) .fn ( font-site: 150% ; color: #ffffff ; )

Translator

Astropsicología Holística

Todas las Entradas del Curso paso a paso...

Los Elementos y su interpretación en la Carta Astral

Los cuatro elementos de la astrología (Fuego, Tierra, Aire y Agua) son los básicos bloques de construcción de todas las estructuras materiales y tonalidades orgánicas. Cada elemento representa un género básico de energía y conciencia que opera dentro de cada uno de nosotros. Tal como la física moderna demostró que la energía es materia, estos cuatro elementos se entretejen y combinan para formar toda la materia. Cuando la chispa de vida abandona el cuerpo humano al morir, todos los cuatro elementos se disocian y regresan a su estado prístino. Es sólo la vida misma, que se manifiesta en una totalidad orgánica y viva, la que mantienen juntos a los cuatro elementos y estos están en toda persona, aunque cada persona esté conscientemente más armonizada con algunos tipos de energías que otros. Cada uno de los cuatro elementos se manifiesta en tres modalidades vibracionales: Cardinal, Fija y Mutable. De allí que cuando combinamos los cuatro elementos con las tres modalidades, tenemos doce pautas primarias de energía que se llaman los Signos zodiacales. Los Signos zodiacales se llamaron también "campos de energía", pautas arquetípicas, principios formativos universales, etc. Todas éstas son denominaciones de la misma realidad. Estos principios formativos universales son las realidades vivas que la astrología simboliza, y son idénticos a los "arquetípicos" de Jung. Lo que éste dice acerca del acerca del arquetípico puede aplicarse también a la naturaleza fundamental de las pautas energéticas zodiacales: "...me parece probable que la naturaleza real del arquetípico no sea capaz de que se la haga consciente, de que sea trascendente". Si en realidad, la verdadera naturaleza de las pautas energéticas representada por los Signos zodiacales es trascendente e incognoscible, lo más que puedo hacer para dar una sugerencia de la clase de pautas energéticas aquí mencionadas es decirle que se mire la mano. Las mismas energías que construyeron las pautas únicas que se ven en la palma y en las puntas de los dedos continúan vitalizando y sosteniendo no sólo el cuerpo sino también la psique. El elemento de todo Signo particular muestra el tipo especifico de conciencia y método de percepción más inmediata con la que el individuo armoniza. Los Signos de Aire se correlacionan con la sensación, percepción y expresión de la mente, relativas especialmente a las formas geométricas de pensamiento. Los Signos de Fuego expresan el principio vital que da calor, radiación y energía, y puede manifestarse como entusiasmo y amor o como ego. Los Signos de Agua simbolizan el principio sensitivo que enfría, cura y suaviza, y la respuesta sensible. Los Signos de Tierra revelan una sintonía con el mundo de las formas físicas y la capacidad práctica para utilizar el mundo material.

Podría preguntarse "¿Que es realmente la psique?" No se la puede ver; empero, existe. Experimentamos el impacto de fuerzas psíquicas cada día que pasa. La psique es, por tanto, tan real como cualquier objeto material aunque no podemos verla, tocarla, olerla o gustarla. Si podemos aceptar la realidad de las fuerzas psíquicas, con seguridad podremos aceptar la realidad de los invisibles constructores de toda la vida, material y física. Estos constructores invisibles son las pautas energéticas primordiales o los principios formativos del universo. Jung los llama los arquetipos porque estuvieron activos moldeando toda la vida de este planeta desde del comienzo del tiempo. Los astrólogos los llaman los Signos zodiacales y principalmente se interesan por ellos en relación con el modo en que se manifiestan en los seres humanos como tipos de personalidades. Todas las palabras claves, cualidades y listas interminables de características que por lo común se encuentran en los libros astrológicos de texto crecen a partir de estas raíces esenciales: las doce pautas energéticas primarias llamadas comúnmente los Signos del Zodiaco. Es necesario entender lo que quiere significarse con estas pautas energéticas primarias para un enfoque en profundidad de todo género de astrología, pero en el caso de la Astrología Médica y Psicológica, es especialmente importante que se descubra y formule coherentemente este significado arquetípico esencial. Un modo de entender las diversas pautas energéticas representadas por los Signos es analizarlas en términos de sus modalidades:



Los Signos Cardinales -Aries/Libra y Cáncer/Capricornio  
Generan y liberan energía, representan energía centrifuga irradiante y se correlacionan con el principio de acción en una dirección definida. Los Signos Cardinales "Yang", Aries y Libra, se interesan por la acción en el presente, basadas en consideraciones futuras. Los Signos Cardinales "Yin", Cáncer y Capricornio se interesan por el pasado, por ejemplo, el amor de Cáncer por el hogar y las antigüedades, y el interés de Capricornio por la tradición y la historia. 

La Cruz Cardinal: Aries/Libra y Cáncer/Capricornio
Las Oposiciones y las Cuadraturas tienden a provocar conflictos que suelen girar sobre todo en torno a los enrevesados asuntos de la vida personal y familiar. ¿Cómo conseguir directamente aquello que uno desea para sí mismo (Aries) y al mismo tiempo cubrir las necesidades de asociación (Libra)? Pero, en primer lugar, existe la necesidad de abrirse un camino en la sociedad y de tener alguna carrera (Capricornio), así como la necesidad de ser capaces de conseguir tiempo para la vida emocional, doméstica y familiar (Cáncer) y, probablemente, la necesidad de tener unos padres o de llegar a serlo. Una de las principales ventajas de las personas que poseen una Cruz Cardinal en su Carta Astral es que, cuando se enfrentan a un conflicto, como mínimo intentan luchar contra él. Sin embargo, a menudo el sujeto se viene abajo ya que intenta luchar contra un problema enfrentándole cara a cara y con gran fuerza, pero sin ningún tipo de preparación ni de planteamientos. Las personas con una Cruz Cardinal poseen una gran vitalidad y un enorme poder de conducción, es decir, algo que tan sólo podríamos describir con las palabras: “¡levántate y anda!”. Aquellos cuyos mapas se hallan dominados por las Oposiciones y las Cuadraturas Cardinales tienden a vivir en un perpetuo estado de agitación. Son capaces de levantarse y de irse, incluso antes de haberse detenido a pensar a dónde iban a irse. Por ello, probablemente suelan llevar unas vidas de frenética actividad y empiecen un montón de cosas sin terminar ninguna (de todas formas si las triplicidades Fijas o Saturno son predominantes, puede ser suficiente como para compensar esta falta de estabilidad). Estas personas no tienen ningún sentido de las limitaciones personales y son incapaces de someterse a las restricciones que pueden venirles impuestas por el mundo exterior. Normalmente el tipo Cardinal acostumbra a tener problemas con la autoridad, ya que insisten en hacerlo todo a su manera, sin hacer caso a nadie y a su propio ritmo (¡a cien kilómetros por hora!). Este empeño por hacer las cosas a su manera suele ser una característica típica de Aries y está mucho más pronunciada si Aries o Marte ocupan una posición predominante dentro del mapa, ya que la falta de equilibrio, de paciencia y de serenidad se hallan asociados a los Aspectos Cardinales.

Las Oposiciones Cardinales

Aries-Libra: Yo-Nosotros. Yo/Tú. Yo/Los demás. Lo que deseo/Las normas sociales. Aserción/Compromiso. Lucha/Cooperación. Independencia/Relaciones. Decisión/Duda. ¿Cómo podemos preocuparnos por nuestros propios intereses y, al mismo tiempo, preocuparnos también por lo de los demás? Cómo podemos compartir las cosas con nuestras parejas sin tener que llegar a sacrificar nuestros propios principios? ¿Cómo podemos conservar nuestra individualidad, nuestros propios puntos de vista y, al mismo tiempo, compartir, cooperar y considerar las cosas desde una perspectiva distinta a la nuestra? Las personas con planetas en este Eje Cardinal son muy propensas a intentar resolver estas cuestiones. Normalmente, suelen preocuparse mucho por las relaciones y en particular por todo tipo de encuentros de “tú a tú”. En este Eje con los Signos Aries/Libra pueden ser asociados con las guerras, las luchas, porque la responsabilidad combativa normalmente suele ser atribuida a Aries, mientras que Libra se halla más relacionada con la equidad y la justicia, y la justicia puede ser considerada como algo por lo que hay que luchar. Libra está regido por Venus, la significadora del dinero y de los valores. Muchas personas lucharán por aquello que valoran, ya que la mayoría de las veces las verdaderas razones de las guerras, al menos en sus raíces, suelen ser comerciales. Sin embargo, este Eje intentará limar estas diferencias en el contexto matrimonial. Esta combinación puede dar pie a una gran consciencia sobre la dualidad que acompaña a todas las cosas, incluyendo a los seres humanos y sus relaciones. En el mejor de los casos, el individuo con planetas en este Eje Cardinal sabe cómo acoplar sus propios intereses con la cooperación y cómo ser convincente sin necesidad de mostrarse agresivo. Esta polaridad está relacionada con la capacidad del individuo para poder escuchar, aceptar y permitir a los demás tener diferentes deseos y necesidades sin llegar por ello a perder de vista su propia posición.

