) .fn ( font-site: 150% ; color: #ffffff ; )

Translator

Astropsicología Holística

Todas las Entradas del Curso paso a paso...

Venus en los Signos

Venus simboliza la búsqueda de la armonía a través de las relaciones, del amor o de las artes. En el mapa natal representa las cosas que nos gustan, lo que nos atrae y nuestro deseo de relacionarnos personal y socialmente. Venus se asocia también a la sexualidad y al impulso femenino. En el mapa natal de una mujer, Venus y la Luna revelan aspectos importantes de su identidad femenina, mientras que en la de un hombre, nos dicen la imagen que tiene de lo femenino y lo que le resulta atractivo. El Signo en el que se encuentra Venus en el mapa natal indica cómo nos relacionamos con los demás, cómo amamos y queremos ser amados, qué cosas nos gustan y nuestra escala de valores. Venus muestra nuestros valores y nuestra necesidad de amor. Este planeta es el responsable de nuestras preferencias estéticas y de la atracción natural que sentimos por las personas o las cosas. Venus representa la necesidad que tenemos de sentir armonía interna y externa. Venus está asociado a nuestros sentimientos internos cuando hacemos comparaciones y emitimos juicios. También representa a hermanas u otras mujeres influyentes, así como nuestra experiencia de la armonía emocional entre nuestros padres. El Signo ocupado por Venus nos indica cómo son nuestros valores y qué estilos estéticos específicos adoptamos. La elección de la pareja estará fuertemente influida por la posición en este Signo. Venus, en el horóscopo, siempre se encuentra cerca del Sol (en el mismo signo o a uno o dos Signos de él). La Casa donde reside Venus demuestra en que área específica encontraremos el amor, la pareja, la amistad y los contactos más fuertes y valiosos. Esta Casa nos revela nuestros valores y dónde podemos enriquecernos, tanto emocional como económicamente. Los aspectos formados por Venus indican experiencias específicas en las relaciones amorosas y las necesidades psicológicas individuales que nos influyen cuando elegimos.


Venus en Aries: Son impulsivos y pasionales en el amor y se involucran muy rápidamente en las relaciones. Incapaces de esconder sus sentimientos. Son directos, algo egoístas y individualistas. Les gustan las personas con iniciativa, fuertes e independientes como ellos. Presta ardor a las afectos de Venus mediante la mezcla con el Fuego de Marte, regente de Aries, y por tal razón hace a la persona muy ardiente en la expresión de sus afectos. Esto usualmente conduce a la popularidad entre los del sexo opuesto y a menudo resulta de ello un matrimonio precipitado; pero esta clase de amor no es ni puede ser duradero. Gradualmente el fuego de la pasión destruye el amor y el matrimonio realizado por esta posición es, entonces, origen de grandes dificultades domésticas. Esta posición inclina también a la persona a ser precipitada e impulsiva adonde quiera que la lleven sus simpatías, así que a menudo favorecen causas injustas. Venus en Aries inclina también a la persona hacia una extravagancia general en sus gastos. Necesita una relación ardiente en la que siempre estén pasando cosas y que mantengan la chispa del amor encendida. Venus en Aries no necesita un romance que se vaya gestando poco a poco. Irá de manera impulsiva por el objeto de su amor. ¡Y busca que el otro se suba a su motocicleta y siga el mismo paso audaz y veloz! Con Venus en Aries, Tienes una expresión fogosa en situaciones románticas. Venus en Aries proporciona tendencias para que busques siempre excitación en tu vida amorosa. Alegre y positiva. Como alguien que es extrovertido y lleno de entusiasmo, eres genial en situaciones sociales. Eres divertido y emocionante, y con las almas más tímidas, un poco abrumador. Saliente, cariñosa, y coqueta a veces, competitiva cuando buscas el afecto de los demás. Tu implicación romántica es como un concurso que ganas, y no eres especialmente un buen perdedor. Eres directa y decidida en tus esfuerzos para el amor. Tienes una peligrosa tendencia a caer en el amor a primera vista, o al menos de forma más rápida que la mayoría de la gente. Sin embargo, puedes ser un poco impulsiva e inestable a plazo largo. Tu naturaleza romántica está impaciente y descuidada a veces. Tensionada, no te tomas el tiempo suficiente para hacer planes de  largo alcance o para realmente organizar las necesarias consideraciones prácticas. Venus en Aries es una coqueta atrevida. La sutileza no es su fuerte. No son nada tímidos y esperan que los demás los note, y tratarán de impresionarlos con sus logros. Son impulsivos, impacientes y apasionados en todos los ámbitos de sus vidas. Los nacidos con Venus en Aries pueden tener un asombro infantil al romance. Les encanta estar activos y enérgicos. No aprecian las relaciones vagas o tímidas. Les encanta la conquista inicial en el romance y son muy cariñosos. Con el fin de mantener su atención, hay que mantenerlo al frente, nuevo y fresco. Prefieren que su pareja sea abierto y honesto con ellos. No les gusta jugar a menos que sean divertidas. La espontaneidad agrega combustible a su fuego, y prefiere ser juguetón que demasiado serio. Les gusta conducir, así que prepárate a seguirlos, al menos la mayor parte del tiempo. No les gusta perder el afecto de alguien, y cuando lo pierden, pueden ponerse irritables o de mal humor. En el Amor,  Venus en Aries  cae rápidamente en el romance ya que son impulsivos, por lo que fácilmente pueden atraer a muchos tipos de personas. Ellos se aburren fácilmente, y pueden perder el interés tan rápidamente como se enamoraron. Si se lastiman, no tienen miedo en volver a ponerse de pie por sí mismos. Cuando se topan con un alma tímida, pueden ser un poco abrumadores. Les gusta tener un poco de tensión en una relación para mantener la emoción y de estimulación mental para despertar su interés. En la amistad, le gusta ser el centro de la personalidad del grupo. Son generosos, emocionantes y seguros. No tienen miedo de empujar un poco las cosas para ver qué pasa. Son directos y honestos, y no tratan de engañar a nadie. No tienen paciencia con la inseguridad de los demás, y son admirados por su independencia, su confianza y su pura energía. Sienten lujuria por la vida que los hace atractivos. En lugar de hablar sobre lo que quieren hacer, están ahí fuera haciéndolo. La forma más rápida para hacer desaparecer una Venus en Aries es hacerlos leer tu mente o que se pongan a analizar la relación. No tratas de excavar demasiado en la mente de este Signo. Ellos prefieren ser activos y dinámicos. Son personas que deben aprender un poco de paciencia y tolerancia, pueden encontrar que no todo el mundo es aburrido después de diez minutos. Tienen que aprender a trabajar una relación a largo plazo que sea satisfactoria para ambos. No les gusta el drama, y mayores cantidades de excitación pueden aumentar su interés.  Si Venus en Aries se detiene un momento a meditar, se dará cuenta de lo que realmente quiere, sería más fácil de alcanzar sus deseos.

Venus retrógrado en Aries: Aquí, el individuo se siente más cómodo en la primera fase (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora), dónde vive esperando crear todo aquel sentimiento que le proporciona autoestima. Al ser una persona concienzuda, siempre se preocupa de lo que los demás piensen o sientan por ella. Puede ponerse a la defensiva si tiene la impresión de que le están poniendo en un aprieto. Por ello pasa mucho tiempo solo. Es muy susceptible a la idea que los demás tienen de sí mismos, y si siente que alguien tiene un mal concepto de sí mismo que está a punto de influir en él, correrá rápidamente en otra dirección. Una de sus mayores dificultades estriba en su tendencia a llegar a conclusiones sobre sus sentimientos. Preconcibe sus percepciones hasta el punto que antes de seguir la corriente de lo que la vida pueda depararle, expresa sus sentimientos sobre algunas experiencias aún antes de haberlas vivido. No obstante, busca situaciones que le permitan comprobar si sus fórmulas eran correctas. Para esta persona, el matrimonio no es tarea fácil, debido a una falta de confianza, combinada con un excesivo compromiso personal que le impide experimentar toda la riqueza del otro individuo a nivel íntimo. Suele sentirse aburrido, pero no de la vida o de los demás, sino más bien de sí mismo. Antes que afrontar y llegar a comprender esto, a menudo se esmera en llenar su vida con una distracción tras otra hasta estar convencido de que su problema no tiene remedio. El día que aprenda a aceptarse a sí mismo, su vida cambiará por completo. Se esfuerza en superar un karma anterior en el que estableció una separación entre sus propios sentimientos y los de los demás. Es el residuo de esta sutil enajenación respecto a la gente lo que le mantendrá huyendo de sí mismo hasta que llegue a darse cuenta de que todas las actitudes que adopta, hacia sí mismo y hacia los demás, sólo son aquello que existe en su propia mente. La primera fase le mantiene en karma, pero las fases segunda (en el proceso de vivir el futuro, teniendo la sensación de ya haber estado allí anteriormente) y la tercera (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), le muestran el camino a casa.


