de su gran individualismo, que les permitirá ser líderes a su manera (contemporizadora, protectora) pero al mismo tiempo su gran responsabilidad de nutrir al entorno. Sensibles, muy influenciados por el medio pueden volverse demasiado impresionables y perder efectividad y capacidad de mando. Deben luchar contra fuertes energías emocionales sin perder de vista un punto fijo en el horizonte. Las características claves de este emplazamiento en el MC son: individualismo, consideración hacia los otros, protección y firmeza. La gran habilidad para manejar finanzas o recursos de los demás es típica de esta posición. Un peligro con este MC es que la persona adopte una actitud muy autoprotectora de caparazón de preservación cuando el entorno externo sea muy conflictivo. La verdadera clave consiste en abrirse y permitirse proteger y ser protegidos, poder fluir con el entorno. Como buen Signo de Agua, su intuición y su tendencia a edificar primero un recipiente para que este sea llenado después con un contenido le permitirá protegerse y continuar con los avatares dolorosos de la vida. Hay también IC en Capricornio, un fuerte deseo de sostenerse y progresar en el medio de llegar a "ser alguien". A nivel profesional, inclina a las tareas que tienen relación con el hogar, la familia, la alimentación, los niños, la maternidad, el trabajo con mujeres o con temas femeninos, los trabajos que se realizan por la noche (la noche está gobernada por la Luna), también la agricultura.


LEO
Leo en el MC indica una persona que ejerce conscientemente su voluntad. El camino hacia la cima y los pasos sucesivos se van presentando muy claramente para esta posición del MC. La tendencia es a tener metas muy claras y muy altas. Leo es un Signo Fijo, por lo tanto otorga a la persona la persistencia y la perseverancia por llegar a su meta, por más elevada o difícil que parezca ante los ojos de los demás. La sensación de haber sido elegidos para algo, junto con la generosidad y la nobleza propia del Signo, los hacen destacarse inmediatamente en su entorno. En el otro extremo, pueden tornarse despóticos y arrogantes si no se les conceden sus deseos. A nivel positivo, el MC en Leo ha realizado un trabajo interior de poder templar su espíritu y prepararse para desempeñar puestos de mando. La habilidad para liderar es clara y natural. También, un factor positivo en este emplazamiento consiste en poder alentar a los demás, en ser líderes positivos que encauzan y saben guiar al grupo. La intuición necesaria para obtener lo mejor de lo que los rodea es también una cualidad de este MC. Son confiables, y no temen aceptar grandes desafíos. Así como el MC en Aries se decía a si mismo "Yo soy" el MC en Leo manifiesta "Yo voy a poder hacerlo". Acuario en el IC puede haber indicado una raíz familiar inesperada y caótica, que luego impone al nativo una gran necesidad de mantener el control y el poder. A nivel vocacional todas las profesiones relacionadas con el arte lo atraerán fuertemente. Las posiciones ejecutivas, la relación con la joyería y los metales preciosos. Las profesiones relacionadas con el juego y los entretenimientos. La política, en altos cargos.


VIRGO
Nunca se debe perder de vista que en todo MC en Virgo existe un IC en Piscis que tiene una notoria vocación de servicio. Estas personas reflejan una actitud mesurada, crítica, detallista y positiva. No es el criticar en búsqueda de un defecto permanente lo que les interesa, sino poder ayudar constructivamente a los demás. Puede existir asimismo una propensión al orden, a la limpieza, a la perfección. Pueden vivir con una misma profesión por años, necesitan la seguridad del ingreso estable y de la rutina que se repite. Otro tema importante en los MC en Virgo es el tema del aprendizaje. Necesitan aprender constantemente, volverse cada vez más eficientes en lo que hacen. Tienen gran habilidad para enseñar porque desarrollan destreza en lo que emprenden. Como en general no son innovadores, aprender a realizar con excelencia aquello a lo cual se dedican. La búsqueda de datos o de instrumentos necesarios en una situación son claves en este Medio Cielo. En el costado menos evolucionado de este MC encontramos a la persona que repite incesantemente su tarea, con miedo a variar y acumulando posesiones materiales de manera casi neurótica. Principalmente, se podría resumir que su gran talento es la búsqueda de la perfección y la excelencia y su capacidad para concentrarse en los detalles. Las profesiones adecuadas son todas las que requieren prolijidad y destreza: secretariado, profesiones relacionadas con la salud, personas que acumulan datos, que trabajan en bibliotecas o museos, especialistas en medio ambiente.