Cáncer-Capricornio: Familia/Carrera. Vida interior/Vida pública. Ceder/Disciplinarse. Madre/Padre. Familia/Estado. Este otro Eje Cardinal tiende a ser muy conservador, responsable y disciplinado. Se trata de defensores de la familia, de la sociedad y del Status Quo en general. Normalmente suele existir un profundo respeto por el pasado y las raíces. Cáncer es algo susceptible, muy sensible y condescendiente, mientras que Capricornio es muy consciente de la necesidad de que existan unos límites, unas restricciones y una leyes, tanto sociales como familiares. Cáncer dice: “te quiero porque eres mío” en tanto que Capricornio dice: “te quiero si respetas ciertos límites y obedeces las reglas”. Cuando estos Signos están combinados equilibrada y apropiadamente, quizá nos hallemos frente al aspecto de los padres “ideales” y con los padres en el sentido más amplio de la palabra. Cáncer es el significador del hogar y de la familia y Capricornio representa la sociedad en su conjunto, así como al Estado. Un punto de vista político podría defender el efecto de la sociedad sobre el individuo, mientras que un punto de vista psicológico estará más interesado en la idea de que la sociedad está meramente compuesta por familias y que las primeras experiencias del niño con sus padres serán las que determinarán su socialización. Las personas con este Eje Cardinal fuertemente marcado en su Carta Astral, por regla general, se sienten preocupadas por estas cuestiones y, en consecuencia, comprometidos en las luchas sociales y políticas.

Las Cuadraturas Cardinales

Aries-Cáncer: Charles Carter describe esta combinación como la del “peregrino apasionado”. Ciertamente, esta combinación Cardinal del Signo de Marte y del Signo de la Luna puede llegar a dejarse obsesionar por las cosas. Impetuosos y apasionados, los Aries/Cáncer parecerán particularmente unidos cuando la familia parece estar amenazada, quizá por problemas caseros o por cuestiones domésticas más personales. El conflicto entre estos dos Signos se debe a que Aries es muy personal, independiente y un gran pionero, mientras que Cáncer es muy dependiente, sumamente casero y amante de la familia. Debido a ello, puede tener lugar un conflicto entre el deseo de volar con sus propias alas y su atracción hacía la familia, la madre y el pasado. La tensión resultante puede llegar a ser realmente frustrante para aquellas personas con esta combinación fuertemente marcada en su mapa. Aries/Cáncer puede ser encontrada abrazando causas tanto a favor como en contra de todas estas cuestiones. Es una combinación excelente para todo aquello cuanto requiera hacer una campaña a favor de la propia familia o clan en el sentido más amplio de la palabra. También resulta ideal para las personas que trabajan en asuntos relacionados con la vivienda, en el Consejo de Estado, como empleados en cooperativas de viviendas, etcétera.

Aries-Capricornio: Ésta es una combinación muy ambiciosa y emprendedora. Posee mucha energía y capacidad de iniciativa y resulta ideal para cualquier tipo de actividades empresariales. Con frecuencia, la impaciencia por llegar a la cima puede hacer que el individuo no se preocupe demasiado por si los métodos utilizados son o no los más adecuados. Esta combinación entre los Signos regidos por Marte y Saturno puede inclinar al sujeto a la violencia y al egoísmo, así como a violar cualquiera de los sentimientos o principios fundamentales. Sin embargo, una fuerte presencia de Agua, de Aire o una Venus predominante en el mapa pueden llegar a suavizar en gran medida estas tendencias. En el peor de los casos, el deseo por conseguir las cosas con demasiada rapidez puede hacer que el sujeto se sienta continuamente decepcionado y frustrado por las reglas y restricciones impuestas por el mundo externo. Esto también puede empujar al individuo a realizar mayores esfuerzos para conseguir su propósito y a luchar continuamente contra las autoridades. Ésta es una excelente combinación para aquellos que desean entablar cualquier tipo de lucha legítima contra el Gobierno, la tradición o contra las instituciones. Paradójicamente, también se puede encontrar muy marcada en los mapas de aquellos que luchan por adquirir una posición elevada dentro de la sociedad. Esta combinación también suele tener lugar en los mapas de aquellas personas que, aunque no aspiren a ninguna ambición a nivel de estudios superiores, sin embargo, se trazan unos objetivos que quizás otros pudieran parecerles excesivamente duros. Este aspecto proporciona una gran resistencia que puede resultar muy útil en muchas de las situaciones de la vida y, con frecuencia, suele estar presente en los mapas de alpinistas, de los que practican montañismo o de los que, de una forma u otra, luchan contra los elementos.

Libra-Cáncer: Un énfasis en estos dos Signos hace que el individuo tienda a preocuparse por asuntos vinculados con las relaciones, el hogar y la familia. A veces, la Cuadratura hace que la persona se sienta inclinada a mantener una relación más que nada para poder disfrutar de una vida de familia. A menudo, la necesidad de un hogar, de una familia y de unos hijos se hallará en contradicción con su necesidad de relacionarse con otras personas. Cáncer es un Signo claramente dependiente debido a su enorme necesidad de seguridad emocional. Libra siempre necesita de una relación en la que apoyarse, con la que compartir y con la que hacer las cosas. Un fuerte énfasis en estos dos Signos puede hacer que la persona le resulte difícil el “caminar por su propio pie” y generalmente, se muestra incapaz de arreglárselas por sí misma. Ciertamente, se trata de una combinación muy dócil, condescendiente e indecisa. En la mayoría de los aspectos en su vida, estas personas acostumbran a verse acosadas por las dudas, sobre todo en lo que respecta a la verdadera naturaleza de sus sentimientos. Los conflictos en las relaciones a menudo tienen lugar debido al deseo de Libra por la igualdad en contraposición a la tendencia de Cáncer, tanto por proteger como por sentirse protegido. Con frecuencia, las personas con esta combinación suelen mantener unas relaciones desgraciadas con las cuales no parece tener ninguna intención de romper. Siguen manteniéndolas por el bien de los hijos, pero también porque son incapaces de confiar en sus propios (y a menudo fugaces) sentimientos con respecto a la injusticia de la situación o incluso porque la perspectiva de tener que actuar por sí mismas les resulta realmente aterradora.

Libra-Capricornio: Las personas con un fuerte énfasis en estos dos Signos normalmente suelen caracterizarse por poseer un carácter muy tranquilo y muy poco dado a los enfados. Tienden a mostrarse extremadamente refinados y educados, su actitud siempre tiende a ser muy serena y sosegada. Esta combinación resulta ideal para la vida pública, así como para cualquier actividad en la que se requiera una buena presencia pública, es decir, una imagen que no puede ofender a nadie. La persona se preocupa mucho por lo que pueden pensar los demás y, por ello, se muestra particularmente sensible a la opinión externa. A menudo suele existir una fuerte necesidad de ser respetado. En algunas ocasiones, tenderá a entablar relaciones por razones de prestigio. Con frecuencia, en la vida, el individuo se siente obligado a tener que elegir entre su necesidad por relacionarse y la necesidad de ocuparse de su carrera o vida profesional. Mientras que Libra necesita de la amabilidad, de la ecuanimidad y del compromiso, Capricornio se siente más inclinado hacía la autoridad y la disciplina. Libra es sumamente indeciso, mientras que Capricornio es muy autoritario, por ello, el conflicto entre estos dos Signos es particularmente obvio, ya que parece altamente imposible tomar una actitud demócrata y autoritaria al mismo tiempo sobre una determinada cuestión. Aunque las personas con esta combinación suelen esconder “una mano de hierro bajo unos guantes de terciopelo” normalmente también se preocupan mucho por lo que está “bien” y lo que esta “mal”. Realmente ambos Signos pueden ser asociados con la ley: las reglas que gobiernan a la sociedad (Capricornio) y el deseo de justicia y de igualdad (Libra). A veces, la preocupación por la ley y el orden se manifiesta en forma de interés y de conocimientos sobre las leyes universales, por ejemplo, la ley de la causa y del efecto. A menudo, el gusto por el orden y la habilidad para conseguirlo impregnan toda la vida del sujeto, tanto en lo que se refiere a su apariencia física, como a todo lo concerniente a su hogar y a su ámbito familiar.


Los Signos Fijos -Tauro/Escorpio, Leo/Acuario
Estabilizan y concretan la energíarepresentan la energía centrípeta; o sea, la energía que se irradia hacia adentro, rumbo al centro. Estos Signos se asocian con el principio de la inercia en sus manifestaciones mundanas, pero también se conocen por los grandes poderes de concentración y perseverancia cuando la energía se usa para una actividad creadora y un desarrollo espiritual. De las tres cuadruplicidades, los Signos Fijos están muy centrados en el aquí y ahora. La conexión de los Signos fijos con las doctrinas esotéricas del renacimiento y el desarrollo espiritual surge de la gran concentración de energía en estos Signos, la cual se irradia constantemente dentro de la persona y, al menos hasta cierto punto, está bajo control. Estos Signos se conocieron como las "puertas del avatar" y como los símbolos claves de las iniciaciones mayores del alma porque la energía concentrada trae también a estos Signos el potencial para la conciencia concentrada. 