Venus en Tauro: Son muy sensuales en el amor, amantes de los placeres y atraídos por la belleza, el dinero, el lujo y todo lo material. De lazos amorosos muy profundos, fieles, pero posesivos en las relaciones. Hogareños. Les gusta ir despacio y muestran su afecto de una forma cálida y firme. Buscan seguridad y comodidad. Es una posición espléndida porque ese planeta está esencialmente dignificado aquí y es mucho más fuerte que en cualquier otro Signo, con la excepción de Libra y Piscis, en los que está respectivamente dignificado y exaltado. Es una posición muy favorable para los negocios financieros, especialmente para adquirir ganancias derivadas de los propios esfuerzos en cualquier vocación que elija en su vida. Da una disposición amistosa y sociable con la habilidad de despertar sentimientos recíprocos en los demás. Las personas con Venus en Tauro son muy fijas en sus opiniones acerca de las formas correctas, si alguna vez que han formado una opinión la sostendrán muy tenazmente. Estas personas son generosas, pero no extravagantes. Venus en Tauro vive con una mirada coqueta y después con el olfato y con el sentido del gusto. Disfruta de cada movimiento del ser amado, mientras sus sentidos se deleitan con una música suave o recorre con sus dedos la suave piel del bombonzito. Con Venus en Tauro el tiempo es placer y la inercia es una tentación. Venus en Tauro proporciona estabilidad y constancia. Su aproximación al amor y el romance es simple y directa. Su sinceridad es atractiva e irresistible a menudo. Se toma en serio el amor y con una cuidadosa consideración. Sabes cómo pasar un buen rato y ayudar a otros a hacer lo mismo. Estás relajado y alegre la mayor parte del tiempo, a no ser que Venus tenga aspectos muy tensionados en el mapa. Hay una atracción por los lujos de la vida, y a menudo una tendencia a excederse en los placeres sensuales. Puedes tener una debilidad por la buena comida, buen vino, buen mobiliario y la ropa, y muchos más objetos y actividades que deleitan los sentidos. Lo mejor va a ser tuyo si puedes adivinar una forma de pagarlo. Tienes un gran apetito de hacer el amor románticamente y la participar de muchos juegos amorosos. Este Signo produce el deseo sexual más terrenal. Cuando te enamoras, por lo general es permanente y confiable. Tu naturaleza es fiel y permanente. Necesitas un profundo compromiso con tu pareja y estás dispuesto a dar lo mismo a cambio. Sin embargo, la demanda como amante puede ser grande. Si te sientes inseguro, puedes llegar a ser celoso y dominante con tu pareja. Del mismo modo que eres leal y confiable, también puede ser muy posesivo y celoso si tu seguridad emocional está amenazada. Venus en Tauro ama a su comodidad. Ellos prefieren disfrutar de los cinco sentidos. Su idea de la velada ideal sería un lugar cómodo, buena comida y bebida, música suave y mucho tiempo a solas para ustedes dos. Aparecen sólidos y cómodos. Necesitan fiabilidad y previsibilidad en sus relaciones y también mucha expresión física en el amor con su pareja. Los nacidos con Venus en Tauro pueden resistirse al cambio, pero sus asociados pueden consolarse con el hecho de que son leales y constantes en su devoción, y aprecian la lealtad a cambio. No les gusta que se los deja tirados. Pueden sentirse celosos y autoritarios con su pareja cuando se sienten amenazados. No les gusta las relaciones dramáticas, y tienden a permanecer lejos de los jugadores y de la gente superficial. Son dotados para utilizar métodos táctiles, les gusta usar las manos, dar masajes y otros placeres físicos. Como amigo, Venus en Tauro le gusta pasar un rato cuando no tienen un montón de regalos para complacerle Ellos se mostrarán dispuestos cuando se los necesite para ayudar a pintar la casa, especialmente si hay tiempo después para charlar picando algo. Se trata de un amigo confiable y estará allí cuando más lo necesitan. Venus en Tauro osito de peluche. Esto resulta atractivo a cualquiera que esté buscando una relación estable a largo plazo. Ofrecen una devoción duradera, el respeto y una sensualidad terrenal. Para aquellos que realmente quieren conquistar el corazón de una persona con Venus en Tauro, deben ser pacientes y dejar que las cosas se desarrollan de manera natural, deben mostrar seriedad, y estar dispuestos a conformarse con una vida calma juntos. Venus en Tauro puede parecer convencional, porque tienen un fuerte sentido de compromiso. Son románticos, pero no de una manera extravagante, prefieren disfrutar con su pareja de simples lujos, como un chocolate fino o un buen masaje. Son prácticos y toman en serio sus relaciones. Quieren seguridad, y buscan una pareja que pueda ayudarlos a lograrlo. Una persona con Venus en Tauro ésta seguridad es más importante, más que las necesidades emocionales o espirituales. Esto puede causar que pierdan los matices de una relación, y ser una fuente de frustración para ellos. Venus en Tauro suelen ser buenos con sus recursos personales. No sienten que es necesario apresurarse a la hora de tomar una decisión, será porque no les gusta cambiar a menos que sea necesario. Pueden tener talentos en las artes o la música. Venus en Tauro tiene un olfato muy bien desarrollado para la vida simple. Son divertidos y saben cómo pasar un buen rato. Por lo general son alegres y fáciles de tratar. El apetito de placeres de los sentidos se extiende hasta el dormitorio, donde Venus en Tauro trata con intimidad con el mismo cuidado que un chef a la hora de preparar una buena comida.

Venus retrógrado en Tauro: Aquí, el individuo está más a gusto durante la tercera fase del proceso retrógrado (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido). En ella puede sumergirse en todo lo que siente que ha adquirido en el pasado. Identifica constantemente su sentido de seguridad y sus sentimientos de autoestima con lo que ha conseguido o comprendido para sí inconscientemente en antiguas encarnaciones, así como cada momento anterior al presente. En algunos casos, este individuo está kármicamente ligado a un amor de una vida anterior del que nunca se dio cuenta plenamente. En consecuencia, la cantidad o la calidad del amor en su vida nunca parece ser suficiente para llenar el espacio vacío dejado por esta antigua relación. Está acostumbrado a los sentimientos de absoluta seguridad y no está dispuesto a aceptar en esta vida un amor que le ofrezca menos. En su juventud suele ser una persona tímida, y a lo largo de su vida se retraerá en sí mismo mientras ruega discretamente a los demás que le dejen en paz. Desea que la gente se le acerque y se comunique con él, aunque no quiera admitirlo. Intenta solapadamente atraer a los demás hacia él, pero al mismo tiempo les teme. Su mayor problema se centra en la tendencia a hacer cristalizar algunos sentimientos ya en los labores de su vida, y a medida que los años y las circunstancias de las experiencias pasan, él sigue agobiado por antiguos sentimientos, intentando desesperadamente volverlos a aplicar en cada nueva situación. Si eso no funciona, empieza a creer inconscientemente que, al menos, parte del mundo no le hace caso. Sus expectativas sobre el sexo contrario son generalmente irreales, debido a la fuerte desilusión de sí mismo que ha ido almacenando durante tantos años. Si un individuo pudiera acumular en su hombro una astilla tras otra, tranquilamente, hasta llevar a cuestas todo un árbol invisible, sería una persona con Venus retrógrado en Tauro.


Venus en Géminis: Les gusta conversar y necesitan diálogo y comunicación con su pareja. Les atraen las personas inteligentes, ingeniosas, curiosas y cambiantes. Versátiles en el amor, tienden a la infidelidad y a las relaciones poco duraderas. Son muy sociables, tienen muchos amigos y les gusta coquetear. Mezcla y funde la belleza de Venus con la habilidad mercurial para expresarse, de modo que las personas que tienen estas configuraciones son capaces de elegir sus palabras con una facilidad singular e infundir en ellas un ritmo que es parecido a la música para los oídos de los oyentes. Por lo tanto, ésta es una de las posiciones que hacen poetas, siempre que, como es natural, las otras indicaciones del horóscopo coincidan, porque debe recordar siempre el estudiante que no es suficiente un solo aspecto o una sola posición para marcar una característica principal, pues para predecir una cosa así debe estudiarse todo el horóscopo. Estas posiciones ejercen una influencia verdaderamente refinadora en la mente, inclinando a las carreras literarias o artísticas. Hace a la persona amada de sus hermanos, hermanas, vecinos y de todas las demás personas de su alrededor. Estas posiciones inclinan al matrimonio y frecuentemente a más de una unión. Favorecen los viajes tanto por ganancia como por placer, y especialmente los de corta duración. Necesita compartir momentos de entretenimiento. Los días de Venus en Géminis no conocen el aburrimiento. Siempre pedirá  a su pareja de hacer cosas interesantes, diferentes y que requieran cierto grado de destreza  e ingenio. Venus en Géminis juega con inocencia el juego del amor. Es un terreno en el que no puede estar quieto. Descubre a cada instante una variante nueva del mismo Amor. En Géminis, Venus genera una necesidad de una variedad de experiencias. Tienes una curiosidad por la gente. Puedes convertirte en una mariposa social y algo coqueta. Abierta y amigable, tienes ingenio y capacidad para atraer a la gente con mentes ágiles y agudo intelecto. Tu inquieta y voluble naturaleza se inclina hacia viajar mucho y a cambiar de entorno a menudo. Tienes una especie de delicioso encanto y expresividad que funciona muy bien, si puedes evitar la tendencia de volverte un poco superficial socialmente. Quieres probar todo lo que la vida tiene para ofrecer. Te resulta especialmente difícil encerrarte en una relación romántica,  porque te gusta hacer amigos con todos los que conoces. Tienes una actitud hacia el romance excitable, abordando estos asuntos con optimismo y altas expectativas. Sin embargo, los encuentros pueden ser muchos y breves antes de que finalmente se establecen. Te aburres fácilmente haciendo difícil de mantener  la atención romántica durante largos períodos de tiempo. El cambio y la emoción es la sal de tu vida amorosa, y si nadie lo entiende, pasarás de largo. La estimulación mental y la simple alegría de estar juntos es una necesidad absoluta para cualquier tipo de relación para tener la oportunidad de convertirse en permanente. Si te casas muy joven o con alguien que es posesivo, es posible que tengas problemas graves con él. Tu pareja debe entender tu necesidad de variedad en el ámbito social. Después de casarte y sentar la cabeza, puede que todavía necesites una gran variedad de amigos y contactos sociales. Venus en Géminis es un experto en la conversación ingeniosa, y utilizan esta capacidad como una herramienta para atraer a otros. Son capaces de conversar el conocimiento de una amplia variedad de temas. Son juguetones y puede ser un poco bromista. No les gusta estar atados, y quieren que sus relaciones sean alegres. Si bien puede hablar sin parar sobre su relación, es posible que sigan pasando por alto las cuestiones más profundas. A Venus en Géminis le gusta la variedad, y sus gustos cambian con frecuencia. Puede ser difícil mantenerse al día con lo que quieren. Si estás cortejando a una persona con Venus en Géminis, necesitas apoyar su necesidad de variedad y diversión, así como estar interesado en su inteligencia. También aprecian el espacio para pasar el rato con sus amigos sin ti. Tienen una manera de hacer que la gente piensa en lo divertido que va a ser la relación. No siempre dirán toda la verdad, pero no son realmente deshonestos.Son más propensos a cometer un delito de omisión que mentir. Por otra parte, tienen la capacidad de ver todas las respuestas posibles a una pregunta, y sólo pueden responder lo que parece adecuado en cada momento. Pueden ser vistos como personas que no son sinceras, pero esto rara vez es cierto. Venus en Géminis no es muy sentimental, quieren a alguien para compartir las ideas y de que pueden crear juntos una verdadera asociación. Para una persona con Venus en Géminis, una buena conversación es la mejor forma de estimularlo sexualmente. Algunos lo consideran más bien insustancial, pero en realidad sólo quieren tener una relación interesante. Debido a su naturaleza social, cualquiera que desee una relación con ellos tendrá que compartir su interés por las reuniones sociales. Sienten curiosidad por todo y todos. No les gusta el comportamiento insensible, y esperan que la persona tenga modales. Una Venus en Géminis puede acabar viajando mucho. Son como niños en su aproximación al amor, y tienen mucho encanto. Esté preparado, ya que analizará cada pequeña cosa en una relación. Como amigo, es divertido y lleno de vida. Siempre saben los últimos chistes y que próximo evento habrá en el calendario. Son espontáneas y tienen una gran cantidad de amigos. Si deseas un tu  mejor amigo sólo se  junta contigo, Venus en Géminis no es el indicado. Son atractivos porque son brillantes y tienen buen carácter. Son fáciles, y saben cómo agregar asuntos inteligentes a la conversación. Utilizan el humor de forma natural. Si te enamoras de una persona que tiene a Venus en Géminis, tendrás que tener muchos conocimientos sobre temas diversos para mantener una conversación chispeante. Tendrás que ser flexible y espontáneo, y debes entender que la variedad es su razón de vivir.