LIBRA
Como buen Signo Cardinal y de Aire, Libra en el Medio Cielo nos señalará una persona que ha profundizado a fondo en los procesos de pensamiento. Hay una gran tendencia a tener un comportamiento moderado y armónico hacia los demás en este emplazamiento del MC. La importancia del factor social, de mantener una cierta imagen, es muy importante en esta posición. Poseen una gran habilidad para asociarse y establecer vínculos con los demás. Pueden lograr, también el apoyo de personas importantes en sus proyectos, a través de su actitud diplomática y complaciente. La falta de sinceridad y el deseo de gustar a toda costa suelen ser importantes defectos en este MC. La indecisión, la incapacidad para tomar decisiones drásticas pueden ser otros. Una gran adaptabilidad es típica en esta posición. Caminando entre opuestos, adaptándose a cada circunstancia como ella lo requiera, esto les traerá una buena capacidad de ascender socialmente. El IC en Aries nos habla de raíces interiores de cierta tensión y agresividad, que Libra tratará de evitar a toda costa creando un ambiente de consideración y escucha hacia los otros. A nivel profesional se destacaran en todas las carreras que requieran sociabilidad y tacto, los ámbitos legales y de la justicia, negocios que requieren actividades sociales, mediación, negociaciones, moda, accesorios, industria textil, joyería, consejero.


ESCORPIO
Mientras que el IC en Tauro representa la quietud y la capacidad para entender el mundo de la materia, el MC en Escorpio representa la crisis, la transformación profunda y el mundo del sentimiento. Escorpio atrae polaridades opuestas, y el punto medio, caso contrario al MC en Libra un punto de equilibrio será difícil de ser encontrado. Las personas con el MC en Escorpio suelen ser profundamente ambiciosas, directas, claramente dirigidas hacia sus metas. Los fracasos se toman en este caso como un excelente ejercicio hacia el logro del éxito. Pueden recurrir a medidas extremas, a decisiones de increíble dureza y a bloquear sus sentimientos en pos de una meta. La necesidad de experimentar fuertes procesos de transición se ve también en este emplazamiento. Saben intuitivamente que deberán transitar por procesos de muerte, o de cambios muy fuertes pero que continuarán sin modificar demasiado sus metas. Aquí la clave que la persona se repite a si misma es "Yo deseo". La tendencia a acumular importantes rivalidades, sospecha y competencia muy intensa es muy común en este MC. Sin embargo, el poder de transformarse y transformar a otros, el coraje y la valentía para transitar por situaciones de pasaje doloroso son fundamentales en este MC. Son personas capaces de sobrellevar situaciones de tremenda intensidad con habilidad y valentía. La mayor fuerza que posee este MC es su capacidad de curar y transformar a otros. A nivel profesional se relacionan con todo lo que tiene que ver con las inversiones, la psiquiatría, la psicoterapia, todo lo que trata con la muerte y la transformación, la rehabilitación, la minería, la petroquímica, la energía nuclear. Todas las profesiones relacionadas con el sexo, la investigación y lo oculto.