La Cruz Fija: Tauro/Escorpio y Leo/Acuario
Las personas en cuyos mapas astrales predominan las Oposiciones y las Cuadraturas Fijas, normalmente suelen ser unos seres dignos de confianza, muy estables, con un gran espíritu de determinación y sumamente reacias a los cambios. El problema de los Signos Fijos es el del apego: apego hacía las posesiones y la seguridad (Tauro); hacía los sentimientos y los deseos (Escorpio); hacía el orgullo y la individualidad (Leo) y hacía las ideas y principios (Acuario). Por regla general, los Signos Fijos suelen tener muchos problemas en el momento de dejarse convencer, son muy persistentes y poseen una gran fuerza de voluntad, pero carecen de adaptabilidad y son reacios hacía todo tipo de cambios. Normalmente los Aspectos tensionados entre los Signos Fijos requieren una mayor soltura y flexibilidad, pero la mala predisposición hacía los cambios hace que el sujeto intente proteger y conservar por todos los medios todo cuanto posee. Cuando se enfrentan a las dificultades, los Signos Fijos pueden responder de dos formas, es decir, decidiendo enfrentarse al problema (y ciertamente, éstos pueden llegar a enfrentarse a unas situaciones que los Signos Cardinales y Mutables encontrarían insoportables) o bien, encarándose al problema muy despacio y con cuidado, pero también con una gran determinación. El tipo Fijo conoce mejor que nadie las dificultades que poseen los objetos inamovibles para poder mover su irresistible fuerza. Poseen una enorme fuerza de voluntad y una gran energía a su disposición pero, a menudo, prefieren conservar su energía en lugar de utilizarla. No es de extrañar que los cambios tengan lugar raras veces pero, normalmente, éstos suelen tener lugar de forma drástica y explosiva. En las relaciones, se niegan a ser empujados, presionados o coaccionados pues la inflexible cualidad de los Signos Fijos es al mismo tiempo su mejor virtud y su mayor defecto. Unido con una consciencia de saber cuándo es mejor seguir y cuándo es mejor abandonar, los Signos Fijos pueden proporcionarnos la fuerza que hace que las grandes obras puedan ser realizadas.

Las Oposiciones Fijas

Tauro-Escorpio: El Constructor/El Saboteador. Placidez/Trastornos emocionales. Seguridad/Tentación. El Status Quo/Las Crisis. El Sexo/Los Tabúes. Ambos Signos están relacionados con los apegos, con el deseo y, sobre todo, con el sexo, el dinero y el poder. Son de esperar los enfrentamientos relacionados con estos temas, así como unos sentimientos de ira, de celos o de envidias siempre que este Eje Fijo se halle fuertemente marcado en la Carta Astral. La psicología freudiana, con su énfasis en el sexo y sus fijaciones orales o anales, seguramente tiene sus raíces en esta polaridad. En realidad, el mismo Freud tenía un Ascendente Escorpio y un Sol en Tauro. Escorpio está relacionado con el contacto psíquico, tanto con otros como con la propia alma; Tauro está más afianzado en lo físico, en la seguridad, en la comida y en la acumulación de riquezas. Tauro está relacionado con el sexo más a un nivel de satisfacción de los sentidos.

Leo-Acuario: Individualidad/El Grupo. Distinción personal/El público. La autocracia/La democracia. El artista/El científico. Orgulloso sentimiento de propiedad/Libertad. Mientras que Acuario predica ser un democrático miembro de un grupo, Leo intenta dirigir a los demás y convertirse en monarca de todo cuanto le rodea. Leo se siente como si no existiese sin una audiencia (Acuario). Aquellos con una fuerte connotación en este Eje Fijo tienden a mostrarse orgullosos, inflexibles e inconvencionales o, al menos, intentan llamar la atención mostrándose diferente de los demás. A menudo, topan con el dilema de la autocracia/democracia y adoptan una posición de distinción o de supremacía frente a una situación que promueve los ideales acuarianos de igualdad de oportunidades, de democracia o libertad, o se hacen muy famosos por su propia y característica originalidad y excentricidad. Quizá la polaridad esté realmente relacionada con el amor y la amistad. Los amigos son personas que llevamos en nuestro corazón. Los juegos (Leo) son el primer paso para hacer amistades y relacionarse en grupo (Acuario). Leo dice: “te amo, estoy orgulloso de ti, eres mío”, mientras que Acuario dice: “puesto que te quiero, te dejo libre”.

Las Cuadraturas Fijas

Tauro-Leo: Ésta es una sólida y segura combinación, propensa a la obstinación y a la inflexibilidad. El orgullo también suele ser una de las características más acusadas. La “solidez” puede ser física y ambos Signos saben apreciar la “buena vida” (¡en particular la buena comida y el buen vino!) y ello todavía resulta más acusado cuando se encuentra en un mapa de una persona con ambos Signos fuertemente acusados y, sobre todo, cuando existen Cuadraturas entre ambos. Normalmente suele existir un gran apego y ya no solo en materia culinaria, sino también hacía el confort físico (si no lujuria) a todos los niveles. En algunas ocasiones pueden existir problemas de salud debido a los excesos en la alimentación, pero esto, normalmente suele ocurrir cuando el individuo no se halla comprometido en algún proyecto al que pueda dedicarse en cuerpo y alma. Las personas con esta combinación necesitan mantener una buena relación, tanto a nivel emocional como sexual porque si éstas les fallan acaban dejándose dominar por una verdadera autoindulgencia física. Ésta es una buena combinación para ocuparse de los negocios o del mundo de las finanzas y proporciona también una gran consciencia sobre el poder del dinero, así como del valor y de la seguridad que éste puede llegar a proporcionar, ya que al sujeto le gusta la buena vida y sabe que con un buen sueldo puede llegar a disfrutarla. (Después de todo ¡si cruzáis a un toro con un león, conseguiréis un Toro-León!). Uno de los motivos por el cual esta combinación puede conllevar tanto éxito en el ámbito financiero es porque además de la firmeza y de la precaución de Tauro, existe también la habilidad de especulación. A Leo le gusta los juegos y también las apuestas y quizás conseguir grandes sumas de dinero, normalmente suele implicar una gran dosis de riesgo. La avaricia y la gula puede ser un problema pero, como siempre, deberemos considerar el mapa en su conjunto holístico. Ciertamente a Tauro/Leo no le preocupa especialmente ocultar sus acciones, ni tampoco las repercusiones que éstas puedan llegar a tener. Ésta es una de las combinaciones sumamente creativa; no necesariamente tiene por qué tener lugar en el ámbito de los negocios aunque, a menudo la creatividad suele darse a un nivel “material”, ya que Tauro siempre está implicado con la “producción” de algo.

Tauro-Acuario: Mientras que Tauro es un Signo relacionado con la conservadurismo, la tradición y con el deseo de llevar una vida físicamente segura, Acuario es sumamente inconvencional e independiente. Un radical preocupado por la amistad y por la vida de grupo. Así pues, el conflicto entre estos dos Signos resulta muy fácil de comprender, aunque a menudo las personas con esta Cuadratura muy acentuada en sus mapas saben muy bien cómo integrar en sus vidas el aspecto terrenal de Tauro con el idealismo de Acuario. Las personas con esta combinación a menudo suelen preocuparse por los problemas físicos y materiales de la sociedad, aunque no soportan perder su propia libertad, son capaces de relacionarse con todo el mundo disfrutando de dicha relación y, ello, tanto a nivel de pensamiento como de acción. Como dice Carter, lo mejor de esta combinación es el idealismo práctico. A menudo, suele encontrarse en situaciones comerciales poco habituales, en los negocios más radicales y, en particular, en los mapas de aquellos que utilizan y promueven la utilización de los ordenadores, porque los ordenadores han revolucionado el mundo material. Ésta también suele ser la combinación de las personas que intentan vivir una vida sencilla y ordenada, cercana a la naturaleza, llegando a crear un estilo de vida comunitaria e inconvencional, aunque siempre de forma sólida y segura. Por ellos, se trata de la típica combinación del hippy y del “vividor”, preocupado por la autoindependencia. Una manifestación de Tauro/Acuario es seguramente la de “amigos de la Tierra” y también suele ser común en los movimientos pacifistas. Algunas veces, podemos observar estas características incluso en aquellos que no poseen esta Cuadratura sino que en su lugar tienen a Urano situado en Tauro de forma estratégica. A menudo, suele existir una comprensión muy intuitiva de todo lo relacionado con el Elemento Tierra y la persona puede llegar a ser muy práctica e inventiva. Quizás, ésta sea también la combinación del granjero orgánico, es decir, de la persona que desea revolucionar la forma en la que las masas deben ser alimentadas. Los grupos que se ocupan de la alimentación a gran escala, suelen poseer esta combinación en sus mapas, ya que ésta suele ser característica de las personas que suministran todo el abastecimiento a sus amigos o al club al que pertenecen.

Leo-Escorpio: En el mejor de los casos, Leo y Escorpio se combinan para dar lugar a un tipo de persona sumamente afectuosa y apasionada aunque, al igual que con el resto de combinaciones de los Signos Fijos, también puede proporcionar orgullo, celos y obstinación. A ambos Signos les encanta el poder y a menudo suele existir un cierto gusto por figurar. Debido a su asociación con la Casa  8, Escorpio ha sido relacionado con el “dinero de los demás” y Leo con la banca en general. Por ello, esta combinación resulta ideal para las personas que trabajan en la banca, así como en grandes empresas financieras. En gran medida, el conflicto existente dentro de esta combinación suele tener lugar porque la parte Leo necesita ser vista, considerada y reconocida, mientras que la parte de Escorpio prefiere permanecer en privado. Sin embargo, estas personas suelen sentir un cierto gusto por lo dramático y pocas veces acostumbran a llevar una vida tranquila. El gusto por el teatral, lo alegre y lo pintoresco pueden hallar una salida en la industria del espectáculo, así como en muchas otras artes creativas. Los sentimientos suelen ser profundos, pero también se congelan fácilmente y no son fáciles de disipar cuando las cosas van mal. Por ello, todo esto, unido al exceso de orgullo (en particular orgullo sexual) de estas personas, puede dar lugar a unos amargos y frustrantes sentimientos que posiblemente convertirán a estas personas en unos seres crueles y vengativos. ¡Ésta es una excelente combinación para un mafioso! El teatro a menudo suele ser un excelente vinculo para un escape de este tipo. La presencia de Aire en el mapa ayudará en gran medida al individuo a liberarse a sí mismo de una situación determinada y a ser capaz de ver las cosas desde un punto de vista más amplio y también le proporciona una mayor capacidad de percepción.