Venus retrógrado en Géminis: Aquí, el individuo pasa mucho tiempo intentando saber qué piensan de él los demás. A menudo, cambia sus predilecciones para estar de acuerdo con quienquiera que esté en ese momento. Hace eso porque necesita retroalimentarse de los demás con el fin de comprender aquellas partes de sí mismo que cree que le gustan. Por consiguiente, su vida se orienta más hacia la aceptación de los demás que hacia un objetivo personal. Debido a las cualidades mutables de Géminis, este retrógrado puede funcionar durante las tres fases (1ª Fase: saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora. 2ª Fase: en el proceso de vivir el futuro, teniendo la sensación de ya haber estado allí anteriormente. 3ª Fase: repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), pero aquí, Venus nunca adquiere completamente la riqueza personal que pretende instaurar. En cambio, todo tiene lugar en niveles de pensamiento en los que finalmente la naturaleza amorosa del individuo llega a basarse en ideas y conceptos más que en sentimientos personales. Es importante comprender que, dado que esa naturaleza está constantemente residentificándose a causa de los pensamientos que recibe de los demás, este individuo es más impersonal consigo mismo que muchas otras personas. Su vida tiende a centrarse en las ideas de los demás, que poco comprende, en consecuencia sus relaciones tienden a confundirle. Cuando se encuentra en dificultades con el sexo opuesto, busca razones en sí mismo para explicar la inquietud que siente en su presencia. El problema es que su parte mental (Géminis) tiene características duales y masculinas, mientras que su parte emotiva (Venus retrógrado) tiene unas características femeninas y de tenacidad innatas. La mezcla de todas ellas crea una vibración cruzada que origina inseguridad cuando se enfrenta con el terreno sexual. Todos los hombres somos medio varones y medio hembras, pero durante los años de formación de la infancia, la mutabilidad de Géminis, influenciada por el efecto retrógrado, dificulta al individuo el establecimiento de una identidad sexual fuerte en la que puede creer firmemente. Sin embargo, a medida que madura y revive algunos de los conceptos de su infancia, empieza a transformar sus pensamientos en una nueva comprensión de su parentesco con la humanidad. Para conseguirlo, debe superar el karma de una vida anterior en la tuvo dificultades para identificar las partes masculinas y femeninas de sí mismo. En la vida cotidiana, intenta satisfacerlas a ambas inconscientemente, hasta que se da cuenta de que esta identidad no se basa en ninguna de ellas, sino más bien en la interacción de las energías positiva y negativa que, al mezclarse, constituyen la fuente de todo pensamiento creativo. 


Venus en Cáncer: Sensibles, receptivos, protectores en las relaciones. Les gusta cuidar de su pareja y que les cuiden, y son algo dependientes en el terreno amoroso. Hogareños. De lazos familiares fuertes, se sienten bien en el hogar, con la familia y con los niños. El matrimonio les aporta seguridad. Esta posición da a la persona una imaginación muy fructífera y la hace muy propensa a ponerse en contacto con los habitantes del mundo invisible, o por lo menos a dedicarse a alguna fase devocional de la religión; pero esto es peligroso, porque Venus mete la pata atrayendo a gente sin seleccionar o sin discernimiento, y la persona es propensa a verse dominada por los peligros de la mediumnidad. Estar en pareja significa excluirse de la frialdad y del ruido del mundo, para pasar momentos en la cocina o frente a una chimenea y dedicarle cierto tiempo al ser amado. Venus en Cáncer necesita su espacio y un tiempo especial para alimentar una relación, para abrir su interior y seducir el otro poco a poco, creando un fuerte lazo basado en la comprensión, la familiaridad y la empatía. Si Venus está en Cáncer en tu mapa, eres profundamente sensible. Esta sensibilidad extrema significa que los sentimientos pueden ser fácilmente heridos y tratas de ocultarlo fingiendo que no importa. Tienes un buen corazón y simpatía como naturaleza, pero tu estado de ánimo puede ser fluctuante e impredecible. Te acercas a las relaciones de amor con ternura y gran necesidad de cariño, pero siempre hay un sentido de precaución también. Sabes que puedes ser herido con facilidad y por eso te protejas en todo momento. La actitud hacia las relaciones es maternal, aferrándote con fuerza a tus seres queridos. Tienes que estar bien anclado en una relación porque la sensación de seguridad y la estabilidad es importante para ti. Te gusta demostrar tu amor con tu pareja y darle señales claras de que sus sentimientos profundos son apreciados. Para ti, el amor es el hogar, un nido que es seguro. Cuando alcanzas esta sensación de seguridad, haces todo lo posible para alimentar el ego de tu pareja y sus ambiciones. Evita la tendencia a ponerte de mal humor o de sentir lástima de ti mismo. A veces las emociones asumían el control, y el sentimentalismo te vuelve loca. Exiges mucho del romance y seguramente tendrás algunas desilusiones por el camino. No puedes estar con una persona que no proporciona la estabilidad que debes tener. Así que en última instancia debes pasar por algunas rupturas cuando descubras que no tiene ese atributo. Cuando un amor estable viene, la relación será permanente. Venus en Cáncer quiere una relación seria, previsible. Son sensibles y anhelan la seguridad, la comodidad y el amor. Muestran su amor por su pareja, cuidando de él. Están más atentos a los sentimientos de su pareja que de sus palabras, y pueden recurrir poniendo mala cara o quedándose en el silencio para llamar la atención. No les gusta racionalizar demasiado y recibir un trato impersonal. Las confrontaciones emocionales no los asustan en absoluto, sin embargo, con frecuencia tienen miedo de ser dañados. Tienen una buena memoria, y es difícil que se olviden cuando les hacen daño. A veces se retirará en sí mismos, y puede ser difícil conseguir que vuelvan a su actividad pública. Les gusta acurrucarse y aprecian los gestos sentimentales. Están estrechamente unidos a su casa y su familia. El rechazo es una de sus más grandes temores, y pueden intentar algunos trucos para saber si son amados. Necesitan sentirse seguros y ser cuidados. Cuando estas necesidades son atendidas, es paciente, amoroso y confiable.  Insisten en la sinceridad con su pareja, y te sorprenderás lo bien que pueden recordar cada palabra que dices o cada cosa que hagas. Venus en Cáncer de persona es muy intuitiva, y no le resulta fácil leer tus sentimientos, en consecuencia, te cuidará. Esto puede ser reconfortante o intimidar, dependiendo de cómo su pareja reacciona a esta capacidad de entrega. Aunque no siempre son conscientes de su propio encanto, pueden ser muy atractivos para el sexo opuesto. Se siente atraídos por aquellos que los necesitan, y pueden terminar haciendo que sus seres queridos siguen con éstas necesidades. Son muy sensibles y reaccionan emocionalmente a cualquier circunstancia. Pueden ser heridos con facilidad, a pesar de que tienden a ocultar esta vulnerabilidad tras su dignidad. Son buenos oyentes y tienden a ser cautelosos en el amor porque tratan de protegerse. Como amigo, es experto en crear una segunda familia con sus amigos. Disfrutan de las nuevas tradiciones, y suelen ser amables en las fiestas familiares. Son leales y les gusta mantenerse en contacto, sin importar la distancia. Son buenos atrayendo amigos, aunque si se lastiman emocionalmente, pueden tener dificultades para volver a confiar de nuevo. Son muy impresionables, y puede acabar recogiendo en el estado de ánimo de la persona con quien están compartiendo. Son creativos, y pueden expresarse a través de las artes, a través de la curación o por medio de las relaciones. Les gusta usar su creatividad, como forma de alimentar a los demás. Venus en Cáncer tiene un gran corazón. Esto es muy atractivo para los demás. También parecen sabios y están rodeados de un calor que envuelve los que le rodea. Una vez que ganan confianza, son muy cariñosos. Si te sientes atraída por una persona con Venus en Cáncer, debes tomar el tiempo necesario, no seas demasiado directo con él. Pueden parecer distantes, pero en realidad están observando todo lo que haces. Aprecian el esfuerzo cuando preparas una buena comida o hacer algo creativo.

Venus retrógrado en Cáncer: Aquí, el individuo se siente mejor en la tercera fase (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), revive constantemente el papel de las relaciones con sus padres durante su primera infancia. En el hombre eso puede comportar un fuerte “complejo de Edipo” en el que nunca llega a comprender el amor que siente por su madre. También existe el equivalente en el caso de la mujer con el “complejo de Electra”. En ambos casos, el individuo mantiene su deseo de independencia, pero bajo esa afirmación no sabe en realidad cómo liberarse del sentimiento de protección que necesitaba en su niñez. Viviendo a través de una dependencia kármica, cada paso que da hacia su futuro le acerca cada vez más al seno materno del que nunca quiso salir. Reconstruye su vida con personas que representan todos los conflictos de su más tierna infancia de los que no supo cómo liberarse. Uno de sus mayores problemas es que tiende a establecer sentimientos y reacciones frente a la gente basadas en viejos recuerdos. Por desgracia, cada vez que lo hace queda atrapado en más karma. En el matrimonio, proyecta en su cónyuge los primeros sentimientos hacia sus padres. En algunos casos, puede llegar a casarse con una persona que le recuerde a su progenitor del sexo contrario. Al basar gran parte del concepto que tiene de sí mismo en los que los mayores opinan de él, tiene que aplicarse en tratar de desarrollar su propia estima por su valía personal. Todos sus sentimientos se basan en una visión del mundo como si fuese una familia. Eso le brinda un escudo de protección tras el cual puede echar un rápido vistazo a todo lo que le rodea. Paradójicamente, también se queja de que este escudo le impide experimentar todo aquello que quisiera. Sin embargo, su fuerza mayor llegará en posteriores etapas de su vida en las que será importante para él proporcionar a sus hijos y nietos toda la seguridad y la comodidad alrededor de las cuales ha construido su escala de valores. 