SAGITARIO
Sagitario comparte con Capricornio, su Signo siguiente, la búsqueda de status y progreso en la vida. El MC en Sagitario busca la expansión de la conciencia y de la sabiduría, que traerá aparejada la obtención de logros mayores a nivel social. La naturaleza intuitiva del Signo los hace hábiles planificadores y les confiere una cierta intuición profética. Tienden a conocer de modo innato como se desarrollaran los acontecimientos en el futuro. Son abiertos, creativos, expansivos, han asimilado el profundo deseo de Escorpio y median entre este y el signo del utilitarismo, Capricornio. Existe en ellos también una cierta capacidad de atesorar sabiduría, la cual sabrá ser utilizada en el momento oportuno. Son personas que no se dejan convencer fácilmente, al mismo tiempo, necesitan convencer a los demás para que los acompañen en sus planes. Podría decirse que existe en ellos un cierto dogmatismo, al final toman sus decisiones por ellos mismos y se manifiestan sumamente convencidos. La búsqueda de la aventura estará presente en todos los órdenes de la vida. La conexión con el extranjero y los viajes es muy común en esta posición del MC, no siendo raras las residencias en otros países o los abundantes viajes. Nunca se debe olvidar que el MC en Sagitario puede haber traído una cierta duda, una dualidad filosófica que deberán combatir adoptando un sistema de creencias seguro y convincente. A nivel profesional todo lo relacionado con viajes, turismo, leyes, publicaciones, la filosofía, las instituciones religiosas, las relaciones internacionales y el marketing son las áreas donde más se destacarán.


CAPRICORNIO
Sólo los íntimos intereses personales y un claro dirigirse hacia las metas prefijadas mueven a este Medio Cielo, por lo tanto la permeabilidad al medio no será su característica. El MC en Capricornio tiene a Cáncer en el IC, por lo tanto existe en esta persona un fuerte deseo de proteger y cuidar a los demás. Su nivel de eficiencia es altísimo, sin embargo, suelen ser disconformes y pensar que podrían haber logrado aún más. No temen a lo desconocido y saben que pueden operar aún en los terrenos más resbaladizos. Son excesivamente concentrados en sus propias metas y en su propio trabajo, al que toman con excesiva seriedad. La gran capacidad para focalizarse en alguien o en algo les trae una altísima proporción de éxito en todo lo que emprenden. Pueden tener grandes ambiciones, incluso a nivel social y político, porque saben que su esfuerzo no es nada desdeñable. No se detienen jamás ante ningún obstáculo. Buscan una y mil maneras de vencerlos. Pese a eso no buscan la gloria ni la fama como los MC en Leo. Obtienen generalmente éxito a pesar de sí mismos, porque en general son modestos y no buscan el brillo ni el ornato. Pueden ser extremadamente obstinados en pos de un objetivo. Carecen, por otro lado de capacidad para responder desde un costado muy creativo o innovador. Son gente práctica y previsible. La frase clave en ellos es "Yo utilizo". Las carreras asociadas con este MC son constructores, mineros, personas que trabajan con ancianos, quiroprácticos, traumatólogos, ortopedistas, dentistas, personas que trabajan con hielo o en lugares muy fríos, funcionarios de gobierno, ingenieros.


ACUARIO
La persona con este MC tiene que probarse a sí misma y en el camino de la vida que "Ha aprendido". El lema más importante en su vida es el del aprendizaje continuo y la búsqueda de la sabiduría. El gran miedo de un MC en Acuario es quedarse encerrado en un conocimiento vacío y su gran búsqueda, la de infinitas posibilidades que le permitan acceder a un conocimiento superior. Pero cuidado, porque en su gran búsqueda puede dispersarse y no poder procesar y elegir el saber miento valioso. La importancia de priorizar el aprendizaje es clave en este MC. Puede llegar a ser un experto en cobrar conciencia, en descubrir temas a los que otros no pueden acceder. Otro gran tema en este MC es su gran capacidad para cooperar con los demás. Su objetivo es la cooperación en grupo, el bienestar universal. Habrá periodos de encierro seguidos por momentos de gran necesidad de compartir. Todo lo nuevo, lo diferente y lo vanguardista lo atraerá sobremanera. A pesar de su búsqueda de la verdad, como es un Signo Fijo, deberá luchar contra conceptos muy arraigados en su psiquis que lo pueden llevar a descartar información valiosa y volverse rígido. No debemos olvidar que viene de un Leo en el IC, puede volverse rígido, puede tornarse solitario, debe encontrar la libertad de espíritu para poder actuar el idealismo de su IC. El gran proceso por el que debe pasar toda persona con el Medio Cielo en Acuario es acumular gran cantidad de conocimiento, a través de la lectura, a través de la educación, a través de su contacto con el mundo. Y luego, después de este proceso, un cierto despertar de conciencia se producirá, ya no a nivel sólo intelectual, sino a un nivel más profundo. Entonces su mente se volverá más profunda y habrá encontrado la verdadera sabiduría. En lo profesional se destaca en todo lo que sea el contacto con los medios, el trabajo en los grupos, activismo social, la astrología, el espacio, la computación, la ciencia, la matemática, la aviación, la futurología, la radio y el Internet.