Escorpio-Acuario: Carter nos indica que el mayor conflicto entre estos dos Signos a menudo estriba en el hecho de que Escorpio es profundamente reservado, silencioso y solitario, mientras que Acuario es gregario, amistoso y se preocupa por actuar con honestidad. Algunas veces, el individuo se enfrenta a este conflicto siguiendo un estilo de vida radicalmente diferente e inconvencional que mantiene totalmente oculto mientras que, al mismo tiempo, persigue también una vida profesional mucho más gregaria. Normalmente, las personas con esta combinación suelen poseer uno puntos de vista inconvencionales en cuanto a todos los temas relacionados con Escorpio: temas sexuales, ocultistas o relacionados con la muerte, pero casi siempre acostumbran a mantenerlos en secreto, ya que consideran que éstos podrían llegar a alienar a la sociedad si intentasen compartirlos con las masas. Así pues, ésta es la típica persona que sólo se relaciona con pequeños grupos de gente que comparten su misma ideología. Carter afirma que puede existir una cierta aversión hacía la raza humana, ciertamente, la persona Acuario/Escorpio tiende a mostrarse bastante cínica con respecto a las motivaciones de la gente y, normalmente, suele ser una apasionada de las minorías. Ambos Signos suelen sentir un enorme interés por la psicología, aunque bajo distintas perspectivas y, cuando esta combinación se halla muy marcada en el mapa, puede esperase una implicación, tanto a este respecto como con grupos de terapia. Esta combinación de elementos Fijos a menudo suele producir unas ideas y unos sentimientos muy poderosos, así como las más profundas convicciones, pero también puede dar paso al típico individuo que, cuando se halla involucrado en algo, en ningún momento dejará de obsesionarse por ello. También suele ser una combinación bastante fría, ruda y revolucionaria. Puede encontrarse en aquellas personas que desean transformar el mundo (¡o al menos, una pequeña parte de este!) y ello, tanto para bien como para mal. Normalmente, las personas Escorpio/Acuario no suelen asustarse de nada, no son demasiada amigas de los convencionalismos sociales y, dependiendo de la situación de Venus también puede llegar a mostrarse bastante antisociales. En el mejor de los casos, la perspicacia y el agudo poder de comprensión de Escorpio se combinará con el espíritu humanitario y el idealismo desinteresado de Acuario para dar pie a la típica persona que se preocupa realmente por la transformación y, ello, en el más elevado sentido de la palabra. 


Los Signos Mutables -Virgo/Piscis y Géminis/ Sagitario
Distribuyen, reajustan y reorientan la energía, se correlacionan con el principio de la armonía y pueden concebirse como pautas espirales de energía. Piscis y Virgo simbolizan espirales de energía dirigidas hacia abajo; así, estos Signos se conectan de algún modo con el pasado; Piscis con el karma pasado y Virgo con las crisis pasadas en el desarrollo de la personalidad. Géminis ` y Sagitario simbolizan espirales de energía dirigidas hacia arriba; y estos Signos se orientan hacia el futuro, dando pábulo a las tendencias proféticas de los sagitarianos y las especulaciones interminables de los de Géminis. 

La Cruz Mutable: Géminis/Sagitario y Virgo/Piscis 
Cuando se enfrentan a un problema, el comportamiento clásico de la persona Mutable es el de luchar contra esta situación, pero intentando esquivarla ya que, normalmente, siempre tienden a evitar cualquier tipo de enfrentamiento. Los Signos Mutables de una manera u otra forma están relacionados con las ideas y la acumulación de conocimientos o de ideales, y tanto las Cuadraturas como las Oposiciones entre estos Signos suelen provocar una lucha interna (y, a veces, incluso externa) entre los distintos ideales, ideas o creencias del individuo. Los Signos Mutables están mucho menos relacionados con el poder que los Cardinales o que los Fijos y por ello, potencialmente, son los menos peligrosos de las tres triplicidades, aunque Géminis y Sagitario (por razones obvias) suelen estar acentuados en los mapas de personas con tendencia a tener accidentes relacionados con los medios de transporte. Una de las mejores características del elemento Mutable es la de su adaptabilidad y la de su flexibilidad, pero la impaciencia y el constante deseo de cambio pueden hacer que conseguir algo realmente sólido y estable se convierta en un objeto bastante difícil. Sin embargo, esto no suele preocupar necesariamente a la persona Mutable, ya que terminar las cosas le interesa mucho menos que llegar a sentirse libre para poder seguir buscando e investigando nuevas cosas. Aquellos en cuyos mapas existe un predominio de elementos Mutables parece no saber lo que quieren y esto puede llegar a crearles un gran descontento e insatisfacción. Los Signos Mutables se adaptan mucho mejor a aquellas situaciones que requieren una cierta flexibilidad, es decir, a áreas vinculadas con la educación y la comunicación (Géminis/Sagitario) o con el servicio a los demás (Virgo/Piscis). Prefieren desempeñar un tipo de ocupaciones más bien liberales y en las que tanto la variación como la flexibilidad no sólo estén permitidas sino que, probablemente, también sean necesarias. Al no poseer ningún objetivo determinado, el tipo Mutable sabe cómo disfrutar de lo cotidiano y está mucho más capacitado para vivir el momento que los Signos Fijos o Cardinales. El mayor problema de la Mutabilidad, especialmente con la Cuadratura en forma de T y la Gran Cruz, es el de la falta de consistencia, así como el de una aguda tendencia a abandonar las cosas con demasiada facilidad. En el peor de los casos, las personas con un gran número de Cuadraturas y de Oposiciones entre estos Signos pueden ser despreocupadas y vacilantes porque necesitan aprender a canalizar un poco más sus energías. La dispersión de pensamiento así como de acción a menudo suelen hacer que el individuo le resulte muy difícil ser capaz de ver las cosas en perspectiva, por ello mismo, suelen existir una marcada tendencia a preocuparse. A menudo, también suele tener lugar una gran tensión nerviosa y el sujeto tiende a vivir en un permanente estado de cambio. Afortunadamente, tanto el Signo como la Casa ocupada por Marte podrán llegar a conducir y a dirigir las acciones de la persona predominantemente Mutable.

Las Oposiciones Mutables

Géminis-Sagitario: Datos dispersos de una información/El enfoque global. Razón/Intuición. Conocimiento/Sabiduría. Escuela/Universidad. Viajes cortos/Viajes Largos. Amoralidad/Moralidad.Ambos Signos están relacionados con la educación y los viajes, así como con la acumulación, con la relación y la difusión de información a larga (Sagitario) y a corta (Géminis) distancia. Las personas con énfasis sobre este Eje Mutable normalmente suelen interesarse por todo; muy habladoras, inquietas y ansiosas por abarcar todo tipo de conocimientos, Géminis será el típico estudiante que querrá saberlo todo, mientras que Sagitario será el maestro del que se supone deberá adquirir estos conocimientos. Géminis representa al niño durante su infancia; un ser amoral e inocente que, simplemente, pregunta el “por qué” de las cosas. Es el arcano del “Loco” en las cartas del Tarot. Como contrapartida, Sagitario suele ser asociado a la idea de juicio, de sabiduría y moralidad. En ambos Signos se les relaciona con la idea de la “Eterna Juventud”, lo que los seguidores de Jung denominan: el “Puer Oeternus” y lo que Charles Carter compara con “Peter Pan”, ya que la persona se muestra muy reacia a abandonar su adolescencia y tiende a mantenerse joven tanto de espíritu como de corazón.

Virgo-Piscis: Discriminación/Universalidad. Orden/Caos. Crítica/Compasión. Perfección/Integridad. Aquellos individuos con este Eje Mutable acentuado, normalmente suelen ser personas bastante flexibles y serviciales. En el mejor de los casos, el poder de discriminación y el criticismo de Virgo se combina con la humildad, con el altruismo y la compasión de Piscis para dar paso a una persona verdaderamente amable y servicial. Virgo intenta ayudar a los demás de forma práctica, mientras que Piscis inclina al altruismo, al sacrificio y a la devoción. Juntos, pueden engendrar una gran humildad y también pueden llegar a sufrir una cierta tendencia a sentirse mártires. Aquellas personas con énfasis sobre este Eje Mutable con frecuencia suelen adoptar una postura de víctimas, de mártires o de salvadores. Rescatar a los demás o ser rescatados por ellos a menudo suele ser algo habitual dentro de sus relaciones personales. Las disensión entre estos dos Signos tiene lugar debido al gusto de Virgo por el orden y la limpieza y a la inclinación de Piscis hacía el caos. Virgo cree que si examina una cuestión durante el tiempo suficiente, rechazaremos lo innecesario, sintetizaremos el resto y entonces, podremos llegar a la respuesta “correcta”. Por el contrario, a Piscis no le preocupan las respuestas adecuadas, sino que tan sólo cree en el valor relativo de las cosas. Virgo está relacionado con el perfeccionamiento de sí mismo, de los demás y de la sociedad en general. Piscis simplemente se entrega a todo y a todos, es decir, se deja llevar por la corriente.