Venus en Leo: Necesitan ser respetados y admirados en sus relaciones afectivas y buscan una pareja de la que poder presumir y sentirse orgullosos. Ardientes, tolerantes, leales y generosos en el amor. Algo teatrales y dramáticos. Les gustan los niños. Contrariamente a las ideas comúnmente aceptadas, hay un rasgo muy cruel en Leo; pero cuando Venus está en él no hay Signo más amante y tierno en el Zodiaco. Además, como Leo es un Signo Fijo, Venus en esta posición da una cualidad sin paralelo en sus afectos, las cuales una vez que se han manifestado sobre alguien o algo son de una fidelidad completa hacia el objeto estimado. Venus en este Signo da también éxito en las empresas de diversiones o de centros educacionales, y la mezcla de los rayos de Venus con los del Sol trae favores de aquellos que están en una posición social más elevada que la del nativo. Venus en Leo necesita sentir que su presencia, estilo y forma de vivir es impactante para el ser amado, y  juntos puedan inspirar a todos los que van conociendo a lo largo de la vida. Estos seres quieren brillar en pareja. Y hacer que aquello que se organiza o se celebra en pareja, sea como un imán que atrae a todos los del entorno. Juntos quizás pongan un club, un bar u organicen las fiestas del grupo de amigos al que pertenecen. Si Venus está en Leo en tu mapa sugiere un comportamiento que es teatral, con una buena dosis de orgullo personal y social. Venus en Leo es afectuoso y amante de la diversión, un espectáculo natural como una necesidad de auto-expresión.  Hay una necesidad innata de ser el centro de atención. Tienes físico y emocionalmente un magnetismo que atrae mucho interés romántico con facilidad, prosperas en estos asuntos y significan mucho para ti. El romance te ayuda a mantener una buena opinión de ti mismo. Eres más feliz cuando estás en el amor y lo entregas como si fuera un regalo.  Venus en Leo es el amor sincero e incondicional. Eres uno de los más románticos y ardientes de los amantes, amas verdaderamente a la vida. Puedes ser muy leal con aquellos a quienes  crees dignos de tu afecto, pero esperas los mismos afectos a cambio. A pesar de toda la diversión y espectáculo, eres extremadamente estable y leal a tu compañero. Si hay una ruptura en una relación seria, lo más probable es que sea una duradera. Mientras que eres fiel en el amor, no ignoras a tus otros admiradores, porque te encanta ser observado y admirado. Venus en Leo le gusta alardear de su pareja. Pueden ser exigentes en sus relaciones, ya que les encanta ser cortejados y tienen una necesidad de sentirse especial. Caliente y generosa, Venus en Leo es persona muy leal, a pesar de que siguen gozando de la atención del sexo opuesto, después de todo, ellos le dirán a su pareja todos los coqueteos ... ¡quieren alardear de ello! Es probable que los coqueteos sean inofensivos. Venus en Leo tiene altas expectativas de su pareja, aunque siempre y cuando ellos saben que su atención está puesta en ellos, y son muy generosos. Si su relación parece rígida o desinteresada, pueden sentirse amenazados. Ser tratado con indiferencia o de forma impersonal también los hace sentir inseguros. Mientras que el sexo es importante para Venus en Leo, sentirse amado lo es aún más. Necesitan saber lo maravillosos que son. Si lo  respetas y aprecias su calor, nunca pierden el interés por la relación. Puede que tengas que darles algún recordatorio de vez en cuando de que tus sentimientos son también importantes. Si te sientes celoso, hacérselo saber, esto afirma que todavía las encontrarás atractivas. En la primera etapa de la vida se enamoran, cuando dos personas no pueden conseguir todavía la seguridad en sí mismos y quieren que la relación  dure para siempre. Es cariñosos y adorables y pueden colgarse en una relación mucho más tiempo del que deberían, porque está involucrado su ego. Son románticos y les encanta jugar con sus emociones. Si no están seguros de sí mismos en el amor, son buenos para disimularlo.  En la amistad,  Venus en Leo se siente atraído por personas excepcionales, no sienten mucho interés por las que parecen estar apagadas o sin vida. Se hacen amigos generosos si las apoyas en todos sus esfuerzos. Les gusta planear las celebraciones que elaboran con amor y diversión y a los niños les gusta participar en ellas. Es un artista maravilloso, pero también lo hacen muy bien detrás de las escenas. Les gusta estar en el centro de atención y no les gusta sentirse aislados. Tienen un coraje que les permite tomar las riendas de su vida. Tienen una gran imaginación y una lujuria por la vida que garantiza una vida de diversión, de romance y emoción. Tienen una personalidad alegre y extrovertida que atrae a muchos amigos, conocidos y amantes. No están demasiado preocupados por lo que los demás piensan de ellos. Son fáciles de perdonar. Tienden a escuchar a su corazón y no se preocupan por rebajarse al nivel que los demás se encuentran. Necesitan saber que son atractivos y apreciados. Que seas precavido y muestra lo mucho que te preocupas por ellos a través de gestos comprensivos, y no olvides que es un ser social y parte de la multitud, así que prepárate para pasar un buen rato fuera de casa. 

Venus retrógrado en Leo: Aquí, el individuo se siente más cómodo durante la primera fase del proceso retrógrado (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora). Al poseer un extraordinario complejo de superioridad, se proyecta en todo lo que hace. Cuando está inspirado, es capaz de transmitir una gran fuerza a la gente, pero nunca está seguro de la sinceridad de los demás y tiende a juzgarlos en silencio. En ocasiones les pone a prueba para ver si son dignos de su compañía. Por consiguiente, tiende a soportar más cosas de lo que en realidad necesita. Pero, al mismo tiempo, estas cargas artificiales aumentan sus sentimientos de autoestima. Interpretando el papel de mártir, es capaz de convencerse a sí mismo de que tiene que cargar con una cruz en lo que se refiere a ofrecer un amor que no es apreciado. Su mayor problema es que quiere ser autoritario y extrovertido, pero la vibración retrógrada no siempre produce en los demás los efectos que tan arduamente intenta conseguir. Durante la primera fase, en realidad, el poder de su franqueza llega a asustar a los demás, y al darse cuenta de la reacción negativa que ha provocado, se aparta de todos aquellos individuos de quienes quiere estar más cerca antes que admitir que ha sido él quien se ha excedido. Esta posición de Venus es menos prejudicial para este individuo que para quienes desean entablar una relación sincera con él, cosa que encuentra difícil. Aporta a su vida un karma que le lleve a estar siempre en primer plano. Y, cuanto más es objeto de evidencia, menos capaz es de experimentar la riqueza de la interacción con los demás a un mismo nivel


Venus en Virgo: Muy detallistas, críticos, exigentes en las relaciones y en el amor. Analizan mucho los sentimientos y las emociones. Atentos, compasivos, les gusta cuidar de su pareja. Son perfeccionistas y pulcros y les atraen las personas de este tipo. Son reservados y demuestran su afecto tímidamente. Poco espontáneos, no muy pasionales. El Signo de Virgo da a la persona una simpatía profunda y tierna hacia los enfermos, y las personas con esta posición pueden ser muy buenas enfermeras. Esta posición favorece también los empleos de químicos o de dietéticos, quienes están relacionados con la preparación de los alimentos para el mantenimiento de la salud o para alcanzarla. Si la persona tiene empleados o subordinados bajo su gobierno, sus relaciones con tales personas serán siempre placenteras y le servirán muy bien. Venus en Virgo busca mejorar en pareja. Estas personas disfrutan el ayudar a su ser amado en sus tareas, estudios o trabajo. Buscan promover el ser una pareja modelo en términos de eficiencia. Se comparten momentos de perfeccionamiento, se prestan servicios el uno al otro y se cuidan la alimentación y el estado del cuerpo. Se percibe belleza en los momentos simples y se disfruta compartiendo la vida cotidiana. Con Venus en Virgo lo que los demás consideran aburrido, aparece en sus vidas lleno de color y con tonalidades armónicas. Si Venus está en Virgo en tu mapa produce una tendencia a sobre-analizar las emociones.  Puedes ser crítico con los que están cerca y juegas por lo seguro en los asuntos del corazón. Esta posición produce a menudo una apariencia fresca que es una forma de disimular  la timidez romántica., pero la verdad es que eres cuidadosa y prudente. Quieres saber lo que te esperas en una situación romántica, pero a veces esto no es fácil de predecir. Tienes emociones profundas, pero sabes mantenerlos bajo control y sientes que es mejor prevenir que curar. La característica analítica natural que se encuentra con esta posición de Venus puede frenarte por el camino frente a cualquier tipo de compromiso romántico hasta que te sientes seguro de lo que estás haciendo. Categorizas todo, incluyendo a las personas y mantienes una vida emocional limpia y bien organizada. Ves el amor como un compromiso y una devoción. La fidelidad es una necesidad absoluta. Eres verdadera y capaz de implicarte románticamente por completo, pero nunca eres demasiado demostrativo ni llamativo. Muestras preocupación por  los detalles y te centras en las necesidades prácticas de tu pareja. Tienes buenos modales, una apariencia personal limpia, una higiene personal delicada. Mientras que eres constante en las relaciones, insistes en que tus amantes comparten sus ideales. Prefieres vivir una vida solitaria que estar con alguien que no cumple con tus estándares. Los que tienen Venus en Virgo están dispuestos a trabajar en sus relaciones y se dedican a hacer que funcionen. Son sensibles, si un poco inseguros, y mucha gente encuentra atractivo a este solitario reservado. Por lo general,  ellos deben sentirse seguros antes de que hagan el más mínimo movimiento. Son buenos oyentes y pasan el tiempo observando sus hábitos y reacciones de forma que conozcan todos los aspectos de su personalidad. Cuando critican, no están tratando de hacerte daño, sino que están tratando de ayudar en lo que pueda. Son reservados frente a la gente jactanciosa o los que parecen saberlo todo. Para que una Venus en Virgo sea feliz, hay que mostrarles lo mucho que agradeces todas las pequeñas cosas que hacen por ti. Es posible que necesiten un poco de espacio de vez en cuando. Si quieres conquistarlo, no seas arrogante o superficial. Venus en Virgo no es difícil de complacer, siempre y cuando se abordan los elementos básicos del cotidiano. No la empujes a la reunión con demasiada rapidez. Son tímidos y no les gusta mucha multitud de gente. Hágales saber lo valiosos que son para ti, esto significa mucho para ellos. Realmente prestan atención a tus necesidades, y demuestran su aprecio satisfaciéndolas. Venus en Virgo no cambia fácilmente sus relaciones, toman el tiempo necesario para dar a pareja las cosas más importantes de la vida. Aunque tienden a ser auto-contenidos y muy selectivos, pueden ser a veces muy críticos, pero puedes consolarte con el hecho que este Signo más exigente del Zodiaco te ha elegido por alguna razón. No les gusta la gente que tienen hábitos que les desagradan, y aprecian a alguien que es puntual. Dado que Venus en Virgo se dedica todos los detalles prácticos de una relación, puede que no sepa luego qué hacer con ellos. Pueden tener contigo una respuesta sencilla, pero no puedes todavía verlo claro. La mayoría de estos detalles cotidianos no son divertidos o dramáticos. Venus en Virgo no es muy romántico, y no hace mucho para complacerlos. En la amistad, Venus en Virgo le gusta ser necesario y útil, sin embargo, cuando se aprovechan de él, puede comenzar a sentirse poco apreciado y desdichado. Son tranquilos y analíticos, y muy exigentes con los amigos.  Necesitan encontrar a alguien integro. Son misteriosos, y saben proteger su privacidad. Son muy fiables, aunque un poco distantes. Visten bien y se comportan siempre con buenos modales.

Venus retrógrado en Virgo: Ésta es una de las posiciones más complicadas para Venus retrógrado, por cuanto el individuo aporta a su vida un ideal muy fuerte de lo que debería ser el amor. Por eso, casi nunca lo siente con las personas con quienes se relaciona, ya que no alcanza el nivel que él esperaba de ellas. Inconscientemente, juzga las imperfecciones que cree ver en los demás. Por consiguiente, no sólo se vuelve poco dispuesto ante la experiencia del amor, sino que cuando tiene la desgracia de sentirla, sigue apartándola hasta que dichos sentimientos no son más que una mera colección de teorías analíticas. Permanece principalmente en la tercera fase (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), en la que se vuelve introvertido por miedo a que los demás le hieran. De hecho, este individuo está experimentando el karma que le obliga a comprender la fragilidad de los hombres, ya que la perfección del amor, como ideal al que todos aspiramos, no debe considerarse una realidad en la condición humana. Es durante la tercera fase que el individuo se pregunta por qué ninguna de sus relaciones anteriores satisfizo sus necesidades. Y es exactamente esa organización del pensamiento –hacer que el amor funcione- lo que desde siempre lleva al individuo a descubrir lo que es en realidad la experiencia del amor. La acción retrógrada del planeta no sólo le permite juzgar los defectos de los demás sino que, al dirigir la energía hacia el interior, tiende a transferir este karma a sí mismo. En consecuencia, siempre se encontrará en una situación de inferioridad en base a lo que debería ser a los ojos de los demás. Debe procurarse verse tal y como es y aprender a gustarse a sí mismo, no en términos de todos los ideales que han cristalizados en su mente, sino de la antigua perspectiva de la realidad del mundo en que vive. 