PISCIS
La tendencia a ser pacientes y a fluir con el ritmo del universo es característica de esta posición del MC. Poseen un aguzado reloj interno que les dicta qué es lo que deben y no deben hacer. Pueden "oler" casi el ritmo que lleva o debería llevar un proceso o un proyecto. Poseen cierta mediumnidad que los puede llevar a presentir qué acontecimientos les sobrevendrán en un futuro. Esto puede llegar a desestabilizarlos si el crecimiento espiritual no ha sido suficiente. En este MC hay dos temas especiales: la búsqueda de la sencillez y la austeridad, también la compasión. Existe también en ellos una gran inclinación hacia todas las manifestaciones del arte. Existiría profundamente en estos nativos el deseo de llevar un vida simple, de manejarse con recursos escuetos y de lograr simplemente el contento personal e interior. La filosofía y la religión son campos en los que pueden incursionar fácilmente, el significado último de Piscis es entender la polaridad y el todo. La excesiva sensibilidad que durante la adolescencia puede haber sido dolorosa y excluyente se presenta en la madurez como un arma poderosa para entender y lograr una profunda empatía con los demás seres humanos. Virgo en el IC les impone no alejarse nunca de la claridad y la discriminación y no olvidar que su gran sensibilidad debe estar al servicio de una causa superior. En el momento en el que el MC en Piscis logra su mayor claridad es cuando puede abrirse con gran compasión a los demás. Ahí entiende profundamente el significado de su vida. A nivel laboral señala todas las profesiones ligadas a la música, la danza, la actuación, el cine, la publicidad, la vitivinicultura, la pesca, el gas, los productos químicos, las actividades marítimas, industrias pesqueras, las actividades curativas y de rehabilitación de adictos a las drogas y alcohólicos. También los trabajos de asistencia social o programas de ayuda se ven agrupados bajo este MC o la regencia de Neptuno.


Los planetas en aspecto al Medio Cielo

Aspectos del Sol: La individualidad más profunda y la conciencia del Ego están íntimamente conectadas. Mientras que otras personas lucharán por saber qué deben ser en la vida, estos individuos tendrán una clara visión de quienes son y donde quieren dirigirse. En los momentos de tránsitos "duros" tanto al Sol como al Medio Cielo la persona se cuestionará en su totalidad.

Aspectos de la Luna: La elección de la carrera y adonde queremos llegar está influenciada por motivos muy inconscientes y muy profundos. La Luna sirve como un hilo conductor para que lo más profundo de la psiquis se exprese a nivel externo. El MC y el Signo en el cual se ubica indicará la manera como utilizaremos el inconsciente para lograr la conciencia del Ego y expresarnos en el mundo. Si no hay aspectos entre la Luna y el MC, se puede observar el signo del IC y su regente para observar nuestros motivos inconscientes.

Aspectos de Mercurio: La manera de la cual nos comunicamos es fundamental en nuestra conciencia del Ego. La capacidad de poder "reconocernos" de diferentes maneras, de entender nuestros procesos de cambio intelectual afectará directamente nuestro contacto con el mundo. Habrá gran adaptabilidad y posibilidad de asumir distintas situaciones y verlas de diferente manera.

Aspectos de Venus: La astrología esotérica le da a Venus la capacidad para el conocimiento concreto, esto es la absorción de material fáctico. Para algunos astrólogos antiguos, Venus sería el verdadero regente de la astrología, en lugar de Urano. Aspectos de Venus al Medio Cielo indican que la habilidad y la disponibilidad sociales serán una clave para la dirección que tomará el Ego. Hay una gran interacción de aspectos entre Casa 1 y Casa 7 (lo que los demás hacen, piensan, me influye notablemente). Estos aspectos de Venus indicarán que la persona volcará en el mundo su capacidad de mediar y de armonizar. La necesidad de conectar a la vida amorosa o la pareja con el MC puede ser imperiosa.