Las Cuadraturas Mutables

Géminis-Virgo: A pesar de que estos dos Signos se hallan en Cuadratura, realmente tienen mucho en común entre ellos, aunque Virgo es un Signo de Tierra, no hay duda de que también tiene mucho de Aire, aun a pesar de estar cuadrado a este elemento. De todas las Cuadraturas Mutables, probablemente ésta sea la más Mutable de todas y las personas cuyos mapas se halle fuertemente dominado por éstas, normalmente tendrán problemas tanto en el momento de concentrarse como en el de tomar decisiones. Charles Carter afirma que uno de sus mayores defectos es el de la “falta de estímulo” así como el de una acusada tendencia a “no encontrar nada que valga la pena”. Éstas suelen ser las características básicas de esta combinación, la cual es particularmente propensa al descontento y a la insatisfacción. En el peor de los casos, aquellos con importantes Cuadraturas entre Géminis y Virgo suelen ser muy críticos, malhumorados, irritables y siempre dispuestos a encontrar fallos a todo, es decir, lo que Carter denomina “una actitud insidiosa”. Por otra parte, puede proporcionar un gran talento e interés por la lengua y la literatura. Amplios intereses y un gran conocimiento también suelen ser frecuentes con esta combinación. De todas formas, aquellas personas cuyos mapas se hallan marcados por esta Cuadratura se hallan muy dispuestos a recoger mucho más información de la que realmente son capaces de asimilar. El interés y las actividades de Géminis/Virgo a menudo suelen estar muy diseminados y sus deseos por “saber un poco de todo” pueden conducirles, no sólo hacía un conocimiento superficial de las cosas, sino también al aburrimiento y a no encontrar nada que, según ellos, “valga la pena”. Es de esperar que los Signos de Fuego o los planetas más fuertes también sean bastante predominantes en el mapa, ya que este elemento les proporcionará dirección, fe y entusiasmo. Una vez despierta y con un claro sentido de dirección, ésta es una excelente combinación para emprender cualquier tipo de estudios y para cualquier trabajo que requiera tanto de una acumulación como de una clasificación sobre una detallada información. Rodearse de trabajo le resulta muy interesante a Géminis/Virgo ya que se puede pasar horas y horas en el despacho de su casa consultando diccionarios, investigando, recopilando datos, etcétera. Esto no significa que la persona tenga que ser especialmente ordenada ya que suele ser todo lo contrario, a no ser que la presencia de Saturno o de Capricornio sean muy fuertes en el mapa, pero existe una gran habilidad en el manejo de datos. Géminis/Virgo tiende a mostrarse algo seco, pragmático, racional y realista. A menudo, esta combinación es particularmente ingeniosa, buena contando anécdotas y resulta ideal para todo tipo de escritos.

Géminis-Piscis: Se trata de una combinación muy suave aunque, al igual que todas las Cuadraturas Mutables, también algo inquieta. Géminis es un Signo racional, preocupado por las ideas, los hechos y los conocimientos, Piscis está más relacionado con los ideales que con las ideas y otorga mucho más importancia al valor relativo de las cosas y a la experiencia interior que a los propios hechos. Aquellos sujetos con esta Cuadratura fuertemente marcada en sus mapas pueden llegar a experimentar una lucha entre la realidad objetiva del mundo exterior y la realidad interior de su propia existencia, por ello, su principal objetivo sea quizás el de llegar a compaginar estas dos tendencias. Juntos, sobre todo si Mercurio está bien situado en el mapa, estos dos Signos pueden llegar a crear a una persona dotada para los estudios de índole “no-racional” y sumamente capacitada para poder llegar a comprender y expresar lo incuantificable. Se trata de una combinación excelente para los escritos imaginarios, especialmente la poesía. Charles Carter asocia esta combinación con el miedo a la soledad y, posiblemente también con el miedo a la enfermedad, realmente algunas personas con la Cuadratura Géminis/Piscis pueden llegar a hallarse desbordadas por el número de imágenes e ideas que fluyen en sus mentes. La persona puede ser algo propensa a racionalizar sus sentimientos en exceso, así como las cosas que no comprende realmente. Existe una enorme necesidad por abarcar muchas cosas a la vez y, a menudo, también una obsesión por hacer que todo “encaje a la perfección”, que llena de ansiedad al sujeto cuando éste no logra su objetivo, por ello, con esta combinación suele tener lugar una fuerte sensación de confusión mental. Como afirma Carter, la “conversación” es un excelente antídoto para esta combinación, así como comunicarse a través de algún que otro tipo de arte.

Virgo-Sagitario: Normalmente esta combinación entre Mercurio y Júpiter posee toda la locuacidad y nerviosismo que podamos esperar de una combinación Mutable. Virgo está relacionado con las minucias de la vida cotidiana, lo cual puede llegar a resultar demasiado restrictivo a ese aspecto errante y explorador de Sagitario, un Signo que jamás se preocupa por los pequeños detalles. Cuando las Cuadraturas se hallan fuertemente marcadas en un mapa, puede existir una tendencia a “hacer una montaña de un grano de arena”, así como a exagerar tanto las propias imperfecciones como las de los demás, y quizá también a mostrarse demasiado liberal con las críticas. Por regla general, la persona suele mostrarse bastante crítica y escéptica con respecto a las creencias de los demás, pero sumamente arrogante con respecto a las suyas. Ésta es una excelente combinación para el estudio de las leyes y el análisis en áreas relacionadas con la filosofía de las medicinas alternativas. También se trata de una excelente combinación para todo tipo de trabajos de asesoramiento. A menudo, Virgo/Sagitario lucha por defender su filosofía de la vida, lo cual, unido a su necesidad por servir al prójimo, resulta ideal para las ocupaciones en sectores del voluntariado o en organizaciones de caridad.

Sagitario-Piscis: Grandes soñadores, los Sagitario/Piscis a menudo suspiran por un ideal. Incansables viajeros, si no en la realidad al menos en su imaginación, sin lugar a dudas ésta es la combinación de los viajes espaciales, de las ficciones y de la ciencia ficción, sobre todo si Urano también se muestra estratégicamente situado en el mapa. Ambos Signos comparten la aversión a sentirse confinados, así como a cualquier tipo de limitaciones, y el grito de guerra de las personas con esta combinación muy bien pudiera ser el de “¡No intentes sujetarme!”. Sagitario/Piscis siempre mantendrá la esperanza de que algo mágico y maravilloso puede estar a punto de suceder. Puede tener lugar una gran inquietud y, a igual que con el resto de las combinaciones Mutables, una acusada tendencia a la insatisfacción. Estas personas pueden llegar a convertirse en grandes vagabundos. Piscis suaviza la exuberancia de Sagitario, mientras que Sagitario le proporciona a Piscis algo de “ánimo” y ello a menudo suele crear una deliciosa mezcla de ingenua tristeza y de perspicacia que puede llegar a convertir al sujeto en alguien sumamente comprensivo con respecto a los intereses y a las necesidades de los demás. Ciertamente, las personas con esta combinación acostumbran a poseer unos sentimientos particularmente inocentes. Algo despreocupa e idealista, la Cuadratura entre estos dos Signos a menudo también suele ser algo exagerada y descuidada. Ambos Signos están relacionados con las “creencias” y cuando se hallan en Cuadratura puede llegar a existir conflictos internos con respecto a las convicciones religiosas o políticas del individuo. Con frecuencia, parecen poseer al mismo tiempo toda una serie de ideologías o de creencias diametralmente opuestas y se encuentran con grandes dificultades para poder defender sus ideas con racionalidad u objetividad. Sin embargo, un Mercurio estratégicamente situado puede hacer mucho para compensar esta tendencia. Algunas veces, la persona considera que sus creencias religiosas, políticas, etcétera, tienen muy poco que ver con su entorno y, entonces, se hace necesario algún tipo de reajuste.


La psicología del individuo

Los cuatro elementos son particularmente útiles para entender la naturaleza esencial de la característica psicológica de cualquier individuo. A fin de enfocar este tópico, limitémonos aquí a considerar el elemento del Signo del Sol solamente, pues éste es habitualmente el dominante al tratar la psicología total de una persona, y ello de tal manera porque revela la armonización de nuestra vitalidad y nuestro poder de autoprotección básicos, lo mismo que el reino de la experiencia que la persona vive cada día y la calidad fundamental de su conciencia. El elemento del Sol muestra muchas cosas: revela "de dónde proviene usted". En otras palabras, revela dónde está arraigada su conciencia y con qué reino de la experiencia está armonizado, y de qué campo de actividad y ser deriva su poder. El elemento del Signo del Sol muestra también lo que es "real" para el individuo, pues la suposición inconsciente de lo que es particularmente real y lo que no lo es, es la que determina cómo la persona concentrará su energía. Como ejemplo, los Signos de Aire viven el reino abstracto del pensamiento, y para ellos un pensamiento es tan real (en realidad, más real, como lo evidencia su conducta) como cualquier objeto material. Los Signos de Agua viven en sus sentimientos, y es su estado emocional el que determina su conducta más que todo lo demás. Los Signos de Fuego viven en un estado de actividad muy excitada e inspirada; y mantener ese estado del ser es crucial para que los Signos de Fuego estén sanos y felices. Los Signos de Tierra se afirman en el mundo material. 