Venus en Libra: Buscan armonía y equilibrio en sus relaciones afectivas y son algo idealistas en el amor. Pacifistas. Les gusta la sinceridad, lo auténtico. Son personas sociables y de muchos amigos. Con buen gusto estético. Encuentran la relación entre las cosas, personas y conceptos más opuestos. Les gusta la colaboración en la pareja. El Signo de la Casa 7 está esencialmente dignificado aquí. Ésta es una de las posiciones que aseguran un matrimonio fructífero, armonioso o bien una feliz asociación comercial. Da habilidad musical y artística y hace a la persona muy popular en la vida pública. Si tiene la profesión de cantante u orador, esta posición asegura un auditorio agradable dondequiera que el nativo aparezca en público. Estos seres necesitan mantener en su relación cómo si fuera una cita de amor eterno. Nunca se deja de conocer al ser amado. Siempre hay un nuevo punto de vista que compartir y un nuevo acuerdo que hacer con él o ella. Buscan un compañero de vida. Alguien que los complemente. Se enamoraran siempre de cualidades totalmente opuestas a ellos y buscarán armonizar con ellas. La constante provocación y reacción con los otros, traza una armonía exquisita en sus relaciones. Si Venus está en Libra en tu mapa puede darte una habilidad innata para entender los sentimientos de los demás. Venus está en su mejor momento en Libra porque es su Signo natural. Eres un romántico en el pensamiento y la acción, dejando a veces el sentido común y práctico atrás. Un ambiente romántico como una cena con velas puede realmente hacer que te enamoras fácilmente bajo tales circunstancias, y no siempre con la persona adecuada. Quieres estar rodeado de belleza y armonía. Eres muy refinado y sociable, y intentas evitar cualquier tipo de desacuerdo o discordia. Tienes la capacidad de hacer que la gente se siente a gusto, cómodos y en casa. Eres verdaderamente una persona encantadora, un rasgo que atrae a muchos admiradores. De hecho, Venus Libra es la más seductora del Zodiaco. Esta seducción se expresa en formas sutiles; nunca abiertamente de forma sexual o físico, por lo general tiendes a la perfección en tu apariencia y modales. No manejas las situaciones de conflicto muy bien, cuando estás expuesto a ellos, puedes incluso llegar a alterar tu sistema nervioso. Tus sentimientos son fáciles de herir, pero no guardas rencor . Las estrechas relaciones armoniosas son muy importantes para ti y para garantizar éstas, eres considerado y siempre tratas de complacer. Tienes la capacidad de comprender el sentimiento de la otra persona, especialmente a tu pareja, y reaccionar de una manera perfecta. Estás dispuesto a hacer casi cualquier sacrificio por la causa del amor o por tu relación. Venus en Libra quiere impresionar. Ellos usarán todas sus artimañas de bondad y justicia para que una relación funcione.  Sus modales son pulidos, lo que puede hacer que algunas personas piensan que son superficiales. De hecho, son gente amables que se ofenden fácilmente. Las personas agitadas o arrogantes pueden ser una amenaza para ellos.  Venus en Libra es la típica persona que  intenta tratar a las personas de manera justa y que a menudo escogen un término medio para tratar de mantener todo tranquilo.  No es inusual para este Signo hacer concesiones y cambios en sus propias vidas para cooperar con los demás. Tienden a ser idealistas, y puede hacer que una relación  sea lo más grande en la vida. Si sienten que se aprovechan de él, en lugar de confrontarse con la persona de modo directo, tranquilamente hierven en un rincón, cada vez más resentidos con el paso del tiempo. Son un blanco fácil para los agresores. Les gusta compartir, pero si alguien no tiene tacto o es grosero, se apartan. Cuando una relación no está equilibrada, se vuelven infelices, tratarán de ponerla de nuevo en equilibrio sin que te des cuenta. Si tratas de poner tu parte para mantener las cosas en equilibrio, Venus en Libra hará su parte también y siempre teniendo en cuenta cómo te sientes acerca de todo y te tratan como quieres ser tratado. Son muy románticos. Venus en Libra es más feliz cuando está asociada con alguien. Son sensibles a los que les rodean, y pueden ser acusados de cambiar lo que son para convertirse en lo que el otro quiere que sean. Es fácil perder su identidad si no son cuidadosos, ya que tienden a ver las cosas desde del punto de vista de su compañero. Encantadores y sociables, pueden comprometerse demasiado con reuniones sociales. Venus en Libra es amigable, cortés y atractivo para el sexo opuesto, sin importar su apariencia. Les gusta ser estimulados intelectualmente, y siempre buscarán el compañerismo en sus vidas. Venus en Libra es delicada, los desacuerdos frecuentes pueden dejarlos físicamente enfermos o nerviosos. Se enamoran fácilmente, y no pueden esperar a la persona adecuada, en consecuencia pueden malgastar su tiempo con relaciones que saben que no les harán felices . Venus en Libra es la mariposa social, dan siempre buenos consejos, y tienden a elegir amigos que las hacen sentirse bien. Tienen estilo y saben cómo hacer que las personas se sientan a gusto. Venus en Libra puede ser bueno escribiendo, actuando, haciendo discursos, dedicándose a las ventas o negocios. Su visión social es útil no importa lo que elija hacer. Si te sientes atraído por una persona con Venus en Libra, tienes que ser educado, hablar bien y estar bien vestido, no seas snob o arrogante. Que seas justo con todos los encuentras por tu camino.

Venus retrógrado en Libra: Aquí, el regente Venus se siente como en su casa más que en cualquier otra posición. Cuando la persona se mueve de una fase retrógrada a otra (1ª: saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora. 2ª: en el proceso de vivir el futuro, teniendo la sensación de ya haber estado allí anteriormente. 3ª: repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), a través de los diferentes individuos de su vida, vuelve a sentirse necesitado. Posee un concepto del amor tremendamente romántico que depende más de las ideas o las cosas que la gente represente que de la satisfacción de sus propias apetencias y necesidades físicas. Algunos de los que tienen esta posición experimenta una especie de homosexualidad, ya que su necesidad de amor se burla de los convencionalismos sociales. Existe una terquedad inconsciente que se pone de manifiesto en casi todo lo que hace el individuo. Será generoso, a condición de que no le hagan preguntas, servicial, si alguien le necesita, y sumamente obediente mientras nadie le obliga a serlo. Raramente responde a la fuerza, presión o peticiones de los demás. Su característica natural es la de descubrir solapadamente las necesidades de los demás y, de alguna manera, ser lo bastante útil como para satisfacerlas. En un nivel más profundo, no está totalmente seguro de lo que realmente quiere para sí mismo. Está en un continuo estado de cambio, intentando sintonizar con cualquier cosa que pueda complacer a los demás. Sumamente consciente de los juegos psicológicos de la sociedad, puede ser, de hecho, uno de los más diestros jugadores. Se autoconvencerá de que algunas personas no pueden vivir sin él cuando, en realidad, eso no es más que una proyección en sentido contrario de su propia necesidad. Puede sentirse feliz contentándose con casi todo aquel que se adapte a sus gustos inconscientes, ya que nunca se relaciona con los demás, sino que simplemente se divide en dos –y entonces usa al otro individuo como un espejo para la parte de él con la que quiere identificarse en ese momento, dejando de ser su amigo, de hablarle y, sí, ¡incluso haciéndose el amor a sí mismo! Su karma está arraigado en el equilibrio de su sistema de valores a través de las relaciones, y sólo cuando esté seguro de ello, sentará la cabeza y defenderá la idea que más le guste.


Venus en Escorpio: Son personas de emociones profundas. Apasionadas, intensas y explosivas en el amor, con gran impulso sexual. Necesitan placer y erotismo en sus relaciones afectivas. Algo posesivas y celosas en sus relaciones. No les atraen las personas superficiales. Es la posición  más difícil de Venus, porque aquí los rayos del amor de Venus se mezclan y se confunden con los rayos marcianos/plutonianos e ígneos de la pasión del Signo que gobierna los genitales, así que si no hay otras influencias que dominen y se opongan a estos aspectos del horóscopo, el amor se transforma en lujuria con una naturaleza esencialmente sensual que tiene un deseo de satisfacción invencible, especialmente si la Luna y Marte están allí. Esto puede minar la constitución y aunque no pueda ser aparente durante muchos años el efecto de tal desgaste para la vitalidad, será notado algún día y causará una depresión general; pero esto, por supuesto, no es nada comparado con el efecto moral de las prácticas indicadas por tal pasión. Debe decirse además, para advertencia de aquellos que tienen esta posición, que no importa que tales abusos se manifiesten en el matrimonio o fuera de él; la naturaleza no tiene en cuenta que estas uniones hayan sido legalizadas por la ley del hombre o no. Desde el punto de vista de la naturaleza el inmoral viola la ley de la vida, lo cual será severamente castigado aunque esté o no sancionado por la sociedad. Esta posición da también un gran amor por el lujo y todas aquellas cosas que estimulen las emociones o donde los sentidos corporales puedan tener plena manifestación. Por extraño que parezca, da también algunas veces una devoción hacia la religión, que entonces sirve como una salida para los sentimientos sobrecargados del nativo. Esta posición crea también celos y dificultades en el matrimonio y la reputación de la persona está a menudo puesta en entredicho. Venus bien aspectada en Escorpio, es propensa a traer algún legado. El Amor de Venus en Escorpión no es un "mal romance" cómo muchos pueden pensar, más bien todo lo contrario: la posibilidad de mostrarle al otro incluso nuestro lado oscuro y brindarle la confianza suficiente para que que el otro también saque sus trapitos al Sol. El proceso es siempre intenso y absorbente, puesto que implica desenmascararnos constantemente, hasta que llega al punto de que en la relación pueda aceptarse al otro aún con aquella cosas que preferiríamos mantener ocultas. En ese momento el amor equivale a entrega. En las relaciones, son muy directas y decididas, a menudo expresan excesos de los sentimientos, como posesividad y celos. Escorpio es el Signo del magnetismo físico. En esta área de tu vida, eres un extremista. Tu naturaleza amorosa se basa en el compromiso total y una completa concentración donde no hay tonterías. Dominas y exiges una participación total. Muestras un fuerte sentido de orgullo y dignidad personal en todo lo que haces. Venus en Escorpión es intensa y profunda, y los que tienen esta posición tienen una gran voluntad de comprometerse en una relación, y sólo se aceptará el todo o nada. Están  totalmente dedicados y centrados en su pareja. Anhelan la intimidad, y son capaces de amar profundamente a alguien. Venus en Escorpión posee su pareja, y hace que su pareja quiere ser poseído.  Tienen la capacidad de dar a su pareja una completa atención, y esto puede ser halagador o desconcertante para algunas personas. Si bien es probable que no lo quieren admitir, tienen la necesidad de controlar a su pareja y la relación. Su obsesión puede ser hasta divertido en la relación. Se lleva todo al extremo, que puede ser atractivo o también abrumador. Mientras que una persona con una Venus en Escorpio va a querer saber cada detalle acerca de ti, no será tan fácil para que hablen de sí mismos. Si Venus en Escorpión se siente mal, cuidado, pueden explotar con ira o hacer que desees haber muerto con la mirada que te lanzan. Probablemente se sentirán celosos de cualquier otra persona con quien pasas el tiempo, no importa cuál sea la razón, aunque no lo admita. No tienen miedo de manipular una situación, y son talentosos en descubrir las garantías de que eres fiel a la relación. Tienden a aburrirse con una relación regular y cotidiana, su pasión se desploma con la rutina. Aprecian a alguien que sea leal y comprometido con ellos. Que tengan un cierto control en la relación si son merecedores de tenerla. Algunos pueden sacar provecho de sus asociados en un nivel sutil y profundo, aunque no con todos ellos. Sus sentimientos pueden impedirles ver el punto de vista de los demás. La sospecha es un sentimiento inevitable cuando no están seguros. Se sienten atraídos por los misterios de lo oculto, y que son buenos jugando al detective. Pueden utilizar con éxito su atractivo sexual para conseguir lo que quieren. No es raro que una persona con Venus en Escorpio es cauteloso al conocer gente nueva. Pueden tener la capacidad de observar a alguien que está interesado en varias ocasiones antes de conocerlos. Como amigo, son inteligentes y capaces de entender a sus amigos con mucha lucidez. Es posible que parecen reservados, pero con un solo comentario, pueden hacerte saber que se dan cuenta de cada detalle y que sin duda pueden mantener los secretos a salvo. Venus en Escorpión le gusta alguien que no tiene miedo del compromiso o de la intensidad de sus emociones. Les gusta una entrega absoluta en la relación. No juegues con ellos, porque les resultará difícil perdonarte. Venus en Escorpio es maravilloso cuando le quieren, pero pueden ser muy retorcidos si se ven perjudicados. A Venus en Escorpión le gusta el cambio ... incluso más, florecen en la transformación que tiene lugar durante y después del cambio. Cualquier cosa donde vuelcan su pasión significará todo para ellos.