Aspectos de Marte: El planeta del coraje aspectando al MC trae una tremenda asertividad y autoexpresión personal a nivel externo. Hay una gran firmeza y gran energía para perseguir los objetivos en la vida. Marte puede traer, sobre todo en aspectos de cuadratura y oposición una furiosa búsqueda de la autoexpresión seguida de una gran impulsividad. Sólo el tiempo y el crecimiento personales pueden llegar a pulir estos impulsos inconscientes. La energía toma cuerpo por sí sola y debe ser expresada de alguna forma.

Aspectos de Júpiter: Tradicionalmente considerados muy afortunados, estos aspectos indican gran predisposición hacia el éxito por la fuerte conexión entre la conciencia superior y la manifestación del Ego. Existiría como una voz o un mandato interior que guía a la persona a encontrar un camino correcto en la existencia. Asimismo, existe un optimismo que le permite asumir los fracasos y volver a intentar. La relación con lo espiritual es muy profunda, aunque no siempre consciente.

Aspectos de Saturno: En estos aspectos se puede notar que algo de la estructura externa del mundo ha sido internalizada, indicando que existe una normal aceptación de la seriedad, la responsabilidad y el buen manejo del tiempo para lograr las metas. Los procesos lógicos y de autoevaluación son muy comunes en estos aspectos. El Ego debe evitar en caer en patrones de conducta rígidos y demasiado inflexibles. También., los aspectos de Saturno al MC nos indican cómo se relacionará la persona con la estructura material del mundo y los esquemas de poder.

Aspectos de Urano: Los aspectos de Urano al MC suelen traer súbitos cambios de dirección en la vida, así como giros de conciencia que nos pueden hacer virar la dirección de nuestra existencia. También pueden aparecer como hechos que pueden impactar fuertemente nuestro interior y el sentimiento de quienes somos. La sensación de que podemos acomodarnos rápidamente a los cambios, por más súbitos que parezcan, es otra característica de estos aspectos.

Aspectos de Neptuno: Cuando Neptuno aspecta al MC es favorable cultivar el lado creativo y empático del planeta, ya que sino puede transformarse en decepciones, falta de metas, autoengaños y fuertes decepciones. La falta de una vocación clara en la vida o en continuo vagabundear pueden ser consecuencias de este aspecto. La percepción y la intuición están siempre muy acentuadas.

Aspectos de Plutón: Este planeta otorga la capacidad de ejercer el poder. Una fuerte sensación de meta, de tener una misión en la vida aparece con estos aspectos. Una gran sensación de quien uno es, a donde se dirige y la capacidad de ser guía y líder es también muy frecuente. Existe una gran capacidad creativa y la necesidad de regenerarse uno mismo, sus recursos y el rol que ejercemos en la sociedad. En un sentido general, estos aspectos indican una gran sensación de independencia y fuerza personales.

Tránsitos y Progresiones: Como el MC es el punto más prominente de la carta natal, los aspectos por tránsito o progresión señalarán profundos cambios en el autoconocimiento, la percepción de uno mismo y la dirección que la vida va a tomar. Los aspectos de progresión y de dirección son más a largo plazo y reflejan una relación de mayor duración y profundidad entre la energía de un planeta y el punto representado por el MC: Los tránsitos producen eventos más cortos, y no son vividos a un nivel tan profundo. También es fundamental observar los aspectos al IC ya que estos suelen indicar también cambios de status o dirección en la vida de fundamental importancia. Para finalizar, me gustaría agregar que el Signo que aparece en la cúspide del MC es el reflejo espiritual de un don que hemos recibido, de la capacidad humana que tenemos de aprender mas allá de nosotros y utilizar nuestros talentos a pesar de las dolorosas o difíciles circunstancias con las que la vida nos confronte.


             
                   OmTatSat