El mundo material y sus consideraciones de supervivencia y producción se consideran mucho más reales que cualquier otro aspecto de la vida. Otro modo de expresar esta misma diferenciación es decir que el elemento de nuestro Signo del Sol revela la fuerza interior básica que motiva todo lo que hacemos. Los Signos de Aire son motivados por sus conceptos intelectuales, los Signos de Agua por sus anhelos emocionales más profundos, los Signos de Fuego por sus inspiraciones y aspiraciones, y los Signos de Tierra por sus necesidades materiales. Si los psicólogos, psiquiatras y consejeros de varias clases tan sólo aprendieran esta calificación básica de tipos de personalidades, darían un gran paso hacia adelante en sus esfuerzos por desentrañar las interminables fuerzas complejas en funcionamiento en la motivación y la conducta humanas. El Signo del Sol nos da también una intuición de cómo todo individuo ve la vida (o sea, la calidad de la percepción total) y qué expectativas tiene de la experiencia de la vida. En su enciclopedia de astrología psicológica, C. E. O. Carter expresó concisamente la tendencia psicológica de cada elemento en palabras que son dignas de repetir aquí. Respecto de los Signos de Fuego, dice que el yo se siente como una "proyección del Principio de la Vida dentro de la naturaleza y que actúa sobre ella", y que estos Signos procuran "experiencias de índole positiva en el campo de la acción". Respecto de los Signos de Agua, el yo, proyectado dentro de la naturaleza, se concibe como "probable de sufrir y necesitar protección". Señala que los Signos de Agua ayudan a preservar la vida "entrando en los sentimientos de los demás" y que esta aptitud para armonizarse con los sentimientos de los demás puede ser un "guardián útil" o un "enemigo artero". Los Signos de Tierra, según Cárter, ven la naturaleza como "un campo para la manifestación de la vida" y, a través de su armonización instintiva con el mundo material, pueden ayudar a sostener la vida a través de la utilización y el dominio de los procesos materiales. Respecto de los Signos de Aire, la naturaleza se percibe como "algo que ha de entenderse, lo mismo que utilizarse, siendo la comprensión la condición para la utilización completa y correcta". El principio mental aéreo se usa, por tanto, para mejorar la vida, dándole a uno una perspectiva sobre los procesos naturales espontáneos. La naturaleza complementaría de los principios del Aire y de la Tierra es simbolizada claramente por la regencia conjunta de Venus, Mercurio y Saturno sobre los Signos de estos dos elementos. El elemento del  Signo del Sol representa el requisito más importante para una recarga, puesto que es la energía primordial la que constantemente agotamos. Todos hemos oído hablar de una persona que está "fuera de su elemento", en otras palabras, alguien que se ocupa de un reino de actividad que es ajeno a su verdadera naturaleza. Por ejemplo, una persona de Aire que trata de negar sus necesidades intelectuales y se gana la vida como obrero es probable que esté fuera de su elemento. Si esta persona no compensara comprometiéndose en actividades sociales o intelectuales cuando tiene tiempo libre, gradualmente se agotará porque el elemento Aire no se recargaría. En otras palabras, ¡el elemento del Signo del Sol es el combustible que usted necesita para sentirse vivo! Es la fuente de nuestra vitalidad básica y la energía que nos permite revitalizarlos a fin de imponernos a las tensiones y exigencias de la vida diaria. Aunque teóricamente uno pudiera compensar por gastar la mayor parte del tiempo en un tipo de trabajo que estuviera "fuera de su elemento", todo individuo debe hallar un tipo de trabajo que sea verdaderamente de su elemento si esa vocación se va a cumplir durante un largo periodo de años. 

De modo genérico, podemos recargar nuestras baterías comprometiéndonos en actividades que nos suministren el combustible necesario. Por ello, los Signos de Agua necesitan tratos con otras personas de Agua o intenso compromiso emocional con cuanto estén haciendo. Estas personas no pueden apartarse de su experiencia, ésta es tan importante que escogen actividades y trabajo que les permitan expresarse emocionalmente con plenitud. Los Signos de Fuego requieren compromiso con otras personas de Fuego, con metas y aspiraciones de promoción e inspiración, o con un tipo de trabajo que sea físicamente exigente y activo. Los Signos de Tierra necesitan asumir deberes y obligaciones materiales, pues los desafíos para imponerse al mundo estimulan a la larga sus mejores energías y alimentan su necesidad de expresarse a través de la realización práctica. También pueden recargarse tratando íntimamente a otros tipos de personas de Tierra. Los Signos de Aire sienten la necesidad de una relación regular con otras personas de mentalidad afín, de compromisos sociales que les permitan canalizar la expresión de sus ideas, o un tipo de trabajo que les dé libertad y estimulo intelectuales. Uno puede también armonizarse conscientemente con la energía necesaria cultivando intimo contacto físico con ese elemento; pues, de un modo real, los Signos de Tierra toman energía de la tierra, los de Aire toman su energía del aire, los de Agua del fluir de los sentimientos de agua y del contacto con el agua misma, y los de Fuego con la actividad física. Quienquiera que ponga en duda la verdad de esta declaración, no experimentó evidentemente su realidad en su propia vida. Por tanto, uno puede aprovechar el contacto con el propio elemento del Signo del Sol con el fin de rejuvenecer y recuperarse del impacto desvitalizador de las experiencias de la vida. A fin de hacer esto, los Signos de Tierra necesitan naturalmente poner los pies en el barro una vez cada tanto, estar cerca de la naturaleza y sintonizarse con el poder de crecimiento de árboles y plantas. Los Signos de Aire necesitan aire limpio, sutil y muy eléctrico para recuperarse, una cualidad de la atmósfera que nunca se encuentra en nuestras ciudades o llanuras húmedas o valles agrícolas. Este tipo de aire está disponible particularmente en las montañas, donde no sólo es limpio sino también más bien seco y refrescante. Los Signos de Agua sienten habitualmente que vivir demasiado lejos de un río, lago u océano es como vivir en un desierto yermo. Están a sus anchas psíquica y emocionalmente cuando tienen la oportunidad de sumergirse regularmente en agua que corre, o al menos estar en presencia de agua. Los Signos de Fuego necesitan estar al aire libre, bajo el sol, impregnándose del fuego radiante del sol. Necesitan también permanecer físicamente activos a fin de conectarse con su energía ardiente. Un Signo de Fuego que tenga que permanecer enjaulado durante mucho tiempo o que no tenga la oportunidad de movimiento físico vigoroso empieza pronto a sentir como si muriera. Esta es la razón de que una enfermedad debilitante o un accidente tenga tan a menudo graves consecuencias psicológicas para los Signos de Fuego. 

Según los estudios del psicólogo Ralph Metzner concluyó que los cuatro elementos simbolizan tipos de personas que "metabolizan la experiencia en diferentes proporciones" y de distintos modos. Estos diferentes enfoques de experiencia inducen a los cuatro tipos de personas a que en sus vidas traten los conflictos y obstáculos de modos diferentes. Los Signos de Aire tienden a elevarse sobre el conflicto y a flotar alrededor de él. Aunque después se ofendan con la persona que les puso el problema en el camino, raras veces dejan luego de encararlo airosamente. Los Signos de Agua también detestan toda forma de conflicto(con excepción de algunos Escorpios). Tienden a fluir alrededor del conflicto, debajo o sobre él, o -si falla todo lo demás- a desgastar lentamente a la persona o cosa que está en su camino. Sin embargo, Escorpio busca a menudo desafíos y problemas, comprendiendo subliminalmente que tales desafíos ponen de manifiesto su fuerza y recursos más grandes. Empero, Escorpio mantendrá la mayor parte del tiempo un silencio total, sin querer causar un conflicto innecesario. Los Signos de Tierra, más bien sólidos por naturaleza, tienden a desdeñar el conflicto, prefiriendo absorber el más fuerte embate del problema. Sin embargo, si los ponen contra la pared, son capaces de golpear duramente al obstáculo con todas sus fuerzas. Esto es particularmente cierto de Tauro, la Tierra Fija, que nunca buscará conflictos pero que es capaz de una potencia y una ira sorprendentes si lo acosan demasiado. Los Signos de Fuego tienden a superar los obstáculos, a incendiarlos o amedrentarlos mediante despliegue de fuerza. Raras veces evidencian una conducta que pudiera denominarse discreta. Los Signos de Fuego responden a las situaciones con intensidad, "deseando una acción directa en la solución de los problemas, y tendiendo más al impulso que a la deliberación". Los tipos de Tierra son motivados por el deseo de resultados prácticos y útiles. Habitualmente tienen un sano sentido común, ya sea que lo empleen o no. Las personas de Aire gustan razonar las cosas y, por lo general, piensan antes de actuar. Los tipos de Agua son impresionables, sensibles e intuitivos. Se inclinan a aguardar las circunstancias en procura de guía en la solución de los problemas.

Tradicionalmente, a los elementos se los dividió en dos grupos, considerándose al Fuego y al Aire autoexpresivo, y al Agua  y la Tierra pasivos, receptivos y auto-represivos. Estos dos grupos son los mismos que las divisiones básicas de la filosofía china: Yin (Agua y Tierra) y Yang (Fuego y Aire). Son también idénticos al concepto griego de las dos expresiones de la energía: "apoloniana" (Fuego y Aire, que activa y conscientemente forman la vida) y "dionisiana" (Agua y Tierra, que representan las fuerzas que se manifiestan más inconsciente e instintivamente). Esta diferenciación es de gran importancia en el enfoque holístico de los mapas natales. Debo recalcar aquí que ahora nos ocupamos de los principios básicos solamente y que una referencia a Agua y Tierra, por ejemplo, como "auto-expresivo" o "inconsciente" de ningún modo indica que las personas cuyos mapas tengan acentuados estos elementos sean necesariamente limitadas en conocimiento o particularmente más "reprimidas" que cualesquiera otras. Estos términos se refieren más al modo de operar de estas energías y al método de auto-realización que a una generalización especifica que pueda aplicarse al azar a todas las personas de cierta categoría. Por ejemplo, los Signos de Agua y Tierra son menos auto-expresivos que los de Fuego y Aire en el sentido de que viven más dentro de si mismos y no se permiten proyectar su energía esencial hacia afuera sin buena cantidad de cautela y previsión. Los Signos de Fuego y Aire son más auto-expresivos, puesto que siempre "están haciendo salir", derramando sus energías y sustancia vital sin reservas: los Signos de Fuego mediante acción directa, y los de Aire mediante interacción social y expresión verbal.