Venus retrógrado en Escorpio: Ésta es una posición muy difícil para Venus retrogrado, ya que el vigor de Escorpio sigue impulsando al individuo a conseguir su propia satisfacción. Nunca se siente satisfecho, aunque todo lo que busca esté justo a la vuelta de la esquina o enterrado en el pozo de su mente. Pasa mucho tiempo en la primera fase (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora), buscando futuras gratificaciones, pero desgraciadamente sigue pensando que encontrará su ideal en otra persona, lugar o situación más que en lo más recóndito de su ser. Su carácter respecto al amor es nervioso y reservado, pero al mismo tiempo se siente profundamente interesado por los sentimientos íntimos de los demás. Por ello, debido a todo lo que ve en sus semejantes, le cuesta darse cuenta de que es lo que está buscando en sí mismo. Atraviesa por varios períodos en los que está convencido de que su descontento es de origen sexual, pero que en realidad va mucho más allá. Lo cierto es que en pasadas encarnaciones pasó por experiencias que a nivel inconsciente provocaron una no aceptación de sí mismo. Se siente alejado de los ideales que siente en su interior y, por más que lo intente, parece incapaz de autoconvencerse de sus propios méritos. Mientras siga esta tónica, será propenso a un comportamiento que refuerce sólo sus sentimientos más profundos de fracaso y le alejen aún más de aquello que realmente desea. En algunos casos, la raíz del problema quizá se encuentre en un amor de una vida anterior del que dependía y del que finalmente se desengañó. Si ése es el caso, generalmente se producirá una repetición de la misma experiencia en los primeros años de su vida. Le resulta difícil sentirse completamente a gusto con el sexo contrario y, a menos que se enfrente a sí mismo, puede inventar muchas razones para ello. Sin embargo, no se permite ser vulnerable ante los demás en los niveles más profundos de su ser, debido a que le hirieron en el pasado. Aprender a perdonar es importante para aquellos que tienen a Venus en esta posición, pero el individuo debe comprender que el perdón no es posible sin el olvido. Con esta situación, la persona puede funcionar a los largo de las tres fases retrógradas, pero su mayor evolución se registrará durante la tercera fase (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido) en la que, mediante una reevaluación de todo lo que ha vivido, puede trascender los sentimientos de niveles kármicos inferiores de su pasado.


Venus en Sagitario: Muy idealistas y generosos en el amor. Ardientes en sus relaciones. Expresan sus sentimientos de forma sincera, espontánea y entusiasta. Les gustan las personas sencillas, afectuosas y francas. Necesitan libertad y no soportan fácilmente la rutina. He aquí también otra de las posiciones más fuertes de Venus porque sus cualidades están mezcladas con las de Júpiter, el planeta de la benevolencia, así como el amor y la buena voluntad entre los hombres. Por lo tanto, esta posición indica también una disposición optimista y simpática, con un corazón generoso y bondadoso, un amor hacia Dios expresado con devoción religiosa, o un amor hacia los hombres exteriorizado por la filantropía y la caridad. Indica también una mente refinada, cultivada, amante del drama, de la música y del arte. Estimula y favorece la imaginación y la intuición y al igual que los otros Signos de Géminis y Piscis, inclina también a la pluralidad de matrimonios. Venus en Sagitario busca encontrarse con un ser con el que pueda compartir la aventura de vivir. Gozará de viajes en pareja, excursiones y actividades al aire libre. La dimensión de lo "pasajero" tiene que estar presente en sus relaciones. Y se tendrá una relación estable en el momento en el que ambos sean vistos como pasajeros. Para Venus en Sagitario, entrar en una relación, implica renovar la fe y confianza en la vida. En Sagitario, Venus produce afectoss que son muy demostrativos y amigables. Tienes una actitud más bien despreocupada hacia las relaciones, y no siempre son confiables. Extrovertido y simpático, aunque a veces te falta seriedad. Sientes un fuerte amor por la libertad personal y se hace un poco difícil para que puedas establecerte una especie de relación restrictiva. Te sientes más cómodo en una relación cuando las cosas van despacio, y tu pareja no se ponga en seguida demasiado serio. De hecho, probablemente hasta te gusta más que las relaciones sean ocasionales y donde las presiones del amor no te sofocan. Las amenazas a tu libertad te ponen muy nervioso, es difícil que ignoras las posibles salidas de escape cuando las cosas parecen estar calentándose y cuando te sientes acorralado. Eres honesto e idealista en tu trato con los demás. Fuerte en tus creencias, debes encontrar un socio que comparte tus puntos de vista, o seguramente tratarás de someterlo a tu manera de pensar. La clave de tu naturaleza romántica es la amistad. Como amigo y amante, eres el compañero ideal, siempre que se respete la libertad de cada uno. A Venus en Sagitario le gusta aprender cosas nuevas todo el tiempo, y cuando se comprometen en una relación, quieren a alguien que les ayuda a crecer y a expandir su el horizonte de las experiencia. Idealista, quieren una pareja que aprecia todas las cosas que hacen: sus creencias, sus objetivos, sus visiones.  Venus en Sagitario es alegre y seria a la vez, pero en ocasiones puede parecer confuso. No se comprometen fácilmente, ya que les gusta ser libre. Son amistosos y especialistas del entretenimiento. Mientras se enorgullecen de su apertura de espíritu, también pueden ser bastante críticos. No les gusta la rutina aburrida, las inhibiciones o escenas excesivamente emocionales. Son inquietos, y no durarán mucho tiempo con alguien que insiste en lo mismo. Cuando la vida se pone difícil en una relación, tienen un fuerte instinto para hacer las maletas para salir corriendo. Si bien esto puede significar que sólo necesitan un descanso antes de volver, como también puede ser para siempre. Se sienten atraídos por aquellos que viven la vida al máximo ... no les importa si esa persona no está llena de gracia o de buenos modales. Venus en Sagitario necesita mucho espacio y libertad para ser feliz. En muchas circunstancias, estarán más relajadas las cosas se hagan a su manera. Pueden tender a la exageración porque ellos ven la vida como una gran aventura. Les encanta la espontaneidad ... la planificación no es su fuerte. Ellos aman la filosofía, la religión y el arte, porque encuentran estos temas intelectualmente estimulantes. Son sociales, divertidos y de espíritu libre. En la amistad, son honestos, hacen amigos dondequiera que vayan, y son propensos a tener muchos amigos en las redes sociales. No necesitan una gran vinculación emocional con sus amigos y con las otras relaciones. Venus en Sagitario es feliz contando historias entretenidas, actuando en el teatro, música o comedia ... lo que sea, son buenos en eso. Son buenos maestros y combinan sus talentos intelectuales con el humor. Venus en Sagitario prefiere a alguien que les ayude a conseguir nuevas experiencias, alguien que le encanta viajar, vivir aventuras y que no requiere un gran compromiso. Se sienten atraídos por personas de otras culturas, porque las diferencias son muy interesantes. No les gusta sentirse atrapados, y hacen todo lo posible para evitarlo. Tienden a poner a sus parejas en un pedestal, y cuando caen, puede ser una experiencia devastadora para ellos.

Venus retrógrado en Sagitario: Ésta es una posición muy solitaria para Venus retrógrado. El individuo valora más su libertad que la intimidad que promete Venus. La primera fase del proceso retrógrado (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora), se acentúa de modo que la persona se proyecta de un arco iris a otro, sin permanecer nunca en un lugar el tiempo suficiente que permita a Venus absorber todas las vibraciones de su entorno. No acepta de buena gana los consejos de los demás. De todas las posiciones zodiacales, es el que más experimenta, y al mismo tiempo tiene la impresión de que aún se le escapa algo. También es una posición muy difícil para el matrimonio, y a menudo es causa de divorcio debido a un temperamento excesivamente inquieto. Existen dificultades para satisfacer todos sus sentimientos individuales, y en consecuencia suele confundir a los demás. Ve el mundo como un “buffet” gigante sinfín de platos para degustar, y no le gusta profundizar nunca en nada. La cantidad de experiencias de la vida se vuelve más importante que la calidad. Y mientras su brillante mente vaga por los rincones más alejados del universo buscando un lugar donde puede sentirse como en casa, tiende a ignorar cada pájaro en mano para buscar otros cientos volando. Sus ideales derivan de vidas anteriores y, aunque no siempre los siga, continúa buscando gente, lugares y circunstancias que le hagan sentir más cerca de esas experiencias ideales del pasado. Por lo general, tiene un buen concepto de sí mismo y un ego bastante fuerte que le mantiene sano al sumergirle en casi todo lo que la vida le ofrece. A pesar de que esta posición dificulta las relaciones íntimas duraderas, proporciona al individuo un espectro de experiencias sumamente variado. En anteriores encarnaciones aprendió a desarrollar un sentimiento natural por el mundo que le rodea, a sabiendas de que depende más de sus propios conocimientos que de las palabras de libros y profesores. 