El Elemento Fuego

Cardinal, Aries: Genera y libera la energía
Fijo, Leo: Estabiliza y concentra la energía
Mutable, Sagitario: Distribuye, reajusta y reorienta la energía

El elemento Fuego se refiere a una energía radiante universal, una energía que es excitable, entusiasta y que, a través de su luz, aporta calor al mundo. A este elemento Jung lo correlacionó con la esencia dinámica de energía psíquica, la energía que fluye espontáneamente de modo inspirado, automotivado. Es la experiencia centrada en la identidad personal, y esto explica por qué las personas con los Signos de Fuego dominantes en sus mapas son tan autocentradas y habitualmente más bien impersonales. Se creen canales de "vida" y no pueden ocultar fácilmente su orgullo acerca de este hecho. Los Signos de Fuego son ejemplos de espíritus elevados, gran fe en si mismos, entusiasmo, fuerza sin fin y honradez directa. Necesitan mucha libertad a fin de expresarse naturalmente, y por lo común se aseguran ese espacio mediante tenaz insistencia en su punto de vista. Los Signos de Fuego pueden también dirigir su energía conscientemente (aunque no siempre con coherencia) mejor que otros Signos. Su voluntad de ser y de expresarse libremente es más bien infantiloide en su simplicidad, cualidad que a veces parece cautivar a los demás, pero que en otras ocasiones parece ofensiva para los más cautos y sensibles. Los efectos de los Signos de Fuego se manifiestan raras veces como resultado de malas intenciones, sino más a menudo simplemente a través de falta de control personal y sensibilidad hacia los demás. Aparecen más bien tozudos, hasta abrumadores en ocasiones, abalanzándose sobre las cosas con tal apresuramiento que sin intención causan destrucción o hieren los sentimientos de los demás. Los Signos de Fuego tienden a ser impacientes con las personas más sensibles o amables, especialmente las que son dominantemente Agua y Tierra. Ellos creen que la Tierra lo extinguirá y el Agua lo ahogará, y a menudo se resienten por ello de la pesadez y el emocionalismo de estos Signos. Los Signos de Aire, por otro lado, apantallan las llamas del Fuego suministrando nuevas ideas que la persona del Signo de Fuego pueda activar. Por esta razón al Fuego generalmente se le considera compatible con el Aire, pero debe señalarse que los Signos de Fuego son con frecuencia demasiado ardientes e impacientes para que el delicado sistema nervioso de los Signos de Aire los tolere largo tiempo. De hecho, aunque los Signos de Fuego a menudo sean estimulados por los Signos de Aire, se cansan y aburren fácilmente con observaciones intelectuales que pueden representarse más bien rápidamente.

El Elemento de Aire

Cardinal, Libra: Genera y libera la energía
Fijo, Acuario: Estabiliza y concentra la energía.
Mutable, Géminis: Distribuye, reajusta y reorienta la energía

El elemento Aire es la energía vital que se asoció con la respiración y con los que los yoguis denominan "Prana". El reino de Aire es el mundo de las ideas arquetípicas detrás del velo del mundo físico, la energía cósmica concretada dentro de las pautas especificas del pensamiento. Se asocia con las lineas geométricas de fuerza, que funcionan a través de la mente, la energía que modela las pautas de las cosas venideras. Mientras los Signos de Fuego se interesan por querer que algo sea, los Signos de Aire enfocan su energía en ideas especificas que aún no se materializaron, y -concentrándose en estas ideas- aseguran que a su tiempo se materialicen. De allí que, aunque a los Signos de Aire a menudo se les acuse de soñadores sin practicidad, representan un papel en la concreción de la creación en el más amplio nivel social, pues sus ideas pueden a su tiempo entrar en contacto con las vidas de millones de personas. Los Signos de Aire se ocupan de la experiencia en su interés por las relaciones teóricas. El énfasis sobre la teoría y sobre los conceptos de la vida por parte de las personas de Signo de Aire conduce a que encuentren el modo más compatible de expresión en el Aire, en las palabras y el pensamiento abstracto. Ellos tienen la aptitud de desapegarse de la experiencia inmediata de la vida diaria, permitiéndose así obtener objetividad, perspectiva y un enfoque racional de todo lo que hacen. Este desapego también les permite trabajar con eficacia con toda clase de personas, pues no creen necesario comprometerse mucho con las preocupaciones o emociones de las demás personas. Los Signos de Aire son, de hecho, los más sociables de todos en el sentido que pueden apreciar objetivamente los pensamientos de otras personas sin entrar a considerar si están de acuerdo con ellas. Naturalmente, si los Signos de Aire se ocupan en demasía de sus ideales abstractos y teorías, pueden desequilibrarse mentalmente y entregarse a toda clase de excentricidad y fanatismo. A menudo carecen de emoción profunda y de aceptación de las limitaciones del cuerpo físico. Pueden sobrevalorar la competencia intelectual y rehusar enfrentar el hecho de que las ideas deben ser puestas a prueba para determinar si funcionan, antes de que pueda atribuírseles gran valor. El pensamiento es una fuerza tan dominante en las vidas de los Signos de Aire que son más fácilmente amenazados si se ignora sus opiniones o desacredita la cualidad de su intelecto. Y por supuesto, los Signos de Agua y Tierra son los que más probablemente desvalorizan las ideas de los Signos de Aire, pues esas ideas por lo común no resisten la prueba de hondura emocional y practicidad sobre las que Agua y Tierra insisten. Por otra parte, los Signos de Aire no quieren ser confinados por las limitaciones de la Tierra, ni desean que su leve libertad se sature de sentimientos y reservas de los Signos de Agua. Los Signos de fuego, por otro lado, estimulan a los de Aire hacia más libertad de expresión y dan a los de Aire un sentido de confianza y fuerza que no pueden hallar en nadie más. Aunque los Signos de Aire admiran a los de Fuego de muchos modos, insisten aún en su derecho a pensar las cosas antes de comprometerse, hábito que pueden tornarse cada vez más fastidioso para los Signos de Fuego.


El Elemento Agua

Cardinal, Cáncer: Genera y libera la energía
Fijo, Escorpio: Estabiliza y concentra la energía
Mutable, Piscis: Distribuye, reajusta y reorienta la energía

Los que tienen el elemento Agua fuertemente activado en sus mapas advierten desde el nacimiento que varios factores intangibles representan un papel mayor en la vida de lo que comúnmente se cree. Los Signos de Agua están en contacto con sus sentimientos, armonizados con las matices y las sutilezas que muchos otros ni siquiera advierten. El elemento Agua representa el reino de la emoción profunda y de las respuestas sentimentales, abarcando desde pasiones compulsivas hasta miedos abrumadores, y una aceptación a un amor omniabarcante por la creación. Puesto que los sentimientos, por su naturaleza misma, son parcialmente inconscientes, los Signos de Agua están simultáneamente al tanto del poder de la mente inconsciente y ellos mismos son inconscientes de mucho de lo que realmente los motiva. Cuando están armonizadas con las dimensiones más profundas de la vida con plena conciencia, son los Signos más intuitivos y psíquicamente sensitivos. En este caso, los Signos de Agua están en contacto con la unidad de toda la creación y son capaces de ayudar a los demás por medio de una sensibilidad empática hacia los sentimientos de los semejantes. Sin embargo, cuando no están plenamente al tanto de sus propios sentimientos, se encuentran acuciados por deseos compulsivos, miedos irracionales y gran supersensibilidad ante la más leve amenaza. Los Signos de Agua, como la naturaleza del agua misma, no tienen solidez o forma propia. Por ello son más felices cuando su fluidez se encauza y recibe forma de otro, particularmente de los Signos de Tierra que tienen la solidez en la que el Agua puede confiar y apoyarse. Los Signos de Agua tienden a no gustar de los jactanciosos o de las personalidades fuertes, como los Signos de Aire y de Fuego. Se sienten muy cómodos con quienes sean más bien reservados y reprimidos, lo cual les brinda una mayor sensación de protección y seguridad. Esta cualidad reservada de los Signos de Agua, de paso, es más bien engañosa; pues, aunque estén calmos por fuera, constantemente hay tormentas que se preparan en niveles más hondos y ocultos que pueden arrastrarlo hacia abajo. De hecho, los Signos de Agua pueden ser a veces sensacionalistas, pues inconscientemente cultivan tormentas y agitaciones emocionales si sus vidas se vuelven demasiado monótonas. La sensibilidad de los Signos de Agua es tan grande y tan pronunciada su vulnerabilidad que, si las reacciones emocionales no se controlan y encauzan apropiadamente, eso puede conducir a un estado de inestabilidad emocional y una predisposición a ser demasiado fácilmente influidos por el más leve viento que sople. La sensibilidad de los Signos de Agua no debe considerarse debilidad sin embargo, pues el Agua tiene gran fuerza y poder penetrante durante un largo periodo, especialmente cuando se encauza de modo concentrado. Por último, el elemento Agua corresponde al proceso de ganar conciencia a través de una comprensión lenta pero segura de los más hondos anhelos del alma. Son los que conocen instintivamente que deben protegerse de influencias externas a fin de asegurarse la calma interior necesaria para la reflexión profunda y la sutileza de la percepción. La comprensión de la naturaleza verdadera de sus emociones y anhelos es un proceso lento y a menudo doloroso, pero en la medida en que quieren enfrentar sus verdaderas motivaciones, tienen la seguridad de acrecentar el contento interior con el curso de los años.