Venus en Capricornio: Son cautelosos y se toman muy en serio las relaciones afectivas, profundizando en ellas, viviendo el amor de una forma práctica. Da sentimientos inhibidos. No expresan fácilmente sus emociones, por fuertes que sean. Tradicionales y conservadores. Necesitan seguridad antes de comprometerse emocionalmente.  El Signo de la Casa 10 da muchos éxitos sociales y hace muy popular al nativo, pero Venus no se mezcla bien con Saturno, el regente de Capricornio. Por lo tanto da una ligera tendencia a la melancolía en la persona que tiene a Venus en tal posición. No está muy segura de los favores que pueda recibir de las otras personas por su popularidad, porque Saturno tiene una tendencia a derrumbarlas una vez que han alcanzado sus aspiraciones. Así, pues, aunque esta influencia pueda ayudarles a elevarse en la escala social o de los negocios nunca están seguros en sus posiciones. Esta influencia hace a la persona muy celosa de su honor y lo toma muy a pecho cuando Saturno la humilla o la hace caer. Venus en el Signo de Saturno, a menudo hace que la persona no tome en cuenta el hecho de que la diferencia de edad es fatal para la felicidad del matrimonio; y de ahí que si el nativo se casa joven con una persona que es de edad mucho mayor que él o si se une en los últimos años y elige a alguna persona que está todavía en la flor de la juventud será causa inevitable de la desavenencia y de que el matrimonio se disuelva en el curso de los años. Frecuentemente las personas con esta posición de Venus en Capricornio se casan por el interés o como un acto de conveniencia. Venus en Capricornio encarna una necesidad de hacer cosas serias con la persona que se ama. Buscan que la relación sea tomada en serio y que se estructure con alguna actividad que se haga de manera continua y que tenga un objetivo definido. Muchos nativos buscarán ser exitosos cómo pareja. Hablarán de sus objetivos profesionales, cómo si fueran versos de un poema de amor y compartirán créditos de las cosas que van logrando. Una relación que brinde seguridad y que funcione como puerta al mundo, sería la relación ideal. Si Venus está en Capricornio en tu mapa., tienes un sentido de precaución, y un cierto grado de orgullo asociada con los afectos. Eres en realidad un poco tímida en los asuntos de amor, y muy reservada en la expresión de sentimientos. Tus fuertes sentimientos románticos pueden estar  por dentro, mientras que en la superficie pareces   emocionalmente distante y reservado, y es poco probable que no manifiestas tus emociones en público. Muestras una serena dignidad personal y el refinamiento. En verdad, te sientes románticamente inseguro, temiendo incluso el rechazo y la soledad. Puedes ser encantadora en el entorno de trabajo, ya que vives tan intensamente este campo. A menudo, la implicación romántica comienza aquí. Esperas que tu pareja sea un buen compañero en la lucha por el éxito y el logro. Aunque no eres abiertamente demostrativo, eres firme y leal, pues tienes un sólido y profundo sentido de responsabilidad. Venus en Capricornio quiere impresionar a la gente con su ingenio, el enfoque en sus metas y con su inteligencia. Les gusta un cierto grado de previsibilidad en sus relaciones para prudentemente adaptarse. Les gusta estar solos, esto forma parte de su encanto. No son muy expresivos o demostrativos en el amor, y sus asociados pueden desear que no sean tan prácticos. Venus en Capricornio no es conocida por su calidez y espontaneidad. En realidad, pueden ser muy románticos y deseando a alguien con quien compartir su vida. Cómo los ven los demás es muy importante para ellos. Venus en Capricornio se siente atraída por personas que son serias y orientadas a objetivos concretos. Están dispuestos a comprometerse, y son más bien conservadores. Pueden ser un poco tímidos, pero no quieren que nadie lo sepa. Planean todo, y son perfectos para aquellos que quieren saber dónde van y quieren seguridad. Es respetuoso y se esmera para no herir a su pareja. Es difícil derrumbar sus defensas, pero cuando ocurre, son calientes y sensibles. Demuestran sus emociones y su afecto a través de sus acciones y no con palabras.  Tienen mucho que ofrecer una vez vencido el desafío de llegar a conocerlas. Venus en Capricornio necesita la seguridad material y sentirse a salvo y seguro. Pueden elegir casarse con alguien más mayor. Se reservan en público, pero pueden ser muy cariñosos en la intimidad. Son leales a sus seres queridos, y están al altura de sus responsabilidades. Es probable que busquen a alguien que tenga el mismo nivel de ambición para lograr una seguridad duradera. En la amistad, Venus en Capricornio quiere ayudar a sus amigos a tener éxito en el mundo. Son confiables y esperan que sus amigos sean tan responsables como ellos. Pueden sufrir ataques de melancolía, por lo que es importante que tengan amigos dispuestos a tender una mano cuando esto sucede. Las personas se sienten atraídas por Venus en Capricornio, porque hay algo conmovedor en ellos. Esto se hace aún más atractivo por el misterio que crean manteniendo a salvo su vida privada. No sólo se sienta y mira, también se levantan y hacen lo que debe hacer. Cosechan respeto y dignidad, porque son leales y constantes.  Venus en Capricornio quiere a alguien con quien se puede contar en todo momento, y que sea trabajador e ingenioso.

Venus retrógrado en Capricornio: En esta posición, Venus suele indicar un matrimonio con un compañero de más edad o con un individuo que simboliza la autoridad del pasado. En algunas ocasiones, el cónyuge representa las restricciones impuestas durante la infancia y en otras aporta al individuo las que tuvo que acatar en una vida anterior. El período más cómodo es el correspondiente a la tercera fase (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), donde se repiten los viejos tiempos que representan la seguridad y protección mientras el individuo sigue intentando volver a experimentar relaciones protectoras. En muchos aspectos es un coleccionista; ya sean antigüedades, recuerdos de tiempos históricos, o incluso gente, ello siempre simboliza su necesidad de aportar algo a lo que cree que es una realización necesaria. Su vida está llena de contornos y formas, dado que desea todo lo que siente cristalice en sí mismo para satisfacer la sensación de seguridad que intenta establecer. En su juventud puede parecer muy maduro para su edad, pero entretanto se rebela interiormente contra todo aquello que restringe su libertad. Retiene pensamientos, ideas y sentimientos (incluyendo los negativos) durante años, y tiende a negarse a sí mismo el placer o la felicidad durante la primera mitad de su vida a la espera de alguna gran promesa en tiempos venideros. Sin embargo, a medida que se hace mayor, llega a darse cuenta de cuánto ha intentado recrear el pasado y lo mucho que eso lo ha limitado. Entonces cambia radicalmente y empieza a adquirir un punto de vista más práctico en lo que a sus propias necesidades se refiere. Mientras tanto, se siente desconectado de la gente de su edad. Básicamente, tergiversa su vida, experimentando el peso de la vejez en su juventud y la libertad de los años de adolescencia durante su senectud. Éste es uno de los indicadores de karma familiar del horóscopo. Normalmente, procede del pasado un desequilibrio tal, que se repite durante los primeros años de su vida, que el individuo pasa la mayor parte del tiempo huyendo de sí mismo. Luego, hacia la mitad de su vida se da cuenta de ello e intenta recuperar todo aquello que sabe que ha perdido. 


Venus en Acuario: Amantes de la libertad, desapegados en el amor, con una actitud abierta y liberal. No son partidarios de formalizar las relaciones. Necesitan un estímulo intelectual en el terreno afectivo y les disgusta la excesiva emotividad. Valoran la amistad por encima del amor. Indica una combinación de las cualidades de Urano, o sea independencia, impaciencia al verse contenido, desconsideración por los convencionalismos, deseo de originalidad, una sinceridad incondicional e intuición con las de Venus, y como resultado encontramos que las personas con estas posiciones rehúsan verse refrenadas por las reglas restrictivas usuales de la sociedad en sus cuestiones de amor y siguen las indicaciones de su corazón sin importarles lo que otros puedan decir o pensar. Son firmes creyentes en la teoría de las almas gemelas, afinidades, etcétera, y capaces de actuar de la manera más inesperada, y con tan alarmante precipitación que ni ellos ni ningún otro es capaz de prever lo que podrán hacer al cabo de un momento. Pero al mismo tiempo son tan amables y sinceros en sus convicciones que los amigos nunca los abandonan y cualquier clase de éxitos que obtengan en la vida es generalmente debido al esfuerzo de los amigos para ayudarles a convertir en realidades sus esperanzas, deseos y aspiraciones. Lo menos que puedas esperar de una pareja, en la que uno de los dos tiene Venus en Acuario, es que se tomen fotos siguiendo el estereotipo tradicional del día de San Valentín. La pareja para Venus en Acuario es algo que está en constante experimentación y que nunca tendrá que ver con lo que significa "Pareja" si seguimos al pie de la letra el libro de los convencionalismos sociales. Estos seres necesitan compartir un estilo de vida propio y necesitan estar constantemente renovando  la unión con el otro a través de una actividad distinta, puesto que cada día es cómo si hubieran pulsado el botón de "Delete". En sus relaciones personales, tienen poca consideración por lo que la sociedad, su familia o compañeros piensan. Su actitud respecto a las normas sociales y la moralidad pueden ser poco usuales Te fijas tus propias normas de comportamiento y tienes un brillo en tu personalidad, que generalmente atrae muchos amigos. Puedes ser bastante amable, pero las emociones  rara vez se muestran. Eres un idealista, aunque también impersonal y distante. Cuando el momento durante el romance exige tu atención, tu mente puede estar a kilómetros de distancia. Atraes situaciones románticas de forma repentina, y de una manera anormal, aunque también pueden terminar tan repentinamente como habían empezado. Un compañero permanente tendrá que ser primero amigo y después amante. No aceptas cualquier expresión de posesión por parte de tu pareja, y amas la libertad absoluta. Valoras la individualidad, y que tienes dificultades para permitir que un compañero te diga lo que debes hacer y cómo vivir. Sin embargo, por la misma razón, estás dispuesto a respetar la independencia y los ideales de tu pareja y al final,  prosperareis muy bien con vuestra relación abierta y liberal. Venus en Acuario es de mente abierta y tiene la mirada puesta en el futuro. Ellos quieren ser vistos como rebeldes, únicos y tal vez un poco provocativos. Se sienten atraídos por las relaciones no convencionales, y cuanto más inusual, mejor. Son amistosos con todos, y generalmente son populares y queridos, y muchas veces tienen una personalidad chispeante. No les gusta las restricciones, y pueden parecer distantes. Son independientes en una relación. Quieren ser amados por su inteligencia y sus visiones. Les gusta asociarse con buenos amigos, y no les gusta ninguna pelea en público. Quieren que otros sepan lo interesantes que son. Pueden sentirse un poco claustrofóbico con una pareja que le mantengan y se sienten mejor cuando tienen su propio espacio de vez en cuando. Como amigo, que puede ser miembro de muchos grupos o clubes. Las asociaciones revolucionarias son el lugar perfecto donde pueden conocer a mucha gente que les gusta, pero emocionalmente son un poco solitarios, pueden estar a solas cuando están ocupados. Pueden ser una calmante influencia cuando alguien necesita equilibrio, que pueden atraer a personas excéntricas o marginadas. Venus en Acuario trata a todos con la misma cantidad de respeto. Creativamente, está un paso por delante de la multitud. Su inspiración no es entendida todavía por la mayoría, pero si llega ese momento, ya se han trasladado a algo nuevo. Las personas que nacen con Venus en Acuario, llaman la atención porque son fuera de lo común. No son críticos y no saquen a relucir viejas heridas. Nunca son aburridos debido a su naturaleza espontánea. Los que se sienten atraídos por Venus en Acuario deben ser capaces de coincidir intelectualmente en algunos ideales altruistas, deben permitir la libertad suficiente para pasar algunas noches con sus amigos. El matrimonio es retardado hasta que hayan tenido tiempo para explorar todas las facetas de la relación. Son curiosos y disfrutan del estímulo intelectual de su pareja. No les gusta estancarse, y tienen una capacidad única de poder dar un paso atrás y obtener una nueva perspectiva desapegada sobre cada situación. Mientras que los demás lo ven tranquilo, no dudarán en provocar un poco de controversia para hacer las cosas más interesantes.

Venus retrógrado en Acuario: Aquí, el individuo se encuentra más a gusto en la primera fase del proceso retrógrado (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora), en la que puede explorar las necesidades que vislumbra momentáneamente, antes de sentirlas realmente en su vida. A veces puede tener la imperiosa necesidad de ayudar a los demás hasta el punto que puede llegar a estorbarles si no tiene razón de ser. Es tremendamente independiente y no acepta con facilidades restricciones o limitaciones en su vida. A veces, repartirá su cariño entre muchas cosas, personas y experiencias, lo que hará que quienes le rodean sientan frustradas sus propias capacidades para concentrar sus energías. No obstante, gran parte de esta dispersión es un mero reflejo de su carácter fuertemente cambiante. A menudo es extremadamente susceptible a su entorno y debe procurar cambiar su actitud ante la vida para sentirse equilibrado. Se trata de una persona rebelde y amante de su libertad. Es demasiado susceptible a la gente que le impone su voluntad, pero al mismo tiempo es consciente de qué es lo mejor para los demás. Por eso suele carecer de perspectiva en sus relaciones personales. Siente un ávido interés por casi todo, y suele verse involucrado con algunas de las personas más extrañas. Los convencionalismos le resultan demasiado aburridos como para prestarles una gran atención, a pesar de que los necesite para sentirse seguro de sí mismo de lo que creen los demás. Durante la primera fase, explora activamente lo desconocido, mientras que en la tercera fase (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido) vuelve a explorarlo o bien examina pequeñas muestras de conocimiento del pasado. Es a lo largo de esta tercera fase que muchos de los que tienen esta posición disfrutan investigando antiguas civilizaciones o documentos pocos conocidos de otras épocas. En otros muchos, comporta un gran interés por la astrología y los temas esotéricos. Dejando a parte toda la artificialidad de la vida, es una persona muy solitaria. En realidad, su necesidad impersonal de ayudar a los demás no es más que un disfraz para tratar de conseguir su regreso a la humanidad que de alguna forma le rechazó en otra encarnación. Así, no espera nunca una total intimidad durante un largo período de tiempo, pero se contenta sabiendo que ahora sus creencias y sus ideas son aceptadas. Y se desviará de su camino kilómetros y kilómetros sólo para ganar su aceptación.


Venus en Piscis: Personas románticas y poco realistas, de naturaleza compasiva y muy sensibles, que se identifican fácilmente con los sentimientos de los demás. Se entregan en sus relaciones de una forma desinteresada y afectuosa. Tendencia a idealizar a la pareja. Está en el Signo de su propia exaltación, donde también se mezcla con los rayos benéficos de Júpiter, y como Piscis es un Signo acuoso esta posición significa una naturaleza emocional poderosa, sojuzgada y dominada por el elemento sentimental inherente al Signo de la Casa 12. Esta posición indica, por lo tanto, a una persona capaz de abrigar un sentimiento tal como el sentido por nuestro Salvador cuando dijo: "Venid a mí todos los que sois débiles y lleváis carga pesada, que Yo os proporcionaré el descanso". Así, pues, Venus en Piscis indica una naturaleza anhelosa y dispuesta a ayudar a aquellos que están afligidos por alguna enfermedad del cuerpo o que sufren dolores y tristezas. Movidas por la compasión, tales personas a menudo se emplean en instituciones caritativas o en cárceles donde pueda encontrar una salida su compasión. Esta posición da también un intenso amor hacia la música y, cuando otras configuraciones lo prueban, da una habilidad considerable para expresarla, bien vocal o instrumentalmente, porque la música es la manifestación más maravillosa de la emoción profunda que es capaz de sentir el alma humana. Las personas con Venus en Piscis están especialmente propensas a verse dominadas económicamente por parte de los demás y verse envueltas en litigios y dificultades por un matrimonio ilegal. Para Venus amar significa soñar. Aún y teniendo al príncipe azul en carne y hueso, siempre existirá un elemento platónico en el romance. Estos seres se enamoran de lo que puede ser y no de lo que es. Compartirán momentos mágicos y raptarán a su pareja (si se  deja raptar) al país de Nunca Jamás: Allá donde el tiempo no existe. Tienes una gran necesidad de amor y comprensión, y sin que esto puede sentirte perdido. Así, gran parte de tu tiempo puede caer en y por el amor. Nadie puede experimentar los altibajos extremos que enfrentan en la vida amorosa una Venus en Piscis. Esta sensibilidad dota a una persona de gran comprensión, pero es muy dependiente y necesita a un compañero sólido y realista. Esta vulnerabilidad es tu atractivo. Con tu calidez y gracia, que no tienes problemas para establecer relaciones cercanas. Estás dispuesto a convertirte en algo dependiente en una relación y si este no es el caso, entonces puedes atraer a una pareja que se vuelve dependiente de ti. Este Signo, más que ningún otro, está llamado a hacer sacrificios por el bien de los seres queridos. Es  probable que la mayoría sienten atracción por personas que se aprovechan de ellas. Tus reglas viene del corazón y no de tu cabeza, y es poco lo que se puede hacer sobre esto. Tienes un talento para la recogida de los que son pisoteados, desgraciados, o en algún tipo de necesidad. Con buen juicio y evitando la sensibilidad extrema evitarás estar expuesto a daños. Hay una tendencia a sufrir en silencio, y cuando los asuntos no van bien en una relación, en vez de actuar te sientes como un mártir, y que a veces puedes llevar esta actitud demasiado lejos. Fuertes sentimientos a veces te nublan la realidad. Tu intuición está muy desarrollada, y te relacionas profundamente con el arte, la poesía, la naturaleza y la música. Puedes tener talentos especiales o simplemente una maravillosa sensación de aprecio. Venus en Piscis es un encantador de ensueño, de corazón blando. Son atractivos, juguetones, románticos, sensibles, pero esto puede ser un poco frustrante ya que no sólo son sensibles a su pareja, sino con todos. Venus en Piscis quiere que su pareja sepa lo que es el amor incondicional, se sienten atraídos por aquellos que necesitan ayuda, hasta el punto que puede atraer situaciones que requieren un poco de sacrificio. Les gusta salvar a la gente, como también que sean salvados. Venus en Piscis le gusta la ternura, no son los más fiables, generalmente porque tienen miedo de hacer daño. Trata de ser comprensivo, ya que no siempre se entienden, en realidad hasta le gusta la idea de no ser comprendido. Son compasivos y sensibles, tienen un sentido del humor en el amor, pero a menudo sufren altibajos en su estado de ánimo. Les molesta las personas agresivas y las evitarán con todos los medios posibles. Si se mira en el diccionario "nostalgia", habrá una foto de Venus en Piscis como definición. Tienen grandes deseos de conectar profundamente con un compañero, pero es difícil que encuentren el perfecto Príncipe Azul. Les gusta la libertad y no estar atado a horarios y funciones rutinarias. Pueden tener dificultades para decir no a la gente. La persona con Venus en Piscis es cambiante, y pueden parecer completamente diferentes para distintas personas. Tienen la habilidad de conectarse con las emociones de los demás, y pueden adaptarse para satisfacer las necesidades de quienes los rodean. Venus en Piscis tiene la capacidad de entender a la gente y los perdona, no importa el qué. Es difícil que sepan definir los límites a su alrededor. Tienden a ser aprovechados su sentido de la hospitalidad y de empatía. A menudo se sienten solos o decepcionados a menos que consigan en el amor afectuoso una clara demostración de que son amados. Tienen miedo de resultar heridos, y pueden dudar a la hora de expresar sus propios sentimientos. Es importante para Venus en Piscis que aprende a protegerse. En la amistad, no dudarán en ayudar cuando se lo necesita. Son oyentes reflexivos que pueden identificarse con cualquier situación. Pueden llegar a ser demasiado dedicados a las emociones de los demás. Es importante para ellos mantenerse alejados de los que se escurren emocionalmente. Las personas con Venus en Piscis tendrán un gran éxito si trabajan con temas paranormales, como las vidas pasadas, sueños o el ocultismo. Son actores innatos, porque pueden explotar las emociones de los demás con facilidad. Venus en Piscis tiene una cualidad mística que lo hace atractivo. Para aquellos que quieren una Venus en Piscis como compañero, tendrán que dar el primer paso, ser cariñoso y demostrativo en el amor, y siempre sensible y amable.

Venus retrógrado en Piscis: Aquí, el individuo pasa la mayor parte del tiempo en la tercera fase del proceso retrógrado (repitiendo mentalmente la primera fase -tratando de vivir el futuro ahora-, de modo que, en realidad, está reviviendo la mirada hacia el futuro que ya ha ocurrido), puesto que sigue reabsorbiendo el sueño de un antiguo amor. Experimenta una enorme soledad y, en silencio, tiene la impresión de que está separado de la realidad tangible que cree desear. Tremendamente romántico en anteriores encarnaciones, sigue remontándose a viejas fantasías. Es poco convencional y le gusta sentirse independiente mientras pueda contar con el apoyo de alguien. Fuertemente impresionable en su juventud, muchas de las experiencias por las que pasa son repeticiones de las escenas de los cuentos de hadas con los que se identificaba. De hecho, no empieza a darse cuenta de ello hasta la mitad de su vida. Es una persona difícilmente accesible porque, en realidad, es muy posesivo de las ilusiones que le impiden verse a sí mismo, y cada vez que su espejo está a punto de hacerse añicos vuelve a crear nuevas ampliaciones para dichas fantasías, de modo que puedan liberarle todo lo posible de las restricciones que sufre en su realidad actual. En realidad, no se encuentra cómodo en las circunstancias que le rodean en esta encarnación. Sin embargo, no se da cuenta de que es él mismo quien las elige ni quiere hacerse cargo de ello. Encuentra más fácil creer que la vida le ha estado arrastrando, a veces incluso contra su propia voluntad. Tiene un miedo terrible a ser poseído, tanto por la gente como por las circunstancias que en algún momento del futuro puedan exigirle algo. En esta inseguridad inconsciente siente que quizá no sea capaz de cumplir con tales exigencias. Esta posición de Venus tiende hacia el masoquismo que origina muchas situaciones que castigan al sí-mismo cósmico y al mismo tiempo crean un gran dolor en su interior. Cuanto más permite esta persona que las viejas ilusiones penetren en sus actuales sentimientos, más se separa de los sentimientos del presente que dice querer experimentar. En sus relaciones con los demás, tiene tendencia a retraerse en la pisciana niebla gris que le envuelve como un amortiguador contra el presente.  Ésta es una de las posiciones más difíciles para la comprensión de un amor personal. Por ello, a través del karma debe procurar alejar sus esperanzas del plano personal de expectativas para su sí-mismo inferior, y en su lugar empezar a sentir una armonía divina sobre el cual basar su realidad. Muchos individuos con esta posición han experimentado la pérdida de un amor personal en una encarnación anterior. Ahora, en esta vida, siguen buscando inconscientemente aspectos de ese amor en cada persona que conoce, hasta el día en que se den cuenta de que su alma ha preferido transformarse más allá de las necesidades de una gratificación egoísta. En consecuencia, en esta posición el dolor aparece en la tercera fase del proceso retrógrado, en la que el individuo se transforma en un activo dador para la humanidad al pasar impersonalmente a la primera fase (saltando fuera de si mismo, tratando de vivir el futuro ahora).


                    Om Tat Sat