El Elemento Tierra

Cardinal, Capricornio: Genera y libera la energía
Fijo, Tauro: Estabiliza y concentra la energía
Mutable, Virgo: Distribuye, reajusta y reorienta la energía

Una armonización de este elemento indica que el individuo está en contacto con los sentidos físicos y la realidad del aquí y ahora del mundo material. Los Signos de Tierra tienden a confiar más en sus sentidos y su razón práctica que en las inspiraciones, consideraciones teóricas o intuiciones de los demás Signos. Están armonizados con el mundo de las formas que los sentidos y la mente práctica consideran como reales, y su comprensión innata de cómo el mundo material funciona da a los Signos de Tierra más paciencia y autodisciplina que los demás Signos. Raras veces hay que decirles cómo adecuarse al mundo para ganarse la vida, proveer a las necesidades básicas y permitir alcanzar una meta. Todas estas cualidades le llegan naturalmente a los del elemento Tierra. Aunque este elemento es uno de los más pasivos o "receptivos", tiene fuerza de resistencia y persistencia que permite que los Signos de Tierra siempre tienen cuidado de si mismos. Aunque no sean particularmente afirmativos, se manifiestan cuando " lo de ellos" está en peligro o está amenazada su seguridad. Y debido a su eficiencia, son aptos no sólo para manifestarse sino también para actuar de modos más bien concretos para asegurarse de que aquello por lo cual trabajaron no se los quiten. El elemento Tierra tiende a ser cauto, premeditado, más bien convencional, e insólitamente confiable. Por lo general, son recelosos o dubitativos respecto de personas más vivaces o mentalmente ágiles, y reaccionan ante los Signos de Aire con algún grado de reserva, aunque éstos algo los fascine. No obstante, creen que los Signos de Aire se van por las nubes, jugando infantilmente con esquemas que no son prácticos ni funcionales. Creen que los Signos de Fuego quemarán la Tierra, alborotando la vida con demasiada prisa y violencia como para confiar en ellos. Los Signos de Agua, por otro lado, comparten sus cualidades de adquisividad, retentividad y autoprotectividad. Por ello la Tierra creen que el Agua la refrescará y le permitirá dar a luz más productividad aún. La armonización misma que da a los Signos de Tierra les suministra su poder y sus aptitudes especiales puede ser también la fuente de sus máximos defectos. El comprometerse con el mundo práctico puede limitar a menudo su imaginación si confían demasiado en las cosas como son o parecen ser. Esto puede llevar a una perspectiva estrecha, a una afición a la rutina y al orden, y a la falta total de aptitud para ocuparse de los reinos abstractos y teóricos de la actividad. Más que nada, los Signos de Tierra necesitan franquearse a la realidad del mundo invisible y comprometerse en ideales específicos como guías de su actividad.

La interpretación de los mapas astrológicos inviste un significado nuevo y más profundo cuando el énfasis se pone sobre los elementos; pues de este modo tratamos las energías especificas de la vida en funcionamiento en vez de concentrarnos sólo en las manifestaciones de estas energías en la conducta externa y las características de la personalidad. Como ya lo expresáramos, todo individuo está compuesto, por decirlo así, de los cuatro elementos. Un ser humano no puede existir si le falta siquiera uno de los elementos, pues entonces carecería totalmente de la función de esa energía tanto psicológica como físicamente. Sin embargo, los elementos que más recalcan en un mapa natal la ubicación planetaria y el elemento del Ascendente indican las energías y cualidades principales con la que uno está armonizado conscientemente. Tales elementos dominantes muestran que usted está "en contacto con" y, por ello, qué energías es capaz de utilizar más bien fácilmente en su vida cotidiana, lo mismo que en qué reinos de la experiencia podrá participar natural y espontáneamente. Los elementos que carecen de énfasis en el mapa indican reinos específicos de la actividad vital con los que uno no está conscientemente en contacto, y de allí que estos elementos revelen una armonización que deberá cultivarse y desarrollarse conscientemente a fin de procurar al individuo la participación mínima en ese campo de la experiencia exigida para una vida plena y cabal. Se puede aprender mucho de una persona analizando simplemente todo desequilibrio marcado de los elementos en el mapa de ese individuo. Es muy común hallar de este modo un particular problema de la vida que confundió a esa persona (ya sea consciente o inconscientemente) a lo largo de su vida, y la incrementada conciencia de su desequilibrio innato podrá ayudarle apreciablemente a cultivar un contacto más significativo con áreas de experiencia que antes le fueran ajenas. Naturalmente, uno no podrá cambiar su propia armonización simplemente a través del análisis y la discusión del problema, pero podrá empezar a darse cuenta más plenamente del hecho que hay campos de actividad y tipos de personas que pueden enseñar al individuo algo que éste necesita vitalmente. De modo parecido, quienes tienen un énfasis excesivo sobre un elemento particular del mapa natal tienden a sobrevalorar ese reino de la experiencia, en detrimento de su potencialidad respecto a la totalidad. Al analizar un mapa en términos del equilibrio de los elementos, el elemento más dominante es habitualmente -pero no siempre- el Signo del Sol. Segundos en importancia están los elementos de la Luna, Ascendente y Marte. Y por último, los elementos de Venus y Mercurio, seguidos en orden de importancia por Júpiter y Saturno. Los elementos de Quirón, Urano, Neptuno y Plutón tienen poquísimo en común con la armonización constante del individuo, aunque indican ciertamente factores inconscientes que motivan la generación total de las personas a las que ese individuo pertenece. Sin embargo, respecto a todos los fines prácticos, los elementos indicados por la ubicación de los planetas trans-saturninos deben desecharse en tal evaluación. Debo añadir que el elemento del planeta que rige al Ascendente, lo mismo que el elemento del regente del Signo del Sol, recibe énfasis complementario, a menos que el planeta regente sea uno de los trans-saturninos.

Al interpretar los diversos planetas en los elementos, hay que tener un conocimiento más bien profundo del principio funcional especifico representado por un planeta a fin de utilizar estas intuiciones en su alcance más pleno. Una vez que se logró este conocimiento a través de años de estudio y práctica paciente sobre centenares de mapas, muchas de las antiguas ideas  astrológicas llegan vivas con elevada significación. Por ejemplo, los conceptos de exaltación, dignidad, caída y detrimento, más que ser meramente restos pasados de moda de un sistema arcaico, como expresaran algunos autores modernos, se aprecian entonces que tienen un significado muy práctico. Aunque tal clasificación de las posiciones planetarias se base esencialmente en la armonía entre la naturaleza de un planeta particular y la calidad de cierto elemento, y aunque todo planeta en cierto elemento indique ciertas cualidades generales de expresión, es necesario considerar la ubicación de cada Signo de un planeta individualmente a fin de entender en plenitud el significado de tales conceptos. Por ejemplo, si un planeta está en un Signo que es algo incompatible con su propia naturaleza, es como si la calidad de ese Signo "interfiriera" la expresión pura de ese principio. Si una persona tiene, por ejemplo, Mercurio en Sagitario, hay una tendencia a que sus creencias y aspiraciones (Sagitario) interfieran en la expresión de su pensamiento lógico y racional (Mercurio). Esto no significa que el individuo carezca necesariamente de inteligencia o percepción clara, sino más bien que sus ideas están invariablemente matizadas por intereses distintos de la razón pura y el análisis de los hechos. Tal persona, cuando se le pregunta por qué formuló cierta declaración, lo más probable es que se remita a la creencia, al ideal o a la esperanza de que motivó su declaración, en vez de dar a su oyente hechos específicos para apoyar su idea. Puede observarse que el "detrimento" de Mercurio en Sagitario no sea necesariamente un pasivo (como a menudo se interpretan los detrimentos), sino que más bien indica una especifica dificultad personal en expresar la naturaleza verdadera del principio funcional de ese planeta. El grado de dificultad que se experimente dependerá de los aspectos de ese planeta y del nivel de conocimiento del individuo. Otro ejemplo bastará para orientar al estudiante en el empleo constructivo de esos antiguos principios. Suponiendo que uno tenga a Saturno en Escorpio (otro "detrimento"), las exigencias insaciables, necesidades emocionales e intensos deseos de Escorpio tienden a interferir la expresión del afecto y el libre intercambio de los sentimientos amorosos con otra persona. Esto no equivale a decir que tal individuo no puede expresar afecto o amor; apunta meramente al hecho de que tal persona experimentará dentro de si cierto grado de agitación emotiva que es resultado de comprender que los verdaderos sentimientos amorosos son matizados continuamente por la pasión, deseos sexuales y exigencias emocionales. En el mapa natal no se indica qué hará esa persona acerca de este estado de cosas, pues la misma energía podrá manifestarse de muchos modos. La ubicación de los planetas en ciertos Signos revela inevitablemente ciertos impulsos y necesidades, aunque el mapa no podrá solamente determinar cuán consciente esté esa persona de esa dinámica interior. Los aspectos de ese planeta indican con qué facilidad podrá expresarse o satisfacerse el particular impulso o necesidad, y los aspectos más fuertes son los que generalmente indican cierta obstrucción o bloqueo de la expresión de cierto elemento.                                                               
Stephen Arroyo: "Astrología, psicología y los Cuatro Elementos"



                       Om Tat Sat